El abandono del 'fichaje estrella' de Mayer resucita la inestabilidad de Madrid Destino
  1. España
  2. Madrid
RETOS Y COMPLICACIONES DEL ÁREA DE CULTURA MADRILEÑA

El abandono del 'fichaje estrella' de Mayer resucita la inestabilidad de Madrid Destino

Santiago Eraso ha decidido abandonar la dirección de la empresa cultural pública de forma voluntaria. El área baraja varios nombres para el sustituto que tendrá que abordar muchos temas pendientes

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la concejal delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, antes del pleno del Ayuntamiento. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la concejal delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, antes del pleno del Ayuntamiento. (EFE)

Madrid Destino, la empresa pública que se ocupa de la gestión cultural y el turismo en la capital, perderá a su director general en las próximas semanas. Santiago Eraso, el que fuera el 'fichaje estrella' de la delegada del área de Cultura, Celia Mayer, ha decidido marcharse de forma voluntaria por "motivos personales", según explican fuentes del Ayuntamiento. La nueva vacante, para la que se barajan ya varios nombres, devuelve la incertidumbre a una concejalía especialmente conflictiva desde el inicio de la legislatura y a una empresa que ha causado más de un quebradero de cabeza al Gobierno local.

La baja de Eraso se producirá en otoño, "no hay ninguna prisa", explican las mismas fuentes insistiendo en su satisfacción por el trabajo realizado por el intelectual, aunque los últimos meses en el cargo han sido especialmente turbulentos. Tras la polémica vivida en el Carnaval de Tetuán a causa de los titiriteros y que casi se llevó por delante a la propia delegada, el área ha ido midiendo cada paso dado. El punto de inflexión para Eraso llegó con la reorganización de Madrid Destino el pasado mayo, al anunciar Mayer la creación de una gerencia técnica que supervisaría toda la programación cultural de Madrid, competencia que antes recaía sobre el director vasco. Una sorpresa incluso para los grupos de la oposición, que reprocharon la duplicidad de funcionalidades que supondría cuando Madrid Destino ya es el resultado de tres empresas públicas y a su espalda hay demasiadas estructuras repetidas.

En todo caso, miembros del área aseguran que el nuevo director general de Espacios y Contenidos de la empresa pública trabajará "en el ecosistema de trabajo marcado por Eraso", pero, sobre todo, deberá enfrentar la gestión de un área con muchos agujeros. El principal concierne a los teatros de Madrid, en su mayoría descabezados. Tanto el Fernán Gómez como el Centro-Centro y el Circo Price se mantienen hoy por hoy sin director, mientras que el Matadero y El Español siguen pendientes de la resolución que confirmará su separación. Precisamente Eraso también tuvo que lidiar –junto a Celia Mayer– con la polémica generada por le cese del director del Español, Juan Carlos Pérez de la Fuente, y el cruce de acusaciones que se produjo entre la institución municipal y el ya exdirector.

La situación de los teatros públicos que el resto de partidos presentes en la Corporación municipal reprochan a un área que consideran "en permanente conflicto". Como explica a este diario la portavoz de Cultura del PSOE, Mar Espinar, "esto debería llevar ya una velocidad de crucero y estar resuelto. Llevamos un año de legislatura". Las críticas de los grupos también se dirigieron en más de una ocasión contra el director de Madrid Destino, hasta el punto de que distintos miembros del Ayuntamiento reconocen que no es una sorpresa la marcha de Eraso. De hecho, el pasado mes de junio el pleno del Ayuntamiento aprobó una proposición para destituirle.

Los planes de Madrid Destino y del área se vieron influidos por los altercados en cadena ocurridos dentro de la concejalía, empezando por la aplicación de la memoria histórica –que se saldó con la creación de un comisionado específico que dirige Paca Sauquillo–, hasta el festejo del carnaval, que se vio empañado por el espectáculo de los titiriteros y se saldó con la apertura de una investigación en el seno del Ayuntamiento que prometió depurar responsabilidades. Aunque la figura de Eraso estuvo en la picota por ser el responsable último del contenido en los espectáculos culturales de Madrid, finalmente fue Jesús Carrillo –director de Actividades Culturales del consistorio– el que fue destituido. Con el objetivo de evitar otra polémica similar a la sucedida en el carnaval, Mayer anunció una revolución de la empresa cultural pública y la creación de la gerencia técnica.

Además, Madrid Destino, cuyo presupuesto es de 53 millones de euros para la gestión de los principales espacios culturales de Madrid, ha afrontado otras marchas de direcciones generales en los últimos meses. La última fue la de Mar de Miguel, directora de Turismo, y justo antes el Ayuntamiento destituía a Mercedes Serrano por irregularidades en los contratos de la Cabalgata de Navidad y los Veranos de la Villa.

Ayuntamiento de Madrid Celia Mayer Programación
El redactor recomienda