AHORA MADRID TRABAJA EN LOS NÚMEROS QUE HACIENDA YA RECHAZA

El nuevo choque de trenes entre Montoro y Carmena amenaza los presupuestos de 2017

Sánchez Mato propuso las lineas maestras de los presupuestos del próximo año y la semana que viene el pleno votará su plan financiero. Hacienda pone ya problemas

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto al concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto al concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato. (EFE)

El Ministerio de Hacienda en funciones dirigido por Cristóbal Montoro vuelve a colisionar con el Ayuntamiento de Madrid por un tema ciertamente recurrente: los presupuestos del año que viene. En realidad, las cuentas públicas de 2017 están siendo confeccionadas y no se aprobarán hasta el mes de diciembre, pero Ahora Madrid presentó este jueves las lineas fundamentales acordadas en la Junta de Gobierno y que actuarán como el prólogo de un proyecto que necesariamente debe contar con el apoyo de los socialistas. El concejal delegado Carlos Sánchez Mato esbozó los principios de los segundos presupuestos que elabora la corporación municipal con Manuela Carmena al frente: incrementar el gasto social, amortizar menos deuda y no bajar, de momento, los impuestos. Sin embargo, Hacienda se apresuró a poner freno al consistorio de la capital recordando en un comunicado a las pocas horas que no aceptó a principios del verano el plan financiero del edil por incumplir la regla de gasto... y que si los presupuestos van en esa linea, tampoco los aprobará.

Aunque el Ayuntamiento asegura recibir este aviso "con tranquilidad" según explican a este diario fuentes del Gobierno, por estar haciendo las cosas "de forma correcta", la advertencia del ejecutivo en funciones sorprende en el Palacio de Cibeles, que todavía no ha presentado un proyecto concreto presupuestario. Lo que pretende recordar la cartera que dirige Montoro es que hace unos meses rechazó el plan económico-financiero de Sánchez Mato -considerado su propuesta estrella- por incumplir lo establecido en la ley de estabilidad presupuestaria y que hasta que no presente uno 'válido' a sus ojos, no podrá aprobar los presupuestos. Precisamente la próxima semana el grupo de Ahora Madrid llevará al pleno municipal el plan económico del concejal con, en teoría, los cambios que exigía el PSOE-M para sacarlo adelante.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados. (EFE)
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados. (EFE)

Precisamente los socialistas se abstuvieron en la comisión de Economía cuando Sánchez Mato lo presentó, bloqueando su elevación al pleno, ya que PP y Ciudadanos votaron en contra. El entonces portavoz económico del PSOE, Ránses Pérez Boga, fue especialmente crítico con los planes del delegado señalando que incumplía a todas luces lo establecido en la ley de Montoro por la que se deben regir otros grandes ayuntamientos, advirtiendo además de la posible intervención del Ministerio si Madrid hacía caso omiso. Sin embargo, fuentes del grupo socialista municipal aseguran que tras el cese de Pérez Boga y con Carlota Merchán al frente de la portavocía, su postura no ha cambiado y que sólo apoyarán a Ahora Madrid si el plan incluye los cambios exigidos.

Por su parte, las lineas maestras de los presupuestos en los que trabaja Ahora Madrid van en la linea con la política económica desarrollada por el equipo de Gobierno tras su desembarco en el Ayuntamiento. Sánchez Mato anunció que prevén aumentar las inversiones un 10,7% hasta los 459 millones de euros con respecto al año anterior y continuarán apostando por pagar menos deuda, en concreto 200 millones menos que en 2016. El incremento del gasto social vendría justificado por las previsiones de ingresos, que podrían crecer un 4,65%, gracias a las medidas fiscales puestas en marcha. Grupos de la oposición como PP y Ciudadanos reprochan al consistorio no apostar por una bajada de impuestos, en especial el IBI, para "aliviar la carga fiscal" de las clases medias madrileñas en un momento como el actual.

Aunque ningún grupo levanta las cartas en su postura final de cara al pleno municipal de la próxima semana, los populares dirigidos por Esperanza Aguirre y el grupo de centro liderado por Begoña Villacís votarán en contra. El portavoz económico de Ciudadanos, Miguel Ángel Redondo, insiste en que el plan financiero-económico ideado por Sánchez Mato "se salta la regla de gasto" e insiste a este diario en que "no tiene sentido hacer unos nuevos presupuestos en base a un plan que Hacienda no aprobará". Los centristas recriminan a Sánchez Mato hacer la política del "no vamos a atender a ninguna norma" y temen, como alertó Pérez Boga, una sanción por parte del Ministerio.

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre (c), conversa con la portavoz socialista, Purificación Causapié, durante el pleno del consistorio de la capital. (EFE)
La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre (c), conversa con la portavoz socialista, Purificación Causapié, durante el pleno del consistorio de la capital. (EFE)

El plan de Sánchez Mato que Hacienda se apresuró a 'tumbar' fue confeccionado al incumplir la regla de gasto pautada por el Ministerio. Sánchez Mato insistió entonces en que para ejecutar la ley de estabilidad presupuestaria tendría que, por un lado, “hacer recortes brutales” que no estaba dispuesto a asumir y, por el otro, defendió su política de incrementar el gasto social teniendo en cuenta que Madrid tiene unos ingresos muy altos “que deben invertirse en dar servicios a la gente”. El problema es que la 'ley Montoro' establece con claridad el gasto máximo que las administraciones pueden llevar a cabo, independientemente del superávit que tenga el ayuntamiento, como es el caso madrileño.

Tanto miembros del PSOE-M como del grupo municipal de Ciudadanos reconocen estar a favor “de que la normal se flexibilice” de alguna manera, pero como afirma el concejal de centro, Miguel Ángel Rendondo, “hoy por hoy la ley vigente es la que es y no se puede incumplir”.

Hacienda por su parte, mostró una postura taxativa pese a no tener todavía el proyecto de presupuestos sobre la mesa, al afirmar que: "El único Plan propuesto por el Ayuntamiento al Ministerio no puede ser aprobado, entre otras cosas porque prevé un incremento de su techo de gasto de 2014 a 2017 cerca de 700 millones de euros con un decremento considerable de su capacidad de financiación, algo incompatible con los objetivos de estabilidad asignados al Reino de España". Y fue más allá advirtiendo la necesidad de que el consistorio de Ahora Madrid confeccione uno nuevo: "En virtud de la normativa de Estabilidad Presupuestaria el Ministerio debe aprobar el Plan Económico Financiero del Ayuntamiento de Madrid por ejercer su tutela financiera y corresponder al Ministerio en este caso la aprobación definitiva del mismo".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios