despedido por aparecer en los papeles de panamá

Cifuentes mete la tijera en el Canal: el gerente relevado en Colombia ganó 29.000€ al mes

El Canal revisará los salarios de los directivos de las filiales suramericanas tras descubrir que el destituido presidente de Inassa cobraba "fuera de mercado" a través de un bufete

Foto: Edmundo Rodríguez Sobrino.
Edmundo Rodríguez Sobrino.

La presidenta regional, Cristina Cifuentes, y su número dos en el Gobierno regional, el consejero Ángel Garrido, han dado órdenes de revisar los salarios de todos los directivos de las 21 empresas que el Canal de Isabel II tiene en Suramérica, después de que comprobar que Edmundo Rodríguez Sobrino, expresidente de Inassa (la matriz del Canal de la que dependen las sociedades suramericanas), cobraba 29.000 euros al mes, que facturaba a través de su bufete de abogados. Rodríguez Sobrino fue destituido por Cifuentes a mediados de abril después de que El Confidencial desvelara que aparecía en los papeles de Panamá: tenía cargos en de responsabilidad en tres firmas de Hong Kong constituidas por Mossack Fonseca. Rodríguez Sobrino plantea demandar al Canal por su destitución y exigir el pago de su salario completo hasta el 31 de diciembre de 2016, según fuentes de la empresa pública.

El nuevo Gobierno regional cree que el salario de Rodríguez Sobrino estaba fuera de mercado y quiere fiscalizar las retribuciones de todos los directivos que dependen de Inassa. Cifuentes y Garrido han dado vía libre al nuevo director gerente del Canal, Rafael Prieto Martín, que acaba de tomar posesión fichado por la presidenta regional y que ha citado para la próxima semana en Madrid a los dos gerentes que dependían de Rodríguez Sobrino, Diego García Arias y Germán Sarabia. El objetivo de la nueva dirección del Canal es hacer una "auditoría forense" de todas las empresas que el Canal tiene al otro lado del Atlántico, sobre todo de las 14 en las que el Canal no es el único accionista, ya que hay otros socios locales.

Edmundo Rodríguez Sobrino llegó a Inassa en el año 2006 de la mano de Ignacio González, que entonces era vicepresidente del Gobierno regional y a la sazón presidente del Canal. El ya exdirectivo de Inassa fue uno de los 'espiados' en el famoso viaje que González realizó a Colombia a finales del verano de 2008, y que motivó una denuncia judicial del propio González. El Ejecutivo presidido ahora por Cifuentes ha mostrado su sorpresa por que Rodríguez Sobrino cobrara su salario a través de un contrato mercantil con su bufete de abogados.

Cristina Cifuentes, acompañada del consejero Ángel Garrido, actual presidente del Canal.
Cristina Cifuentes, acompañada del consejero Ángel Garrido, actual presidente del Canal.

Desde el Canal son conscientes de que queda por delante un duro trabajo y por eso quiere contar con una empresa especializada, que no será KPMG (que lleva auditando varios años las cuentas de las filiales del Canal, lo que le coloca en situación de incompatibilidad), para realizar "una auditoría forense" y en profundidad de todas las compañías. PSOE y Podemos han exigido que la Cámara de Cuentas de Madrid fiscalice todas estas compañías. El entramado tejido por la mayor empresa pública de Madrid en Suramérica es extenso. Canal de Isabel II creó en diciembre de 2001 Canal Extensia, que a su vez adquirió el 81,24% de Inassa (Sociedad Interamericana de Aguas y Servicios SA), con sede en Barranquilla (Colombia). Su actividad principal "es la gestión de los procesos del ciclo integral del agua" y tiene participación en 20 sociedades en Colombia, República Dominicana, Ecuador, Panamá, Brasil, Costa Rica, México y Uruguay. 

Un complejo entramado

De esas 20 empresas, cinco se dedican a la gestión del ciclo integral de agua, abastecimiento y saneamiento en 20 municipios de Colombia, Ecuador y Brasil que abastecen a 3,16 millones de habitantes. Estas cinco empresas generan el 75% del negocio del Canal en Suramérica. Además, de las 20 empresas solo seis están participadas íntegramente por el Canal: Soluciones Andinas en Uruguay, Gestión Integral de Suministros en Colombia, Triple A de Ecuador; América Tecnologías de la Información en Colombia, R&T en Colombia y R&T Panamá. 

Inassa luego tiene participaciones en 14 sociedades: el 99% de la Triple A de Venezuela, el 98% de Inamex (México), el 94,12% de Recaudos y Tributos de Barranquilla (Colombia), el 82,16% de la Triple A de Barranquilla, el 75% de Emissao Engenharia e Construçoes (Brasil), el 70% de Aguas de Samborondón Amagua (Ecuador), el 70% de Mexaqua (México), el 66% de Fontes da Serra Saneamento de Guapimirim (Brasil), el 65% de la Triple A Dominicana (República Dominicana), el 51% de Watco Dominicana (República Dominicana), el 42% de Inforesa (República Dominicana), el 40% de ASAA de Colombia, el 35,86% de Metroagua de Santa Marta (Colombia) y el 18,76% de Sociedad Latina de Aguas (Colombia). Las 20 empresas en Latinoamérica generaron el año pasado al Canal un beneficio neto de 48 millones de euros. 

De momento Cifuentes ya ha empezado a hacer cambios: ha destituido en España a la directora financiera y al director de Recursos

Es decir, que excepto en cuatro de las 20 sociedades, el Canal tiene mayoría en sus acciones, por lo que podrá decidir la política retributiva que quiere aplicar a los directivos de estas compañías. El Ejecutivo de Cifuentes ya anunció que "ha abierto un periodo de reflexión" para decidir qué hace con las 20 empresas que el Canal tiene al otro lado del Atlántico. De momento, Cifuentes ya ha empezado a hacer cambios. Ha anunciado la destitución de Ramón Navarro Pereira, gerente general de la Triple A colombiana, una de las empresas que más factura del grupo, después de que este diario revelara que también aparecía en los papeles de Panamá y tenía firmas 'offshore' junto a su mujer, una destitución que aun no se ha materializado a la espera de que lo apruebe el consejo de administración de Inassa.

Cifuentes también destituyó esta misma semana a María Fernanda Richmond, directora financiera y de desarrollo de negocio, y a Fernando de Cevallos Aguarón, director de Recursos. En el caso de Richmond, que llevaba en el cargo desde diciembre de 2007, el Gobierno regional quería que se asumieran responsabilidades en la desastrosa operación de compra de la filial brasileña Emissao Engenharia e Construçoes, SA LtdaComo adelantó El Confidencial, en noviembre de 2013 el Ejecutivo presidido entonces por Ignacio González pagó 21,4 millones por esta sociedad, que un año después tenía un valor contable de solo cinco millones, cuatro veces menos. Richmond era la responsable económica del Canal durante esta operación de compraventa.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios