el ayuntamiento ha decidido pagarle el alquiler

El incendio que devastó el pleno de Brunete... y la casa de la pensionista Manuela

El 6 de junio de 2015 un fuego devoró el salón del plenos y la casa contigua de una vecina. Un año después, ha colgado una pancarta para recordar al alcalde que sigue sin vivienda

Foto: La pancarta que ha puesto Manuela en su balcón.
La pancarta que ha puesto Manuela en su balcón.

"La cigüeña ha tenido más suerte que yo, la han tratado mejor. Resultó herida en el incendio y fue asistida en un centro de recuperación. Y mírala, ahí está de nuevo con su nido. Yo, en cambio, sigo sin vivienda, y esperando". Manuela Paz, 74 años, vecina de Brunete "de toda la vida", ha dicho basta. "He estado un año sin decir nada, callada, pero ya no aguanto más. Quiero regresar a mi casa".

Manuela lo perdió todo en el fuego que el 6 de junio de 2015 devastó el salón de plenos del Ayuntamiento de Brunete, municipio de 10.300 habitantes del oeste de Madrid. El incendio tuvo su origen en las dependencias municipales, contiguas a la casa de Manuela, y enseguida se propagó a su vivienda. "Jamás se me olvidará ese día. Había quedado con mi hermana para ver una actuación musical de uno de mis sobrinos. Faltaba poco para las siete de la tarde. Y al bajar a la calle, vi las llamas. Fui yo quien avisó a los bomberos". 

La plaza de Brunete fue reconstruida e inaugurada en 1946. Nueve años antes, en 1937, el pueblo había quedado gravemente dañado tras ser escenario de una de las batallas más encarnizadas que se libró en la Guerra Civil. En abril de este año, el Gobierno regional de Cristina Cifuentes declaró la plaza y la iglesia que está al lado Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de monumento. Aparte de ser la sede del Ayuntamiento, gobernado actualmente por el PP, varios vecinos viven en los laterales de la planta primera, con algunos comercios debajo. 

El incendio que devastó el pleno de Brunete... y la casa de la pensionista Manuela

"Estuve mirando desde la puerta de la iglesia cómo durante cuatro horas las llamas consumían la casa de mis padres, donde me crié con mis cinco hermanos. Me quedé en la calle con las llaves, el móvil, 50 euros y la ropa que llevaba", señala Manuela. Este mes se ha cumplido un año del inicio de su tragedia personal. Y cansada de esperar, el 6 de junio decidió colgar una pancarta en uno de sus balcones: "Un año del incendio y aún no tengo casa. ¿De quién es la responsabilidad, señor alcalde?".

Porque ese es el problema. ¿Quién tiene que pagar la rehabilitación del inmueble de Manuela? "El incendio surgió en el edificio del Ayuntamiento, y se propagó al mío. Es por tanto el consistorio el que debe arreglar mi vivienda. No hay otra". El Ayuntamiento asegura que lleva un año trabajando para recuperar "el pulmón emocional del pueblo" y espera que todos los trabajos, incluida la reforma de la casa de la vecina afectada, empiecen en septiembre

El tejado de madera de la casa de Manuela, cubierto por una lona.
El tejado de madera de la casa de Manuela, cubierto por una lona.
Una de las habitaciones de la casa de Manuela, la que da al balcón donde ha colgado la pancarta de protesta.
Una de las habitaciones de la casa de Manuela, la que da al balcón donde ha colgado la pancarta de protesta.

Todo el edificio es uno. Manuela asegura que su seguro solo pudo retirar los escombros de su casa, y que no puede reformarla hasta que el Ayuntamiento no arregle el techo de todo el inmueble. El techo, hecho de madera y cañiza, ardió como una tea cuando se desató el incendio, provocado por un cortocircuito, según un peritaje que encargó el consistorio. El equipo de gobierno local ya ha pagado 12.000 euros por "un estudio de patología" que revisó los daños estructurales del edificio, 21.175 euros por el "proyecto arquitectónico" que rehabilitará la zona dañada, y 43.800 euros en "cubrir y colocar un sistema de canalización en toda la techumbre afectada para evitar daños materiales a los locales comerciales y las viviendas afectadas".

El Ayuntamiento le paga ahora el alquiler

Manuela, pensionista, que trabajó toda su vida como administrativa en una empresa papelera, asegura que la lona provisional que cubre el techo no protege de humedades. "Mi sobrino, que tiene la carnicería justo debajo, ha tenido problemas". Pero lo que más le duele ha sido el silencio del Ayuntamiento todo este año. "Desde que se quemó la casa, no se han dirigido a mí". Un portavoz del consistorio asegura "que desde la misma noche de los hechos se ofreció a nuestra vecina una vivienda municipal para que se instalara allí, pero ella rehusó porque prefería irse con una familiar".

Manuela muestra el pasillo central de su casa.
Manuela muestra el pasillo central de su casa.

Manuela estuvo los primeros cuatro meses en casa de su hermana. "Al día siguiente del incendio tuve que ir a comprarme ropa. Perdí todo, hasta las fotos familiares que guardaba de recuerdo. Solo se salvó una vajilla". Pero Manuela, que no está casada ni tiene hijos, prefiere estar sola. "Tengo cinco hermanos, 18 sobrinos y 24 sobrinos nietos, pero yo soy muy independiente". Se alquiló una casa por 550 euros al mes que le paga su seguro, pero solo durante un año. Esta misma semana ha conseguido que el Ayuntamiento le abone el alquiler. "La mensualidad de junio ya la paga el consistorio, pero yo quiero volver a mi casa. Y no voy a parar hasta conseguirlo. Yo no me corto y haré lo que sea necesario. Llevaba un año callada, pero ya no aguanto más".

Desde el Ayuntamiento insisten en que no han dejado de lado a Manuela. "Esperamos empezar las obras en septiembre", valoradas en cerca de un millón de euros. Para ello, Brunete ha recurrido al Plan Regional de Inversiones (PRISMA) de la Comunidad de Madrid, que financia obras en los municipios madrileños. "Vamos a aglutinar toda la inversión prevista en Brunete para la ejecución de la reforma de la Plaza Mayor. Pero todo esto lleva sus plazos. El proyecto ya fue aceptado por la Comunidad de Madrid, quien lanzará en breve la encomienda que permitirá que las obras salgan a concurso de licitación pública". 

Mientras, el Ayuntamiento ha decidido no cobrar el IBI ni la tasa de basuras de los ejercicios 2015 y 2016 a Manuela y otros comercios afectados de la plaza. Manuela sigue esperando, recordando a diario al alcalde con su pancarta que tiene un compromiso con ella. "Todos los días pasa por su casa quemada. Allí ve al menos que la cigüeña ya ha recuperado su hogar".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios