Es noticia
Menú
Cifuentes le comunica a González que ya no le pagará más la seguridad de su casa
  1. España
  2. Madrid
recortes en el gobierno regional

Cifuentes le comunica a González que ya no le pagará más la seguridad de su casa

Tenía asignados once policías nacionales que pagaba el Gobierno regional. La Comunidad de Madrid se lo notificó al expresidente regional este viernes por carta

Foto: Cristina Cifuentes conversa con su antecesor, Ignacio González, durante el debate de investidura en la Asamblea de Madrid. (EFE)
Cristina Cifuentes conversa con su antecesor, Ignacio González, durante el debate de investidura en la Asamblea de Madrid. (EFE)

Ignacio González, expresidente madrileño, ya no disfrutará más del sistema de seguridad que ha protegido su residencia personal en los últimos años, compuesto por once policías nacionales que vigilaban la casa que tiene en el distrito de Moncloa-Aravaca los siete días de la semana, los 365 días del año. La Comunidad de Madrid le ha comunicado este pasado viernes que deja de prestarle este servicio, que aunque corría a cargo de la Policía Nacional estaba financiado por el Ejecutivo regional, ahora en manos de Cristina Cifuentes.

La Comunidad de Madrid tiene firmados dos convenios con el Ministerio del Interior para proteger edificios públicos, residencias oficiales y altos cargos. Uno con la Guardia Civil para vigilar edificios oficiales de la Comunidad (como la propia sede de la Casa de Correos, en Sol, sede del Ejecutivo) y otro con la Policía Nacional para escoltar a altos cargos. En los dos casos son agentes en segunda actividad, una especie de reserva. Es un sistema mixto: los agentes dependen orgánicamente del Ministerio del Interior pero están adscritos a la Dirección General de Seguridad de la Comunidad de Madrid, es decir, son financiados por el Gobierno regional que es quien costea este servicio de protección.

Ignacio González dejó de ser presidente regional tras las elecciones autonómicas de mayo y ha seguido disfrutando de este servicio todos estos meses. Tiene asignados once policías nacionales que en turnos protegen su residencia familiar en Aravaca. Un servicio que según fuentes policiales cuesta, al menos, 300.000 euros al año. A su vez, Ignacio González también mantuvo el servicio de protección a su predecesora en el cargo, Esperanza Aguirre, que reside en Madrid capital. En su caso, son agentes de la Guardia Civil quienes vigilan su residencia. Los mismos guardias que se hicieron famosos tras el incidente de tráfico de la ahora concejal del Ayuntamiento, los primeros en recibir a los agentes de movilidad que habían perseguido a Aguirre hasta su casa tras su sonada ‘fuga’ en la Gran Vía.

Tras el fin de la amenaza de ETA, Interior ha reducido mucho el número de personas protegidas. En agosto de este año, el ministerio protegía a 164 personas

El expresidente ha recibido la notificación este viernes. Tiene ahora dos opciones: pagarse su propia seguridad privada o pedir al Ministerio del Interior que analice su situación y le conceda una protección que estaría financiada por el Gobierno central, no por la Comunidad de Madrid. Interior tiene un protocolo para decidir qué personas se merecen esa protección, que cada seis meses analiza el nivel de riesgo de la persona protegida. Un protocolo que se fija en función de cinco baremos que se puntúan de 0 a 4 para determinar si el riesgo es alto, medio o bajo. Tras el fin de la amenaza de ETA, Interior ha reducido mucho el número de personas protegidas. En agosto de este año, Interior protegía a 164 personas, una de ellas por ejemplo el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato.

A Ignacio González se le están terminando poco a poco las prebendas que mantiene como expresidente del Gobierno. A día de hoy también tiene coche oficial como miembro del Consejo Consultivo de la Comunidad, otro privilegio que seguramente va a perder cuando el Gobierno regional y Ciudadanos decidan qué estatus o reconocimiento van a tener en un futuro inmediato los expresidentes madrileños. En el caso de Esperanza Aguirre, la Comunidad de Madrid le mantiene de momento el servicio de protección en su casa.

Ignacio González, expresidente madrileño, ya no disfrutará más del sistema de seguridad que ha protegido su residencia personal en los últimos años, compuesto por once policías nacionales que vigilaban la casa que tiene en el distrito de Moncloa-Aravaca los siete días de la semana, los 365 días del año. La Comunidad de Madrid le ha comunicado este pasado viernes que deja de prestarle este servicio, que aunque corría a cargo de la Policía Nacional estaba financiado por el Ejecutivo regional, ahora en manos de Cristina Cifuentes.

Ignacio González Cristina Cifuentes Ministerio del Interior
El redactor recomienda