NUEVA HOJA DE RUTA PARA MADRID

Podemos redefine Ahora Madrid para los comicios de 2019: sin Carmena ni Ganemos

Podemos ha puesto en marcha su maquinaria organizativa para pilotar y reconducir la estrategia de Ahora Madrid. En el horizonte: las próximas elecciones municipales de 2019

Foto: La portavoz de Ganemos Madrid, Celia Mayer, ahora concejala de Cultura, junto al secretario general de Podemos Madrid, Jesús Montero, durante el anuncio del acuerdo electoral en enero de 2015. (EFE)
La portavoz de Ganemos Madrid, Celia Mayer, ahora concejala de Cultura, junto al secretario general de Podemos Madrid, Jesús Montero, durante el anuncio del acuerdo electoral en enero de 2015. (EFE)

Ahora Madrid es un partido instrumental, una candidatura ciudadana participada por diferentes fuerzas de izquierdas y movimientos sociales, pero ajena al control de Podemos. El partido emergente cuenta con un peso destacable en el Gobierno municipal, pero ni la alcaldesa, Manuela Carmena, responde a su disciplina de partido, ni controla los órganos de decisión de Ahora Madrid ni aprueba la estrategia rupturista de Ganemos Madrid, la plataforma municipalista que impulsó la candidatura junto a Podemos. La complejidad de Ahora Madrid responde a una pluralidad no exenta de tensiones, dejando por el camino varios conflictos internos. Ante este contexto, Podemos ha puesto en marcha su maquinaria organizativa para pilotar y reconducir la estrategia de Ahora Madrid. En el horizonte: las próximas elecciones municipales de 2019 para el Ayuntamiento de la capital.

[Quién es quién en las dos almas de Ahora Madrid]

La nueva hoja de ruta saldrá de la asamblea municipal que celebrará Podemos la última semana de mayo, con el propósito de implantarla antes de un año. El Documento de Apertura para la III Asamblea Ciudadana Municipal, elaborado por el secretario municipal, Jesús Montero, y al que ha tenido acceso El Confidencial, enmienda la plana a Ganemos. Elabora un relato sobre el proceso de construcción de la candidatura según el cual la plataforma municipalista habría puesto numerosas trabas desde los inicios. Asimismo, se cuestiona su supuesta sobrerrepresentación dentro del Gobierno municipal. Argumentos por los que se concluye la necesidad de llevar a cabo cambios organizativos y representativos.

Manuela Carmena, durante un acto organizado para conmemorar el 8 de marzo. (EFE)
Manuela Carmena, durante un acto organizado para conmemorar el 8 de marzo. (EFE)

La dirección de Podemos enfoca la asamblea municipal como una oportunidad “para redefinir el rol de Podemos dentro de Ahora Madrid”. Un objetivo para el que se marcan un periodo de 12 meses. En la introducción del documento de debate, quedan claras las intenciones de marcar terreno: “Sin Podemos existiría Ganemos, pero no AM [Ahora Madrid]”. También se afirma que “AM es Manuela Carmena”, posicionándose así del lado de la alcaldesa -de quien fue padrino político el propio Montero. al convencerla personalmente para que se presentase a las primarias- en el visible conflicto que su equipo de confianza mantiene con los ediles vinculados a Ganemos.

El relato sobre la plataforma municipalista que cimentó Ahora Madrid juega con la división interna y su supuesta deriva hacia posturas maximalistas, perniciosas para el proyecto común. “Hay dos Ganemos, uno en el origen como plataforma unitaria y otro en la actualidad, donde sus diversos componentes tienen estrategias propias, diferenciadas, coyunturalmente compartidas y en ocasiones en abierta discrepancia”, recoge el texto. En otra dimensión, se añade, “el ejercicio de la acción de gobierno ha ido generando dentro del propio espacio Ganemos una corriente crítica con el Gobierno municipal y con la deriva del proyecto AM. Esta deriva, que suele justificarse en términos de denuncia de supuestos incumplimientos programáticos (remunicipalizaciones, auditoría de la deuda, descentralización, proyectos urbanísticos, etc.), alimenta, cultiva, una corriente interna cada vez más enfrentada al Gobierno municipal y a lo que hoy representa AM”.

