La UCM decide expedientar a Monedero por sus trabajos a gobiernos latinoamericanos
  1. España
  2. Madrid
POR SUPUESTAS INCOMPATIBILIDADES

La UCM decide expedientar a Monedero por sus trabajos a gobiernos latinoamericanos

El 'caso Monedero' sigue avanzando. La Complutense ha determinado tras finalizar el proceso de información reservada expedientar al profesor por incumplir las normas sobre incompatibilidades

placeholder Foto: El cofundador y exdirigente de Podemos, Juan Carlos Monedero (Efe)
El cofundador y exdirigente de Podemos, Juan Carlos Monedero (Efe)

La Universidad Complutense de Madrid ha decidido finalmente abrir un expediente disciplinario contra el cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, por haber incumplido supuestamente las normas sobre incompatibilidades de la institución, con lo que habría concurrido una "falta muy grave" . Según la resolución, a la que ha tenido acceso EP, se resuelve la apertura de este expediente de acuerdo ante posible vulneración del Reglamento de Régimen Disciplinario de los Funcionarios de la Administración del Estado.

La institución dirigida ahora por Carlos Andradas había decidido no sancionar al profesor de la Facultad de Ciencias Políticas hasta que no termina ese proceso anunciado por el anterior rector José Carillo, tras las informaciones aparecidas en distintos medios sobre los trabajos de asesoría externos de Monedero a través de su empresa 'Unipersonal, Caja de Resistencia Motiva 2', a Gobiernos de Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador por los que habría cobrado 425.000 euros.

La polémica se vio entonces alimentada cuando Manos Limpias se personó en la causa y puso una denuncia en el Servicio de Inspección de la Complutense “por vulneración de la Ley de Incompatibilidades”. El sindicato pidió además la "suspensión cautelar de sus funciones por la alarma social que ha ocasionado el comportamiento del denunciado”, recalcando que una sanción por falta muy grave podría acarrear "separación de servicio" o "suspensión de funciones de 3 a 6 años".

Polémica en torno a la autorización

Monedero dijo haber solicitado el pasado 18 de diciembre un permiso para compatibilizar su trabajo de profesor con otros externos. Esa autorización, para ser efectiva, debía estar firmada por el rector de la universidad, algo que Carrillo no hizo. Sin embargo, semanas después el cofundador de Podemos se desdijo y un informe presentado por su abogada afirmó que Monedero realemente no solicitó el permiso de compatibilidad porque “al no tratarse de una empresa o actividad ligada con la propia universidad ni ser un contrato vinculado a la misma” estaba exento de hacerlo.

Según la Ley de Universidades, concretamente en su artículo 83, es posible "celebrar contratos con personas, universidades o entidades públicas y privadas para la realización de trabajos de carácter científico, técnico o artístico", pero con limitaciones (recogidas en la Ley de Incompatibilidades). La primera de ellas es “la necesidad de la autorización firmada por el rector” para “la validez del contrato”. Además, cada universidad tiene establecidos “criterios para fijar el destino de los bienes y recursos que con ellos se obtengan”, lo que significa que Monedero debería abonar supuestamente a la Complutense parte de los ingresos obtenidos. Según los estatutos fijados por este centro universitario concreto, “dicho porcentaje no podrá superar el 20% del importe del contrato”, pero “su cuantía y distribución se detallará en la normativa que apruebe el Consejo de Gobierno”. En el supuesto de aplicarse ese 20%, cerca de 85.000 euros deberían ir a parar a las arcas de la universidad que dirige José Carrillo.

Sin embargo, la defensa del profesor de Ciencias Políticas se apoya en el artículo 19 de la misma norma, que recoge los casos exceptuados del régimen de incompatibilidades. Entre ellos, “la producción y creación literaria, artística y técnicas, así como las publicaciones derivadas de aquellas siempre que no se originen como consecuencia de una relación de empleo o prestación de servicios”, “la participación en coloquios de medios” y “la colaboración y asistencia ocasional a congresos, seminarios y cursos de carácter profesional”. Según la asesora,“el precepto es meridianamente claro, y al no existir una relación laboral o prestación de servicios” en el trabajo de Monedero, este no debe requerir el permiso.

Juan Carlos Monedero Universidad Complutense de Madrid
El redactor recomienda