fue inaugurado en 2007

Cifuentes retirará el campo de golf que hizo Aguirre en Chamberí... en 2018 para no pagar

La Comunidad anuncia que estudia recurrir el fallo del TSJM para pedir "aclaraciones", pero que lo desmantelará cuando venza el contrato para no abonar penalización al adjudicatario

Foto: Esperanza Aguirre, jugando al golf en Ávila. (Gtres)
Esperanza Aguirre, jugando al golf en Ávila. (Gtres)

El Gobierno regional que preside Cristina Cifuentes ha decidido desmantelar el campo de golf que Esperanza Aguirre construyó en los terrenos deportivos que el Canal de Isabel II tiene en el distrito de Chamberí. Pero el objetivo es hacerlo en 2018, que es cuando vence el contrato que ganó la empresa Proingest Management Asociados para gestionar las instalaciones deportivas y no pagar así una penalización por la rescisión del mismo. El Ejecutivo autonómico también ha anunciado este jueves que está estudiando recurrir la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que el pasado 26 de julio ordenó la adopción "de las medidas necesarias para la reposición y restablecimiento de la parcela a su estado físico anterior a la ejecución de las obras".

El Gobierno autonómico, que dirige el Canal, está pensando en recurrir para que el tribunal "aclare" mejor la sentencia, ya que "no queremos tirar toda una instalación deportiva que utilizan muchos vecinos de Madrid". La Asociación Parque Sí en Chamberí, que lleva años luchando contra el campo de golf y recuperar esta zona para los vecinos, explica que comparten la postura adoptada por la comunidad. "Está bien que esperemos a 2018 para que los madrileños no tengan que pagar una indemnización a la adjudicataria", señala la vicepresidenta, Mercedes Arce, que recalca: "Entendemos que la sentencia del TSJM se refiere al campo de golf, que ocupa dos terceras partes de las instalaciones y que apenas utilizan hoy los madrileños, pero no al resto de instalaciones como las pistas de pádel y los campos de fútbol, que sí se utilizan bastante".

El cartel de obras del campo de golf.
El cartel de obras del campo de golf.

La historia de estas instalaciones comenzó en el año 2003, cuando el Gobierno regional entonces presidido por Aguirre obtuvo la licencia de obras por parte del ayuntamiento de la capital para construir una instalación deportiva en los 118.944 metros cuadrados que el Canal de Isabel II tiene en el distrito de Chamberí. El proyecto inicial destinaba parte de esta parcela a una zona verde de uso público, un estanque ornamental, un campo de fútbol al aire libre y un pequeño helipuerto. Pero durante las obras, el proyecto cambió: el complejo incluiría un campo de prácticas de golf de nueve hoyos y la construcción de nuevos pabellones para vestuarios, almacén y cafetería.

Problemas con la licencia

Cuando faltaban seis meses para la finalización de los trabajos, la Dirección General de Gestión Urbanística del consistorio ordenó la suspensión de las obras, ya que los técnicos municipales entendieron que el Gobierno regional debía solicitar un nuevo permiso que amparara unas obras "ilegales", entre otras cuestiones por las afecciones paisajísticas que causaba la valla perimetral que iba a rodear el recinto para evitar que se escaparan las bolas. La comunidad no lo hizo, y en cambio en enero de 2007 declaró el proyecto "bien de interés general" y se inauguró el conjunto, incluido el campo de golf.

Comenzó entonces una batalla jurídica, liderada por los vecinos de la zona. Así, en 2010, el TSJM declaró que el campo de golf no cumplía los requisitos administrativos requeridos para justificar su condición de interés general, fallo que fue confirmado en diciembre de 2012 por el Tribunal Supremo. Para salvar el campo de golf, la comunidad, con apoyo del ayuntamiento, aprobó en julio de 2013 un plan especial (bautizado como 'Definiciones de redes públicas depósito nº 3 del Canal de Isabel II y regulación de condiciones de protección') para legalizar la situación de estos terrenos. La asociación vecinal recurrió este proyecto y ahora el TSJM les ha vuelto a dar la razón. Contra esta medida cabe recurso de casación, que es el que medita interponer el Gobierno de Cifuentes para que le aclare si lo que tiene que desmantelar es solo el campo de golf o toda la instalación deportiva.

La comunidad quiere crear una mesa con los vecinos y el ayuntamiento para decidir qué hacer con los terrenos cuando se desmantele el campo de golf

La Comunidad quiere crear una mesa con los vecinos y el ayuntamiento para decidir qué hacer con los terrenos cuando se desmantele el campo de golf. "Somos el distrito de Madrid con menos zonas verdes de Madrid. Tenemos 1,19 metros cuadrados de zona verde por vecino, mientras que en la capital la media es de 22 metros cuadrados. En el campo de golf se podría construir una escuela de música, pistas de baloncesto, que no tenemos, o pistas de hockey sobre hierba, deporte que se juega mucho en los colegios de Chamberí", señala Mercedes Arce. 

La explotación de la instalación fue adjudicada en mayo de 2013 por 4,1 millones a la firma Proingest Management Asociados, que no ha querido hacer comentarios. Ecologistas en Acción cree que esta empresa no está cumpliendo el pliego de concesiones y que por tanto se le podría rescindir el contrato sin tener que pagar penalizaciones.

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios