exigirá MODIFICARLO SI QUIEREN CONTAR CON EL SÍ EN EL PLENO

El PSOE 'aprieta' más a Ahora Madrid y exige cambios para aprobar su plan financiero

El plan financiero de Carlos Sánchez Mato irá al pleno la próxima semana. El PSOE-M exigirá cambios sustanciales para dar su apoyo e incluso planteará congelar la propuesta por el momento

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), y la portavoz del PSOE-M en el Ayuntamiento, Purificación Causapié. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), y la portavoz del PSOE-M en el Ayuntamiento, Purificación Causapié. (EFE)

El Plan Económico-Financiero de Ahora Madrid, 'propuesta estrella' ideada por el delegado Carlos Sánchez Mato ante la certeza de que el Gobierno municipal incumplirá lo establecido en la Ley de Estabilidad Presupuestaria -porque para cumplir con la regla de gasto se verían obligados a "hacer recortes brutales", según el concejal-, se enfrenta a su primera prueba de fuego la próxima semana en el pleno. Una vez más, todo está en manos del PSOE, que podría dar el sí con algunas modificaciones que exigirá o 'tumbarlo' definitivamente, después de que este lunes diera un toque de atención en la comisión de economía, al abstenerse en la votación previa. Sin el apoyo de los socialistas, el plan no saldrá adelante porque PP y Ciudadanos votarán en contra.

La propuesta de Sánchez Mato para los ejercicios de 2016 y 2017 va encaminada a aumentar el techo de gasto social en el Ayuntamiento de Madrid, mientras se mantiene la reducción progresiva de la deuda, amparado en que la capital española no solo no tiene déficit sino que registra un importante superávit. Sin embargo, la ley ideada por Cristóbal Montoro que todos los municipios españoles deben aplicar impide la operación pretendida desde el consistorio dirigido por Manuela Carmena. La normativa establece con claridad el gasto máximo que las administraciones pueden llevar a cabo, independientemente del superávit que, aunque exista, no puede destinarse a ese fin.

De ahí que, por iniciativa propia, el Ejecutivo municipal, "anticipándose a lo que pueda suceder", ha elaborado un plan que el Ministerio de Hacienda debe aprobar en última instancia, y que supone una corrección de unos 500 millones de euros en los dos años próximos. Un importe "excesivo" a ojos de los socialistas, que no están de acuerdo en que la propuesta del Gobierno municipal maneje "esas cifras tan cerradas" para ejercicios futuros y, si finalmente Sánchez Mato pretende elevarlo al pleno municipal, exigirán que bajen la cantidad para contar con su apoyo.

Las portavoces del PP en el Ayuntamiento de Madrid Esperanza Aguirre (i), y de Ciudadanos, Begoña Villacís. (EFE)
Las portavoces del PP en el Ayuntamiento de Madrid Esperanza Aguirre (i), y de Ciudadanos, Begoña Villacís. (EFE)

Miembros del PSOE-M explican que el grupo no está dispuesto a "saltarse la ley", a pesar de que su responsable en materia económica, Ransés Pérez Boga, la tilda de "incoherente y perversa". Aun así, Pérez es taxativo en la obligación de "obedecer las leyes", y la verdadera solución para los socialistas pasaría por congelar el plan propuesto por Ahora Madrid, al menos de momento y con la vista puesta en las Cortes recién constituidas, que podrían promover un cambio legislativo en la Ley de Estabilidad Presupuestaria antes de que termine el año con una mayoría alternativa al PP.

El grupo liderado por Puri Causapié considera que el proyecto de Sánchez Mato supone "ponerse la venda antes de tener la herida", porque el plan financiero pretende presentarse ya ante el ministerio, cuando hasta el mes de diciembre -fecha en que se ejecutan los Presupuestos- no se incumplirá la norma. De hecho, los socialistas reprochan el empeño del delegado de Economía y Hacienda por "romper una ley orgánica sin esforzarse lo bastante antes", según trasladan a este diario.

El Partido Socialista madrileño dedicará los próximos días a negociar con el equipo de gobierno, al que sostienen en el Palacio de Cibeles, con dos propuestas sobre la mesa. Por un lado, que Ahora Madrid acepte esa congelación del plan a la espera de un cambio legislativo y, sobre todo, en un intento de no incumplir una ley que podría incluso suponer la intervención del consistorio. O, como segunda opción y si Sánchez Mato insiste en llevar al pleno su propuesta, pedirán a Ahora Madrid modificar el importe incluido de 500 millones por otro "más razonable" que no comprometa tanto las cuentas del ayuntamiento, para evitar romper la regla de gasto por completo y esperar a que Hacienda decida aceptarlo.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié. (EFE)
La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié. (EFE)

Algo que, según el grupo municipal del PP, no ocurrirá porque la cartera que todavía dirige en funciones Cristóbal Montoro no lo aceptará "ni harto a copas de vino", manifestó el concejal José Luis Moreno, que hizo hincapié en la importante "pérdida de autonomía del consistorio" que podría acarrear esa actuación. En la misma línea, el concejal de Ciudadanos Miguel Ángel Redondo tilda de "chapuza" el plan de Ahora Madrid, pese a estar de acuerdo en que haya "una mayor flexibilidad" en el ayuntamiento con respecto a la ley orgánica. Las dos formaciones votarán en contra de la propuesta en el pleno.

La alternativa del PSOE para flexibilizar el techo de gasto y contar al mismo tiempo con el beneplácito del Gobierno de la nación pasaría por instarle a modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria a través de la Ley de Capitalidad de Madrid, que permitiría hacer un "traje a medida" para la ciudad, dada su singularidad. Los socialistas coinciden con Ahora Madrid en la necesidad de aumentar el gasto y la inversión, pero la vía para hacerlo supone la mayor discrepancia.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios