Líneas del Metro de Madrid cortadas: rutas alternativas al cierre de la Línea 1
  1. España
  2. Madrid
Las rutas alternativas al cierre de la línea 1

Líneas del Metro de Madrid cortadas: rutas alternativas al cierre de la Línea 1

Preguntas y respuestas sobre el cierre de la Línea 1 de Metro de Madrid

Foto: Campaña publicitaria de Metro de Madrid
Campaña publicitaria de Metro de Madrid

Si es usted un habitual de los ajados vagones de la línea 1 de Metro Madrid, despídase por un tiempo de sus característicos interiores en tonos marrones de otra época. Este domingo comienza el cierre de la línea 1 por obras que se extenderán durante los próximos cuatro meses hasta el 28 de octubre. Unas obras envueltas en la polémica y que podrían acarrear nuevas quejas debido a los retrasos y a la aglomeración de viajeros.

El cierre de una de las venas neurálgicas del Metro de Madrid plantea a muchos viajeros decantarse por otras rutas de viaje. La primera de las opciones es el uso de los servicios especiales de autobús y por consiguiente encontrarse con una posible aglomeración de viajeros -un autobús no puede transportar el mismo número de personas que un tren-, además de los posibles atascos en el centro de la ciudad. Otra de las opciones es la búsqueda de rutas alternativas para desplazarse por el centro de la ciudad. Antes de revisar la polémica, éstas son algunos trayectos alternativas a la línea 1 de Metro.

Algunas rutas alternativas

De Villa de Vallecas a Plaza de Castila

Vallecas es uno de los barrios que se verán más perjudicados por el cierre. Sus dos alternativas: los servicios de sustitución de autobuses o el Cercanías. Los principales problemas: transbordos y más tiempo de espera.

De Barajas a Atocha

La alternativa al metro para desplazarse desde la T4 hasta Atocha es sencilla, coger el Cercanías. Un viaje directo y sin cambios de andén. En relación con el aeropuerrto, el mayor problema se encuentra en las terminales T1, T2 y T3 por las que no discurren los servicios de Renfe. ¿Alternativas? Metro hasta la T4 o Nuevos Ministerios, y ahí cambiar al Cercanías.

De Núñez de Balboa a Atocha

El Cercanías es, de nuevo, la mejor alternativa para moverse entre la zona de Núñez de Balbo (barrio Salamanca) y la estación de Atocha. Además de los autobuses disponible, tras una caminata de alrededor de un cuarto de hora hasta Recoletos, los trenes de Renfe son la mejor opción para desplazarse hasta Atocha.

De Embajadores a Plaza de Castilla

La línea 10 de Metro es la gran alternativa al cierre de la 1. Discurren por caminos paralelos, por lo que en el caso del trayecto Embajadores - Plaza de Castilla, hay que dar un pequeño rodeo hasta Plaza de España para poder llegar a destino. Un desvío estimado en 10 minutos más de viaje y, en función de la hora, posible saturación de los vagones.

¡Ojo! Octubre será el mes más complicado

Los dos aplazamientos del inicio de las obras, una para que el Ayuntamiento de Madrid pudiese dotar a la Comunidad con una flota de 43 autobuses para sustitutir el servicio de la línea 1, y otra motivada para paliar los efectos de las huelgas en Renfe-Cercanías han agravado las previsiones de retrasos y aglomeraciones para los primeros meses tras el verano. Si las obras, que comienzan el 3 de julio, duran cuatro meses, el término de las mismas se prevé para principios de noviembre. Es decir, la línea 1 permanercerá cerrada durante los meses de julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre.

En un principio, con la primera convocatoria de cierre de línea, los meses más problemáticos eran junio y septiembre. Con el retraso de las obras, Septiembre y Octubre, los meses con más tránsito de personas, se asoman con nubarrones para madrileños y empresas del servicio de transporte como Metro y EMT. De hecho, octubre fue el año pasado el mes con mayor número de viajeros, con 93,2 millones de transeúntes.

La polémica

Atascos y, por ende, el colapso del tráfico en Madrid fueron la chispa que inició el conflicto entre la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid por el cierre de la línea 1. Uno de los perjuicios que implican las obras es la congestión del tráfico del centro y las rutas alternativas al metro. Por este motivo, el Ayuntamiento hizo llegar un un estudio de movilidad a la Comunidad donde alertaba de los posibles atascos que puedan formarse.

Cifuentes se escudó en “los informes técnicos (de Metro) que aconsejan realizar la obra de esa manera". La solución: 43 autobuses de la EMT, con una frecuencia media de alrededor de 4 minutos, que facilitará el Ayuntamiento de Madrid para paliar los inconvenientes del cierre. Unos autobuses que para apaciguar el enfrentamiento entre el Gobierno regional, gobernado por el PP, y el Ejecutivo local, liderado por Ahora Madrid, pagará la Comunidad de Madrid.

¿Un cierre total o un cierre en dos tramos?

Una de las alternativas al cierre total de la línea era realizar las obras por tramos. De esta forma, se evitaría que las obrasen mantivuesen cerrada la línea 1 durante los meses más problemáticos como octubre y noviembre.

En nuestra humilde opinión, esta sería un poco la solución. Por favor @ccifuentes, vamos a darle una pensada https://t.co/ZMmnw5Pp5i

Tras los aplazamientos esta posibilidad toma más sentidos ya que las obras se extenderán en el período en el que Metro de Madrid transportó mayor número de viajeros el año pasado. A pesar de ello y de acuerdo a las explicaciones dadas por Metro, los informes técnicos aconsejan hacer las obras simultáneamente para que sean más cortas, seguras y con menor impacto.

Los más perjudicados

Otra de las críticas que ha recibido el plan es que el barrio de Vallecas queda incomunicado del centro de la ciudad por metro. La línea 1 atraviesa el barrio y supone la conexión de miles de viajeros con sus trabajos y con el resto de la capital. La alternativa al servicio de buses sustitutivos para los próximos cuatro meses es el Cercanías, a pesar de que está alejado de las principales estaciones de la línea 1 a su paso por Vallecas.

Transporte
El redactor recomienda