el confidencial accede a la sentencia firme

Otro lío para el Orgullo Gay: el pregón en la plaza de Chueca es ilegal

Los organizadores anuncian ya el arranque del evento con el tradicional pregón en la plaza de Chueca. Una sentencia judicial de 2015 concluye con que la celebración "no se ajusta a derecho"

Cuando apenas faltan tres semanas para la celebración de uno de los eventos socio-económicos más importantes de Madrid, todavía son muchos los flecos que quedan por atar para que el Orgullo Gay 2016 vea la luz en condiciones. Este lunes, saltaron las alarmas en el seno de las organizaciones LGTB -el Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (Cogam) y la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB)- cuando el Ayuntamiento de Ahora Madrid hizo pública una multa de 12.400 euros a ambas por la manifestación del Orgullo del pasado año que, al incluir un escenario durante la concentración en la plaza de Colón, incumplió la ordenanza acústica de la ciudad. Y este no será el único quebradero de cabeza para la corporación madrileña: una sentencia firme del año 2015 sostiene que la celebración del pregón del Orgullo en la plaza de Chueca, ubicación tradicional para el arranque de la fiesta, es ilegal.

Otro lío para el Orgullo Gay: el pregón en la plaza de Chueca es ilegal

Mientras que los organizadores de MADO ya anuncian en su página web el inicio del evento 'gay-friendly' el día 29 de junio con el mítico pregón en la plaza donde se encuentra la parada de metro de Chueca, una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 28 -a la que ha tenido acceso este diario- confirma la ilegalidad de celebrar el pregón en esa ubicación por "no ser conforme a derecho". El fallo, del pasado septiembre, estimaba parcialmente el recurso presentado por la Asociación de Vecinos de Chueca, que denunciaban precisamente la superación de los límites sonoros establecidos en la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica (OPCAT) de 25 de febrero de 2011, y solitaban anular la autorización para celebrar el pregón en la emblemática plaza del barrio madrileño.

Precisamente, el consistorio dirigido por Manuela Carmena se pronunció dos meses después, en noviembre de 2015, en un escrito de la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental para "dar cumplimiento a la sentencia" mostrando su conformidad al dictamen del juez [puede leerlo aquí]. En concreto, el documento firmado por el jefe del departamento de control acústico, el jefe de la sección de Planificación y el subdirector general de calidad y evaluación ambiental, declara la sentencia firme, e incluye el argumento del juez para estimar el recurso de los vecinos y anular la celebración del pregón en la plaza de Chueca de la siguiente manera:

"La resolución [sobre la que los vecinos interponen el recurso] incumple lo establecido en el artículo 19.3 de la OPCAT que indica que 'no procederá a otorgar autorización para la superación o suspensión temporal de los límites de ruido, si en un radio de 150 metros del lugar en el que se pretendan celebrar los actos, existen residencias de mayores, centros sanitarios o centros docentes cuyo horario coincida con el del acto". Y, en efecto, en la calle Gravina número 20 -a menos de 150 metros de la plaza de Chueca- existe un centro de mayores.

Centros de mayores junto a la plaza de Chueca y de Pedro Zerolo (informe del ingeniero Eugenio García-Calderón Montejo).
Centros de mayores junto a la plaza de Chueca y de Pedro Zerolo (informe del ingeniero Eugenio García-Calderón Montejo).

Aunque la Asociación de Vecinos de Chueca da por hecho que el pregón no debería tener lugar este año en esa ubicación -según explican a este diario sus portavoces-, en los próximos días registrarán en la oficina de Medio Ambiente del Ayuntamiento un escrito para pedir que se aplique la normativa vigente y se protejan las áreas residenciales afectadas de los eventos como el Orgullo, tal y como recogen la ordenanza municipal y la propia sentencia del juzgado. En concreto, los vecinos del barrio manifestarán "la claridad de la ordenanza a la hora de definir el entorno de protección de ubicaciones" e insistirán en que el Ayuntamiento "no debería autorizar ninguna actividad que, por su naturaleza, suponga la superación de los límites de ruido legales".

En cuanto a la sanción económica anunciada este lunes por el consistorio a los organizadores del evento, se unen otras tantas por el resto de escenarios repartidos por el centro que, según manifestó Juan Carlos Alonso, coordinador general de Madrid Orgullo (MADO) al diario 'El País', ascienden a 180.000 euros, y afirmó que si la situación de multas continúa así "no podremos aguantar" y Madrid correrá el riesgo de quedarse sin Orgullo. Y este no es el único embrollo que queda por resolver a raíz de la citada ordenanza, convertida ya en la cruz de los organizadores y la tabla de salvación de los vecinos.

Un estatus "especial" para el Orgullo

Tras conocer la multa, los principales organizadores del Orgullo no evitaron mostrar su malestar con el consistorio. El presidente de Cogam, Jesús Grande, aseguró que "el que se multe a un escenario de una manifestación es un hecho inaudito en España que atenta directamente contra derechos fundamentales como la libertad de expresión o el derecho a reunión". Por eso, tanto FELGTB como Cogam exigen la modificación de la normativa para garantizar la celebración de eventos como el Orgullo Gay. "No podemos silenciar un evento en el que participan cientos de miles de personas de todo el mundo y que tanta riqueza económica y social deja en Madrid, por tanto, el Ayuntamiento tiene que valorar el adaptar la normativa vigente en materia de sonido para grandes eventos", insistió Jesús Grande.

Los organizadores pidieron asimismo al consistorio de Ahora Madrid que "haga todo lo que esté en su mano" para garantizar que la manifestación estatal del Orgullo Gay de este año, prevista para el 2 de julio, "no corra peligro". Y en efecto, las delegadas de Medio Ambiente y Derechos sociales, Inés Sabanés y Marta Higueras, respectivamente, confirmaron este lunes por la tarde la voluntad del Gobierno municipal de dotar al Orgullo Gay de un estatus de especial relevancia cultural, y trabajarán por un marco "mucho más abierto para tener mayor flexibilidad a la hora de aplicar la ordenanza".

Participantes del desfile del Orgullo Gay  2015, a su paso por Cibeles. (EFE)
Participantes del desfile del Orgullo Gay 2015, a su paso por Cibeles. (EFE)

Según explicó Sabanés, Ahora Madrid pretende llevar al próximo pleno esta iniciativa, al entender que "los grandes acontecimientos de gran dimensión" para la ciudad tal vez necesiten "un apartado diferente dentro de la ordenanza". La concejala de Medio Ambiente aseguró que "no se puede tratar el desarrollo cultural de algunas fiestas que suponen un impacto muy importante de cualquier manera", y apuesta por "desarrollar una normativa específica en el marco". Aunque el objetivo de Ahora Madrid pasa por contar con el apoyo de todos los grupos municipales, el equipo de gobierno espera poder aprobar el marco en el próximo pleno para que las fiestas de 2016 disfruten ya de ese estatus especial.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios