CUMPLIRÁ CON LA LEY PERO DESCARTA LA URGENCIA

Carmena 'pasa' del PSOE y rechaza cambiar ya el nombre de las 186 calles franquistas

El grupo de Ahora Madrid dio la sorpresa y se abstuvo en la moción de urgencia presentada por el PSOE de Purificación Causapié que pedía acabar con las referencias franquistas en cuatro meses

Foto: Calle Caídos de la División azul, una de las vías que desaparecía en 2016 (EC)
Calle Caídos de la División azul, una de las vías que desaparecía en 2016 (EC)

Fue la guinda del pleno del miércoles. El PSOE madrileño que lidera Purificación Causapié presentó una moción de urgencia con un claro objetivo: "Que el Ayuntamiento cumpla con la Ley de Memoria Histórica y garantice la desaparición de símbolos franquistas de las calles de Madrid", instando al Consistorio a hacerlo en cuatro meses. Sin embargo el grupo municipal de Ahora Madrid se abstuvo, igual que el liderado por Begoña Villacís y el PP votó en contra. La consecuencia inmediata fue que la propuesta no saldrá adelante.

El argumento utilizado por la portavoz del Gobierno, Rita Maestre, fue muy claro: cumplirán con la ley de Memoria Histórica pero lo harán en los plazos debidos y contando con todos los implicados. Tanto Ciudadanos como los 'populares' encabezados por Esperanza Aguirre criticaron abiertamente que los socialistas no hubieran comunicado debidamente la introducción de una moción de urgencia. La decepción de Causapié ante la negativa a su propuesta se hizo evidente en sus gestos y lamentó no contar con el respaldo de Ahora Madrid, asegurando que la noche anterior "hablaron" y mostraron su apoyo rotundo.

El PSOE-M planteaba Plan Integral de 16 semanas de duración para que en 2016 no quedara ni un nombre franquista en las vías, plazas y glorietas de la capital. Causapié reclamó al Gobierno encabezado por Manuela Carmena que tomara medidas para "eliminar todas las referencias franquistas en 186 calles de la ciudad", instando al consitorio madrileño a cumplir con la ley que fue aprobada por su partido en el Congreso.

La idea propuesta contemplaría incorporar las nuevas nomenclaturas, según la iniciativa "desde una óptica democrática, plural, diversa y con perspectiva de género, incluyendo la participación y representación de las asociaciones para la recuperación de la Memoria Histórica". Lo que todavía no está claro es quién y bajo qué criterios decidirán los nuevos nombres para las calles madrileñas, aunque a priori quedaría descartada la participación de ciudadanos y serían en todo caso concejales y expertos los encargados de tomar la decisión. Este último fue uno de los motivos por los que Ahora Madrid rechazó dar su apoyo.

Purificación Causapié se reúne con Manuela Carmena (Efe)
Purificación Causapié se reúne con Manuela Carmena (Efe)

El futuro callejero de Madrid

Algunos de los puntos de mira del callejero son las calles de Caídos de la División Azul, Batalla de Belchite, Mártires de Paracuellos y Primero de Octubre, que rememora la fecha en la que Franco fue nombrado jefe de Estado por las tropas sublevadas. Se incluirían también en las 186 referencias llamadas a la desaparición referencias bélicas como la Avenida de la Paz, en homenaje a los “XXV años de paz” con los que se solía identificar el cuarto de siglo que siguió a la Guerra Civil, o la propia plaza del Caudillo, que hasta 1953 se llamó Plaza del Generalísimo.

Aunque los costes económicos según los cálculos que publicó El Confidencial hace unos meses no superarían los 60.000 euros, los más preocupados con el cambio de nombres de las calles son los pequeños empresarios que regentan negocios en las mismas. Lara, que regenta una peluquería en la Calle Caídos de la División Azul, asegura que serán los comerciantes quienes acaben “pagando el verdadero coste del cambio”. Insiste en que cambiar las tarjetas, las carteleras, las direccionesde todos los sitios en donde las tienen publicadas y la confusión de la clientela son unos cuantos gastos que no quiere asumir. “Sumas y sumas y al final los números suben. Y no están las cosas para andar gastando así como así”, se queja al otro lado del teléfono. “Sinceramente, me parece una chorrada. Lo de los nombre está superado y no creo que sea el momento de andar cambiando nada”.

Jorge regenta un restaurante en la calle General Yagüe, otra de las vías susceptibles de desaparecer, y tampoco está de acuerdo con el cambio. “Estas vías son muy emblemáticas, Capitán Yagüe, Capitan Haya… como todos los comercios y oficinas tengamos que cambiar nuestros nombres, podemos tener muchos problemas. Imaginate las empresas que tienen mayores estructuras. Es un verdadero lío. ¿Quién va a pagar los cambios derivados del plan de la Alcaldesa? ¿Nosotros?”, se pregunta el emprendedor madrileño.

Aprueban la declaración del PP por el 13-N

La propuesta que aprobó el pleno y por unanimidad fue la declaración institucional que el PP de Aguirre propuso al Ayuntamiento tras los atentados terroristas de París del pasado 13 de noviembre. El texto decía así: "Madrid es, con mucha diferencia, la capital europea más golpeada por el terrorismo en los últimos tiempos. En Madrid los terroristas de distintos signos han asesinado a 491 personas en los últimos 40 años. Esto quiere decir que Madrid y los madrileños somos, desgraciadamente, los que mejor podemos comprender hoy el dolor, la desolación, la rabia y la tristeza que sienten los ciudadanos de París, después de los atentados del 13 de noviembre".

Además, la propuesta contemplaba que en la plaza madrileña que lleva el nombre de la Villa de París se instale una placa conmemorativa "para que el recuerdo de estos atentados en la capital de Francia permanezca vivo entre nosotros y nos sirva de estímulo para defender siempre la libertad".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios