la comunidad no está dispuesta a pagar

El destituido del Canal de Isabel II desafía a Cifuentes: reclamará 600.000 euros

Edmundo Rodríguez Sobrino, expresidente de Inassa, despedido por aparecer en los papeles de Panamá, puede exigir 580.000€. Ya ha comenzado el arbitraje previo a la demanda

Foto: Edmundo Rodríguez Sobrino
Edmundo Rodríguez Sobrino

El Canal de Isabel II, la mayor empresa pública de la región, se enfrenta a nubarrones judiciales que pueden afectar a sus arcas. Edmundo Rodríguez Sobrino, expresidente de Inassa (la matriz del Canal de la que dependen las sociedades suramericanas), destituido por Cristina Cifuentes después de que El Confidencial desvelara que aparecía en los 'papeles de Panamá', tiene previsto demandar al Gobierno regional por su despido, según ha podido saber este diario de fuentes del Canal. El propio Rodríguez Sobrino no ha querido ni confirmarlo ni desmentirlo. "Que os informe el Canal", señaló.

La demanda aún no se ha producido. El contrato que mantenía con Inassa incluía un arbitraje previo en que ambas partes (Rodríguez Sobrino e Inassa) pueden elegir a las personas que les van a representar. Ahora mismo se está en esa fase, pero fuentes de la dirección del Canal aseguran que su intención es no pagar ni un euro al exdirectivo. Inassa no mantenía un contrato con Rodríguez Sobrino, sino con su bufete de abogados, Rodríguez Sobrino Abogados Asociados. "Se trataba de un contrato mercantil", señalan las mismas fuentes, "que el Canal decidió romper por perdida de confianza".

Inassa, es decir, el Canal, pagaba unos 29.000 euros mensuales al bufete de Rodríguez Sobrino para que este llevara la presidencia de la filial. La ley colombiana (Inassa está domiciliada en ese país) permite ejecutar la totalidad de un contrato. Según las mismas fuentes, el contrato con el bufete terminaba en diciembre de 2017, por lo que como Inassa lo rescindió en abril de este año, Rodríguez Sobrino podría reclamar los 20 meses de diferencia, unos 580.000 euros. Cristina Cifuentes y su número dos en el Gobierno regional, el consejero Ángel Garrido (a la sazón presidente del Canal), han dado órdenes al nuevo director gerente del Canal, Rafael Prieto Martín, de revisar los salarios de todos los directivos de las empresas que el Canal tiene en Suramérica.

Cristina Cifuentes y su mano derecha Ángel Garrido
Cristina Cifuentes y su mano derecha Ángel Garrido

Es solo el primer paso. El Ejecutivo autonómico ha decidido adelgazar la estructura del Canal de Isabel II en Iberoamérica y deshacer parte del camino andado por anteriores Ejecutivos del PP. La nueva dirección ha abierto un "periodo de reflexión" para decidir qué hacer con la veintena de sociedades en las que el Canal participa al otro lado del Atlántico. De momento, se ha decidido cerrar aquellas empresas con poco volumen de negocio y escasa plantilla, como las que hay en México y Venezuela, y dejar de lado nuevos proyectos y adquisiciones.

Tres empresas 'offshore'

Edmundo Rodríguez Sobrino llegó a Inassa en el año 2006 de la mano de Ignacio González, que entonces era vicepresidente del Gobierno regional y por lo tanto presidente del Canal. El ya exdirectivo de Inassa fue uno de los 'espiados' en el famoso viaje que González realizó a Colombia a finales del verano de 2008, y que motivó una denuncia judicial del propio González. Rodríguez Sobrino aparece en los papeles de Mossack Fonseca relacionado con tres empresas radicadas en Hong Kong. Las tres fueron creadas antes de abril de 2012, cuando España dejó de considerar oficialmente paraíso fiscal a esta antigua colonia británica. Se trata de las empresas Asia Drilling, Luntam Holding e Idra Drilling. Tras conocerse que tenía cargos en estas tres empresas, Cifuentes decidió destituirle por perdida de confianza.

No han sido los únicos cambios que la presidenta regional ha hecho en El Canal, tras destaparse una serie de irregularidades en las firmas suramericanas. PSOE y Podemos, muy beligerantes en este asunto, han exigido que la Cámara de Cuentas de Madrid fiscalice todas estas compañías. El entramado tejido por la mayor empresa pública de Madrid en Suramérica es extenso. Canal de Isabel II creó en diciembre de 2001 Canal Extensia, que a su vez adquirió el 81,24% de Inassa (Sociedad Interamericana de Aguas y Servicios SA), con sede en Barranquilla (Colombia). Su actividad principal "es la gestión de los procesos del ciclo integral del agua" y tiene participación en 20 sociedades en Colombia, República Dominicana, Ecuador, Panamá, Brasil, Costa Rica, México y Uruguay.

Trabajadores del Canal de Isabel II
Trabajadores del Canal de Isabel II

Cifuentes también destituyó a María Fernanda Richmond, directora financiera y de desarrollo de negocio, y a Fernando de Cevallos Aguarón, director de Recursos. En el caso de Richmond, que llevaba en el cargo desde diciembre de 2007, el Gobierno regional quería que se asumieran responsabilidades en la desastrosa operación de compra de la filial brasileña Emissao Engenharia e Construçoes, SA Ltda. Como adelantó El Confidencial, en noviembre de 2013 el Ejecutivo presidido entonces por Ignacio González pagó 21,4 millones por esta sociedad, que un año después tenía un valor contable de solo cinco millones, cuatro veces menos. Richmond era la responsable económica del Canal durante esta operación de compraventa. El pasado 30 de junio el consejo de administración del Canal aprobó por fin llevar a la Fiscalía la compra de esta firma brasileña.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios