el conductor ha sido sancionado un mes

Otro robo en los parquímetros: se deja las llaves y le sisan 20.000 € de la recaudación

Unos ladrones se llevan, debido al descuido del conductor, la furgoneta de una de las adjudicatarias que se encarga de recolectar el efectivo que dejan los conductores

Foto: Un parquímetro de Madrid.
Un parquímetro de Madrid.

Nuevo robo en los parquímetros de Madrid. Unos ladrones se llevaron hace unas semanas una de las furgonetas de recaudación de la UTE Madrid Sur Movilidad, que gestiona la zona sur de la capital. El botín asciende a 20.000 euros, según fuentes de la compañía. El robo se produjo por el descuido del conductor, que se dejó las llaves puestas y abandonó el vehículo unos minutos. El trabajador ha sido sancionado con una suspensión de empleo y sueldo durante un mes. El Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena, que es el destinatario final de lo que se recauda, ya ha sido informado del suceso.

No es el primer incidente. Como ya publicó El Confidencial, otro trabajador de la misma UTE ha sido denunciado por robar 45.000 euros gracias a un truco informático. La UTE (formada por las empresas Estacionamientos y Servicios, Valoriza, Tevaseñal y Montajes y Obras) está ultimando un informe de lo sucedido para dilucidar cuánto tiempo llevaba haciéndolo y la cantidad exacta de lo sustraído. La compañía sospecha ahora que no actuó solo, ya que un familiar y su pareja también trabajan para la empresa.

Todos los parquímetros se recaudan al menos una vez a la semana. Técnicos de las empresas adjudicatarias del servicio son los encargados de coger el dinero en efectivo que los conductores introducen en los terminales para poder aparcar. Dinero que va íntegramente al Consistorio. Los técnicos siempre van en parejas, en vehículos que no llevan ningún logotipo para no dar pistas. Las furgonetas llevan GPS para estar siempre localizadas y suelen contar con un sistema de bloqueo a distancia. Generalmente, en una jornada cada furgoneta suele vaciar unos 70 parquímetros, y lo normal es que cada cierto tiempo los técnicos acudan a la base para descargar el dinero y seguir con el trabajo, para evitar precisamente que si se produce un robo, los ladrones se lleven mucho dinero. En todo Madrid hay unos 4.100 parquímetros.

¿Un robo planeado?

En esta ocasión, el robo se produjo cuando un técnico estaba en un parquímetro cogiendo el dinero y su compañero, el conductor, se bajó de la furgoneta al parecer para comprobar un problema de la rueda. Se dejó las llaves puestas y en ese intervalo alguien se montó en el vehículo y se lo llevó. La empresa cree que el robo pudo estar planeado. El vehículo apareció poco después abandonado pero sin la recaudación, unos 20.000 euros. El conductor ha sido sancionado con un mes de empleo y sueldo. Los recaudadores nunca viajan acompañados por vigilantes de seguridad.

El 1 de enero de 2017, los parquímetros que regulan el aparcamiento en la capital se distribuirán en cuatro zonas (ahora hay seis). Los dos lotes de la zona norte los gestiona la UTE formada por Dornier, API Movilidad, Vinci Park, Setex y Electronic Trafic; y los dos lotes de la zona sur, la UTE Madrid Sur Movilidad. El nuevo contrato, adjudicado en 2014 por el PP, supone unos ingresos de 862,4 millones repartidos en 12 años para las adjudicatarias. A cambio, todo el dinero recaudado va a parar íntegramente a las arcas municipales.

Las adjudicatarias recibirán por contrato 862 millones en 12 años; a cambio, todo lo recaudado en los parquímetros va íntegro a las arcas municipales

La misma UTE que ha sufrido el robo de la furgoneta acaba de denunciar a otro trabajador que supuestamente le ha sustraído otros 45.000 euros. Se trata de un recaudador que ideó un truco informático para llevarse el dinero. Cuando abría el parquímetro para llevarse la recaudación oficial, sustituía la placa que registra todos los datos (los tiques emitidos, el dinero que está en las 'tripas' del aparato y el tipo de monedas con que se han efectuado los pagos) por otra pirata que no comunicaba al centro de control ningún tipo de operación, aunque el parquímetro seguía aceptando dinero y entregando a los conductores un tique por un aparcamiento que nunca se registraba. Por ejemplo, el técnico abría el parquímetro un martes a las 10:00. Cogía la recaudación oficial y sustituía la placa buena por la mala. Allí la dejaba hasta las 13:00, tres horas. En ese tiempo no se registraba ninguna operación. Es decir, los pagos no existían. Lo único que tenía que hacer era cambiar de nuevo la placa pirata por la buena y llevarse todo el dinero que el parquímetro se hubiera tragado en esas tres horas de silencio informático.

Estos incidentes se han producido cuando las adjudicatarias están negociando con el Ayuntamiento que las aplicaciones que permiten en Madrid pagar el parquímetro a través del teléfono móvil cobren al usuario una pequeña comisión por este servicio, que ahora es gratuito.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios