ENTREVISTA CON la futura directora dEL COMISIONADO

Sauquillo al frente de la Memoria de Madrid: "Pedí que en el equipo no hubiera políticos"

Carmena y Causapié le propusieron ponerse al mando del comisionado que hará cumplir la ley tras la polémica con la cátedra de la UCM. Paquita Sauquillo explica sus planes

Foto: La expresidenta del Consejo de Consumidores y Usuarios, Francisca Sauquillo (d), y la exministra de Cultura, Ángeles González-Sinde (i), durante una reunión en 2009. (EFE)
La expresidenta del Consejo de Consumidores y Usuarios, Francisca Sauquillo (d), y la exministra de Cultura, Ángeles González-Sinde (i), durante una reunión en 2009. (EFE)

Francisca Sauquillo (Madrid, 1943), conocida como Paquita o Paca ("valen los tres", tal y como manifiesta en una conversación con este diario), estará al frente del comisionado del Ayuntamiento de Madrid que aplicará la Ley de Memoria Histórica en la ciudad tras las últimas polémicas surgidas y la consiguiente reestructuración del área de Cultura. La que fuera europarlamentaria durante 10 años y senadora y diputada en la Asamblea de Madrid otros nueve tras ingresar en el PSOE, accedió a ponerse al frente del plan integral para cumplir con la normativa aprobada en 2007 por el expresidente Zapatero tras una oferta conjunta de Manuela Carmena y Purificación Causapié. Sauquillo, que pretende ejecutar la propuesta en un plazo máximo de un año, exigió al Gobierno municipal la constitución de un comisionado formado por profesionales reconocidos, apartando a cualquier cargo político del mismo. La actual presidenta de la ONG Movimiento por la Paz propondrá además la creación de un Museo para la Recuperación de la Historia de Madrid. En esta entrevista desgrana sus intenciones.

Pregunta. ¿Le ofreció la alcaldesa ponerse al frente del comisionado?

Respuesta. Sí. Me reuní con la alcaldesa. Tanto Purificación Causapié como Manuela Carmena pensaron que yo me podía ocupar de este asunto. Al principio me negué, porque la sociedad española está un poco crispada con el tema y, además, es un tema difícil de tratar, ya que una cosa es la Historia y otra es la memoria de cada uno de nosotros. Hay que tratar las cosas con mucho cuidado, porque afecta a sentimientos de familiares que todavía viven, y si se quitan también pueden afectar a comerciantes, vecinos... Es decir, hay que hacerlo con cierto consenso y cierta objetividad.

P. ¿Cuánto tardó en decidirse?

R. La primera vez que me lo plantearon fue antes de la Semana Santa, el lunes o el martes. Dije que no y luego volvieron a llamarme ese mismo viernes. Tardé tres o cuatro días. Manuela Carmena me conoce desde hace mucho tiempo, desde los años sesenta, cuando estudiábamos Derecho en la Universidad.

P. ¿Cómo funcionará el comisionado?

R. Yo he puesto condiciones. Para empezar, dije que no quería una dirección general sino un comisionado y que los integrantes cobraríamos por dieta del trabajo realizado en vez de estar fijos. Por otro lado, que no lo formaran personas con un cargo público, sino muy buenos profesionales, además de ser plural. Para eso he pedido a los distintos grupos políticos que me den dos o tres nombres de historiadores, sociólogos, periodistas o expertos que cumplan estas condiciones para entre todos elegir a seis profesionales independientes que conformen la comisión. Una vez constituida, sí que habría reuniones periódicas con los distintos concejales, las juntas de Distrito y las asociaciones de reconocimiento por la memoria histórica. También he pedido que me busquen funcionarios del ayuntamiento que conozcan bien los procedimientos administrativos para cumplir debidamente las ordenanzas. Por último, sugerí que sería interesante que Madrid tuviera un Museo de Recuperación de la Memoria de Madrid.

P. ¿Y aceptaron todas sus condiciones?

R. Pues hasta ahora me han dicho que sí. Que daban el visto bueno. Ahora estoy pendiente de que me digan las funciones específicas del comisionado, que las tienen que sacar en un decreto, e inmediatamente cuando las tenga, así como un local dentro del ayuntamiento, pediré a los partidos que me digan ya las personas que proponen para formar el equipo.

Purificación Causapié y Manuela Carmena. (EFE)
Purificación Causapié y Manuela Carmena. (EFE)

P. ¿Y ya le han sugerido alguna persona?

R. No sabe la cantidad de gente que se ha dirigido a mí. Historiadores, personas que conocen el tema, archiveros, bibliotecarios... que quieren colaborar y que les parece muy interesante. Y creo que también los medios de comunicación se han mostrado receptivos para no crispar más el ambiente y hacer una política de reconciliación, que es muy necesaria, sobre todo para aquellas personas que no han sido reconocidas.