"El ejercicio de la acción de gobierno ha ido generando dentro del propio espacio Ganemos una corriente crítica con el Gobierno municipal"

La pregunta que plantea Podemos a sus 70.000 inscritos en Madrid (unos 42.000 activos, según la última revisión del censo) es: “¿Cómo revertimos este potencial conflicto si progresa en el futuro inmediato? ¿Cómo hablar, cuándo y con quiénes para temporalizar la acción programática y no querer 'todo y ahora' (por ejemplo, en relación con la auditoría ciudadana de la deuda, una de nuestras tres prioridades programáticas, que están aún por ponerse en movimiento u ofrecer resultados tangibles, salvo el pago de la deuda; o, por ejemplo, también en espera de un escenario de Gobierno de progreso y de cambio que impulse una nueva legislación de las haciendas locales en el marco de la reconstitución territorial del país, y el papel del municipalismo y de la capital de una España federal, en esa nueva arquitectura territorial-institucional)?”. El posibilismo y el reformismo se contraponen al carácter transformador y rupturista de la plataforma heredera del 15-M.

El 'cómo' es una pregunta que se desarrollará en la asamblea general de la formación emergente, pero partiendo de una idea clara: “El cambio no se logra desde el confort de una identidad legítima [en referencia a Ganemos], sino desde la transversalidad y la orientación de las mayorías (tan propio de Manuela y tan propio de Podemos), como evidencian los procesos electorales de cambio, desde la irrupción de Podemos en las europeas hasta las generales del 20 de diciembre, y claramente el 24 de mayo con Ahora Madrid”. En este sentido, defiende que “Podemos no es la mayoría dentro de AM, ni nunca lo hemos pretendido", pero que “sí somos centrales en su protoconcepción, en su configuración inicial, en su construcción actual y queremos seguir siéndolo en el futuro. Somos el único actor con implantación en todo el Estado y en toda la ciudad”.

El mencionado documento cuestiona también algunos de los rasgos más distintivos de la nueva política imprimida por Ahora Madrid, como que no exista disciplina de voto, un extremo que defiende la propia Carmena, y lanza algunas preguntas con respuesta implícita. Entre ellas, que “no se puede poner en cuestión todo en todo momento”. Para Podemos, “los ritmos del cambio, sobre todo si se gobierna en minoría, son lentos”, por lo que plantea que “hay que tener bien definidas las fases de actuación, los objetivos por etapas, y las líneas fuerza del ejercicio de gobierno”.

"Somos centrales en la concepción de Ahora Madrid, en su configuración inicial, en su construcción actual y queremos seguir siéndolo en el futuro"

La formación emergente mira ya a las próximas elecciones de 2019. Unos comicios en los que Manuela Carmena no repetirá como cabeza de lista y en los que se pretende contrarrestar o, al menos replantear, el peso de Ganemos en la candidatura. Su representación, se argumenta, hubiese sido menor de utilizar un método menos proporcional en las primarias. “Si no se hubiera aplicado este método de ponderación, el resultado de la candidatura habría sido parecido al actual en su composición, pero muy diferente en su orden”, sostiene la formación.

“De los actuales 20 concejales, uno no estaría y hubiera entrado una concejala más de la lista Más Madrid, concretamente una compañera de Podemos, y el orden de los cinco que entrarían de las listas Cambiar Madrid, de IU, y Madrid en Movimiento serían del 16 al 20. Se hubiera alterado ligeramente la composición y muy claramente el orden, y el riesgo asociado”, añaden. A pesar de esta lectura, unas líneas más abajo se reconoce que en las primarias abiertas a la ciudadanía para elegir a los vocales vecinos de Ahora Madrid en las juntas de Distrito la formación solo logró copar un tercio de los puestos en juego, quedando en inferioridad respecto a los candidatos vinculados a Ganemos.

Pleno del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)
Pleno del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

Respecto a la fórmula a seguir para las próximas elecciones, la formación dibuja varios escenarios posibles. Entre ellos, la línea prioritaria es “hacer de AM un partido municipal que integre todas las sensibilidades del espectro progresista para volver a presentarse a las próximas elecciones, ya no como candidatura ciudadana municipal sino como partido municipal”.

Desde Ganemos, han evitado entrar a valorar la hoja de ruta que pretende poner en marcha Podemos, aduciendo que no se ha discutido internamente. Sin embargo, en otras ocasiones sus portavoces ya habían manifestado que estarían abiertos a cualquier tipo de modificación orgánica siempre que sea ratificada por el plenario. Por otra parte, desde los órganos de Ahora Madrid se espera que la estrategia de Podemos sea coincidente con la línea de trabajo llevada a cabo hasta ahora, pero en todo caso “si hay conflicto, se debatirá y se buscará llegar a un acuerdo de consenso porque los objetivos primarios son compartidos”.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios