La comunidad frena que el Canal se lleve su 'call center' de 250 trabajadores... a Perú
  1. España
  2. Madrid
contrato por 20 millones de euros

La comunidad frena que el Canal se lleve su 'call center' de 250 trabajadores... a Perú

Prepara un nuevo pliego en el que obligará a la empresa ganadora a subrogar a los trabajadores que ya llevan el servicio. La actual firma adjudicataria se quería llevar el teléfono a Perú

Foto: Cartel de protesta de los trabajadores por la deslocalización del servicio de atención al cliente.
Cartel de protesta de los trabajadores por la deslocalización del servicio de atención al cliente.

Está en juego el empleo de casi 250 trabajadores. La Comunidad de Madrid quiere garantizar que el servicio de atención telefónica del Canal de Isabel II (que día tras día atiende miles de llamadas sobre averías e incidencias) se siga prestando en la región. El Gobierno regional está ultimando los pliegos del nuevo contrato que sacará a concurso para licitar los "servicios de gestión y atención al cliente de Canal de Isabel II Gestión SA", valorado en unos 20 millones de euros (impuestos aparte). Unos pliegos que obligarán a la empresa adjudicataria a subrogar a los trabajadores que ya prestan ese servicio, empleados de la firma Venture, una filial de GSS.

El objetivo de esta subrogación es impedir que la empresa ganadora se lleve el servicio fuera de España, concretamente a Perú. El comité de empresa de GSS Venture denunció a principios de año que su compañía, que había vuelto a ganar el contrato, tenía la potestad de "deslocalizar" el servicio a partir de junio. La adjudicación, no obstante, fue anulada por el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad tras detectar irregularidades en el proceso de evaluación de las ofertas. El tribunal ordenó redactar un nuevo contrato, lo que se está haciendo en estos momentos.

El convenio del sector obliga a la nueva empresa que se lleve el contrato a contar como mínimo con el 90% de la plantilla que ya desempeña ese servicio

El consejero de Presidencia y Justicia reconoció este jueves en la Asamblea de Madrid que la subrogación de los trabajadores estará incluida en los pliegos, que cumplirán lo que dicta el artículo 18 del convenio colectivo del sector del 'contact center', aprobado en 2010 pero aplicado desde el año 2012. Este artículo regula que si la nueva empresa contratista "fuera distinta a aquella que tuvo adjudicada la anterior campaña o servicio, vendrá obligada a incorporar a todo el personal de la plantilla correspondiente a la campaña o servicio finalizado, al proceso de selección para la formación de la nueva plantilla". La segunda condición es que "el 90% de la nueva plantilla habrá de integrarse con trabajadores que estaban contratados en la campaña o servicio por la anterior empresa que llevaba la misma, y en principio siempre que hubieran estado prestando su trabajo durante más de 12 meses en dicha campaña".

Es decir, que si el contrato lo gana una empresa distinta a GSS Venture, tendrá que contratar, como mínimo, al 90% de su platilla si llevan más de un año desempeñando ese trabajo. Si vuelve a ganar GSS Venture, la subrogación impide en principio que el servicio salga fuera de España. Además, "la nueva empresa contratista deberá respetar las condiciones salariales de convenio consolidadas que el trabajador hubiera venido percibiendo antes de producirse el cambio de empresa".

Salarios de 1.100 euros al mes

"En el pliego anterior no había subrogación, lo que permitía la deslocalización. Es una buena noticia que el consejero se haya comprometido a ello. Es una decisión acertada. Lo suyo es generar riqueza en Madrid", señala Pedro Santín, diputado del PSOE que se ha interesado por este tema. Los trabajadores, en cambio, prefieren seguir siendo cautos. "Queremos seguir en Madrid. Hay trabajadores con 13 años de experiencia. Aunque aún tenemos que ver que el pliego sea claro en este aspecto", señala un portavoz del sindicato CGT, mayoritario en el comité de empresa. "Por 39 horas al mes se percibe un salario de unos 1.100 euros. Ya son sueldos bajos. Llevarse el servicio fuera de España permitía a la empresa pagar sueldos de miseria en otros países".

El Tribunal Administrativo de Contratación Pública ya puso en duda que el servicio de atención al cliente del Canal de Isabel II se pudiera ofrecer desde otro país: "Cuando es un nacional el que licita compitiendo con otros nacionales, el recurso a la deslocalización podría suponer un fraude de ley que distorsiona el principio de libre competencia, en cuyo caso la oferta debería ser rechazada". Aunque el contrato anulado este año se licitó por 20 millones, fue adjudicado por 15,4 millones de euros, ya que GSS-Venture presentó la oferta más baja.

En principio, el pliego establecerá un contrato con una duración que oscilará entre tres y cuatro años. Un madrileño que sufra una incidencia en un servicio tiene dos opciones: llamar a un número telefónico o presentarse en alguna de las 11 oficinas que tiene la compañía suministradora en la región (dos en la capital y nueve en grandes municipios). Mientras se licita el nuevo contrato, GSS Venture (que sigue prestando el servicio) subrogó el 25 de noviembre a sus trabajadores seis meses más.

CGT Adjudicaciones
El redactor recomienda