P. ¿Partirá de cero para desarrollar el trabajo?

R. No. Hay que coger todo el trabajo realizado y reflexionar sobre ello. El tema de las calles es muy importante porque es sensible para la gente. Pero hay mucho más. Madrid ha sufrido mucho porque sufrió durante la guerra y durante la dictadura, y la ciudad necesita reconstruir su propia historia en positivo.

P. ¿Contarán con el listado de Antonio Ortiz Mateos?

R. En principio quiero contar con todo lo que hay hecho. Me he reunido con la concejala Celia Mayer y me va a facilitar todos los trabajos que tenían. Nunca podemos partir de cero, cuando no es cierto porque mucha gente ha escrito del tema.

Puse mis condiciones, como que el comisionado lo integraran profesionales independientes y no hubiera en él cargos públicos

P. Porque a pesar de como salió, la cátedra de la Complutense ya había empezado a trabajar.

R. Salió mal, por la prensa, o salió mal porque se equivocaron. De hecho ya se ha puesto en contacto conmigo el rector de la Universidad Complutense y yo quiero tener contacto con todos los que han trabajado. Todavía no lo he podido hacer, porque todo esto ha sido muy precipitado.

P. ¿Podrá seguir haciendo aportaciones la cátedra aunque sea de forma distinta?

R. Yo creo que tienen que seguir colaborando todos aquellos que han hecho trabajos. Hay que verlo. Pero quiero esperar a que esté nombrado el comisionado para que no sea una decisión personal mía, sino colectiva, de reflexión de todo lo que hay hecho y está por hacer.

P. Y teniendo en cuenta la polémica que hubo en torno a esta cuestión, ¿qué errores o desaciertos espera no repetir?

R. El artículo 15 de la ley dice muy claro que todas aquellas personas o monumentos que inciten a la violencia o hayan incitado a la sublevación son los que no pueden seguir. A lo mejor no son tantos. Porque lo que plantea también la propia ley de 2007 en su preámbulo es la pretensión de reconciliación, concordia y reconocimiento. Esto es lo que hay que intentar y cometer los mínimos errores posibles. Para ello, lo que hay que hacer es no juzgar a personas -porque no somos jueces-. Hay muchas figuras que eran profesionales de la época, como médicos, poetas, historiadores, novelistas... que deben de seguir.

Placa identificativa de la calle Caídos de la División Azul de Madrid. (EFE)
Placa identificativa de la calle Caídos de la División Azul de Madrid. (EFE)

P. O sea, que Dalí, Bernabéu o Mihura, que la propia alcaldesa defendió cuando saltó la alarma, se quedarán.

R. Claro. Es absurdo. Es que yo creo que eso fueron equivocaciones... en fin, que puede ocurrir. Pero no tiene sentido. La sociedad española y la madrileña es muy diversa, y la mitad puede pensar de una forma u otra. Son aquellos que hayan cometido actos violentos y dañaron a otras personas los que no seguirán.

P. Se suponía que en primavera estaría lista la propuesta del plan integral que iba a elaborar la Complutense. ¿Cuándo cree que tendrán ustedes la suya?

R. Yo me he dado un plazo de un año, que ojalá sea menos. Y si es más, evidentemente lo dejaremos ya muy encauzado para que lo continúen otros. Yo no quiero seguir más de un año porque creo que no tiene sentido. Hay que hacerlo con reflexión, conocimiento, consenso y ejecutarlo lo antes posible.

No partiremos de cero. En principio, queremos contar con todos los trabajos hechos. También con el que inició la cátedra de la Complutense

P. Aunque el comisionado tendrá voz propia, ¿seguirán coordinados con la delegada del área?

R. El comisionado tiene el papel de asesoramiento. Nosotros no ejecutamos, esa función es del propio ayuntamiento. En el acuerdo que están preparando, se establecerán las funciones que va a tener el comisionado y nuestra labor de asesoramiento la plantearemos al equipo de Gobierno, en concreto a la alcaldesa.

P. ¿Qué le parece cambiar el nombre del Valle de los Caídos por Valle de la Paz, como propuso Carmena?

R. Yo creo que el Valle de los Caídos no me toca. Le toca al Ayuntamiento de El Escorial y ya hubo una comisión que estudió este caso. A mí me parece que lo que no tiene sentido es tirar las cosas y, desde luego, en el caso del Valle de los Caídos no puede destruirse, porque muchas personas perdieron la vida haciéndolo, picando piedra. Es decir, en beneficio no ya de lo que significó sino en razón de las víctimas que sufrieron en ese Valle de los Caídos.

P. ¿Y cuál sería la función del museo que propone crear?

El museo, desde mi punto de vista, porque esto habrá que hablarlo, podría acoger las placas sustituidas, los libros que hay escritos sobre esto, material que se recoja de monumentos, fotografías... y de todo ello que saliera una historia lo más objetiva posible de nuestro Madrid.  

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios