denuncia ante la guardia civil

“La próxima vez lleva guardaespaldas, puto payaso”: el tenso 20-D de Unidad Popular

El coordinador de IU en Boadilla ha denunciado a un dirigente de la corriente Espacio Plural, Carlos Gutiérrez, por amenazarlo el día de las elecciones. El motivo, la credencial de una edil expulsada

Foto: Alberto Garzón, candidato a la Presidencia por Izquierda Unida-Unidad Popular
Alberto Garzón, candidato a la Presidencia por Izquierda Unida-Unidad Popular

"La próxima vez que te vea lleva guardaespaldas. Eres un puto payaso. Gilipollas". Con esta frase, Carlos Gutiérrez García-Alix, destacado dirigente de Espacio Plural, una de las corrientes de Izquierda Unida, y ex Coordinador del Área Interna de IU-Comunidad de Madrid antes de que la federación madrileña fuera expulsada de la organización federal, amenazó telefónicamente el pasado 20 de diciembre al coordinador de IU en Boadilla del Monte, Sergio Álvarez, tras el incidente protagonizado en un colegio electoral por una concejala que ha sido expulsada de la formación liderada por Alberto Garzón. Álvarez ha puesto una denuncia ante la Guardia Civil y ya ha comunicado a la dirección del partido lo sucedido. 

En la web del Ayuntamiento de Boadilla, Beatriz Martínez Moya aparece como la única concejala de Izquierda Unida-Comunidad de Madrid que hay en el Consistorio madrileño. Sin embargo, fue expulsada de la agrupación local durante las elecciones municipales de mayo por no respetar la lista aprobada por unanimidad por Izquierda Unida Boadilla para esos comicios. El domingo 20, día de las elecciones generales, Martínez Moya "se presentó como apoderada del grupo político Izquierda Unida-Unidad Popular en el colegio Príncipe Felipe, siendo esta persona concejala del grupo mixto del Ayuntamiento de Boadilla, la cual es informada in situ de que le ha sido revocada su credencial para poder representar a dicho partido en las mesas y lugares electorales", reza en la denuncia interpuesta por Álvarez, representante suplente ante la Junta Electoral de la candidatura de Unidad Popular.

"El domingo Martínez Moya apareció con una credencial que se le había revocado. Así se le comunicó cuando los apoderados de Unidad Popular la vieron en el colegio, explica Álvarez, que aporta a El Confidencial el oficio de la Junta Electoral de la Zona de Navalcarnero [puede consultarlo aquí] que revocaba su credencial como apoderada. De hecho, los apoderados oficiales tuvieron que recurrir incluso a los agentes de la Guardia Civil presentes en el colegio para que Martínez Moya se quitara esa credencial.

Ya ha sido llamado a declarar

Minutos después se produjo la llamada de Carlos Gutiérrez, al parecer responsable político de la concejala expulsada. "Sergio, ¿sabes quién soy? Cuéntame qué pasa", empezaba la conversación. Álvarez explica a Gutiérrez que Martínez Moya "no representa políticamente a la coalición". Gutiérrez apenas le deja hablar. "Lo que me estás haciendo es vetar gente que en principio está con nosotros en Espacio Plural y que formamos parte del comité de campaña y de la coordinadora de Madrid. Y lo estás haciendo con las mismas actitudes sectarias y de 'vendettas' personales que hacían los Pérez, capullo [en alusión a Ángel Pérez, uno de los dirigentes expulsados].

"La próxima vez que te vea lleva guardaespaldas. Eres un puto payaso y no haces más que crear problemas, gilipollas", concluye un alterado Gutiérrez. Sergio Álvarez puso una denuncia por amenazas el 23 de diciembre y ya lo ha comunicado a la dirección nacional. Gutiérrez, por su parte, confirma la denuncia y asegura que ya ha sido llamado a declarar por la Guardia Civil. "Fue una conversación desabrida y bronca. Ha habido una política de acoso a la concejala Beatriz Martínez, que no está expulsada y estaba acreditada como apoderada. La actitud de Sergio Álvarez fue sectaria e irresponsable".

Este tenso incidente el 20-D se enmarca dentro del convulso proceso que vivió Izquierda Unida-Comunidad de Madrid cuando fue 'desfederalizada' y perdió la marca IU-CM en junio de 2014 por decisión del Consejo Político Federal. La organización nacional dio entonces un plazo para que los antiguos militantes de IU-CM se afiliaran a la nueva estructura madrileña diseñada por el federal.

Algunos dirigentes de IU-CM no lo hicieron, como es el caso de Carlos Gutiérrez, que se integró dentro de la corriente Espacio Plural, es decir, antiguos militantes de IU-CM que quieren estar dentro de Izquierda Unida pero que no comulgan con la línea marcada por IU Federal y abogan por una solución política para lo que pasó en Madrid. Carlos Gutiérrez tuvo asiento en el Consejo Político Federal de IU. 

Pidieron el voto para Alberto Garzón

Espacio Plural se presentó a las primarias de Ahora en Común que compitió con la candidatura de Alberto Garzón. A mediados de diciembre, Carlos Gutiérrez y otros dirigentes de Espacio Plural reconocían que "la mayor parte de nosotros permanecemos desvinculados organizativamente de IU como consecuencia de la decisión adoptada por su Consejo Político Federal el pasado 14 de junio. Decisión que, seguimos considerando, vulneraba los propios estatutos de Izquierda Unida además de constituir un gran error político". A pesar de ello, pedían el voto para la candidatura de Alberto Garzón

Colas en un colegio electoral de Barcelona en la jornada del 20-D. (Reuters)
Colas en un colegio electoral de Barcelona en la jornada del 20-D. (Reuters)

Este no es el primer incidente del que es protagonista Carlos Gutiérrez García-Alix. En 2003, cuando era número dos en las listas de IU al Ayuntamiento de Madrid, tuvo que dimitir después de que trascendiera que en 1998 fue condenado a ocho fines de semana de arresto y una multa de 8.736 euros por impago de la pensión alimenticia a su ex mujer y sus tres hijos, como publicó el diario ''El País'.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios