"La sátira no es un delito", afirma la alcaldesa

Colau pide la libertad para los titiriteros al no ver delito en su actuación

La alcaldesa de Barcelona critica a una "derecha vengativa que no soporta la disidencia" y sigue "recurriendo machaconamente al 'todo es ETA", y defiende la libertad de expresión

Foto: Ada Colau, durante una rueda de prensa el pasado 25 de enero. (EFE)
Ada Colau, durante una rueda de prensa el pasado 25 de enero. (EFE)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha considerado que el espectáculo infantil que ha supuesto prisión provisional para dos titiriteros "no era para niños" e, incluso, "puede que fuera de mal gusto", pero no ve "delito" en su actuación, por lo que ha pedido la libertad para los dos detenidos.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ordenó prisión provisional sin fianza para los dos titiriteros detenidos el viernes en Madrid por ensalzar a ETA durante la representación de un espectáculo de títeres programado por el ayuntamiento con motivo de las fiestas de carnaval. En dos apuntes en su cuenta de Twitter, Colau cuestiona que el contenido del citado espectáculo fuera el indicado para un público infantil, pero considera que no hubo delito.


 

"La obra no era para niños. Puede que fuera de mal gusto. Pero no era delito", escribe la alcaldesa de Barcelona en un primer apunte en su cuenta de Twitter. En un comentario posterior, Colau critica a una "derecha vengativa que no soporta la disidencia" y sigue "recurriendo machaconamente al 'todo es ETA" y defiende la libertad de expresión así como la puesta en libertad de los dos titiriteros. "Hoy, dos titiriteros pasarán la noche en prisión provisional (algo muy excepcional), sabiendo que se enfrentan a una denuncia muy grave: enaltecimiento del terrorismo", escribe la alcaldesa.

A continuación, Colau argumenta: "Escribo esto para que nos pongamos un momento en la piel de esos chicos: detenidos, acusados, encerrados y asustados con lo que les viene, sabiendo que a partir de hoy van a tener que lidiar con la maquinaria mediática sin escrúpulos de una derecha vengativa que no soporta la disidencia y aún menos perder las elecciones, y que sigue recurriendo machaconamente al 'todo es ETA".

Colau afirma que la obra "satírica y caranavalesca" puede que fuera "de mal gusto", pero que "como mucho ha sido un error de programación"
Colau, prosigue en su texto, afirma que la obra "satírica y caranavalesca" de este espectáculo "puede que fuera de mal gusto" y "seguro" que no era para niños, pero que, "como mucho, ha sido un error de programación" del Ayuntamiento de Madrid.

"Una torpeza no es un delito. La sátira no es un delito. En una democracia sana, en un Estado de derecho, hay que proteger toda libertad de expresión, hasta la que no nos guste, hasta la que nos moleste", agrega la alcaldesa, y concluye el mensaje en Twitter escribiendo: "LibertadTitiriteros". 

Las críticas de Fernández

Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado este domingo que ponerse del lado de los que utilizan la sátira para hacer apología del terrorismo "no es digno de la ciudad de Barcelona ni de quien la representa" y ha pedido a Colau que esté a la "altura de las circunstancias".

Fernández ha replicado que, cuando ya se han pronunciado las autoridades judiciales, hay que tener "como mínimo un poco de prudencia" y ponerse al lado de las víctimas y no de los que con el pretexto de hacer sátira y humor negro "hacen apología del terrorismo y humillan a las víctimas". El ministro del Interior ha añadido que Ada Colau tenía una gran oportunidad para "callarse o decir otra cosa".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios