MADRID PERFILA LA CESIÓN DE ESPACIOS A ASOCIACIONES

Los 'okupas' de extrema derecha no tendrán espacio municipal y el Patio se asegura uno

El Ayuntamiento trabaja en el marco que regulará la cesión de espacios. El Patio Maravillas ha iniciado el proceso de asociación mientras que Hogar Social Madrid no tendrá opción porque es discriminatorio

Foto: La Policía desalojó el Patio Maravillas el pasado junio en Madrid (Reuters)
La Policía desalojó el Patio Maravillas el pasado junio en Madrid (Reuters)

El Ayuntamiento de Madrid trabaja ya en los detalles del marco normativo que regulará la cesión de espacios municipales a las asociaciones ciudadanas que demanden un lugar para desarrollar su actividad. Es una de las líneas urgentes de trabajo del área de Gobierno de Coordinación Territorial dirigida por Nacho Murgui, que la llevará a cabo aplicando la legislación vigente en esta materia, concretamente la ley de patrimonio de las administraciones públicas. La normativa recoge en su artículo 89 la posibilidad de que "terceros ocupen espacios del patrimonio del Estado para su explotación marginal, siempre que estos no sean necesarios para los servicios administrativos" y si tienen "la correspondiente autorización".

Fomentar el asociacionismo en la capital como expresión de potencia ciudadana es uno de los objetivos y compromisos de este área. Los últimos desalojos tan mediáticos de colectivos como el Patio Maravillas -al que algunos miembros del equipo de Ahora Madrid pertenecen, como la concejala Celia Mayer- o el de Hogar Social Madrid, asociación de extrema derecha, en la antigua sede del Fórum Filatélico y hace días fente al Palacio de Cibeles, están poniendo continuamente en la picota mediática a los gobernantes para ver cómo se resolverá esta situación.

El concejal Nacho Murgui explica que el Consistorio empezará a ceder espacios a las asociaciones que cumplan dos requisitos fundamentales: la normativa vigente y estar constituidos como personalidad jurídica, algo necesario para establecer cualquier relación con el Ayuntamiento, como supone la cesión de una propiedad municipal. Aunque el Consistorio no maneja datos concretos, asegura que prácticamente a diario hay solicitudes por parte de organizaciones sin ánimo de lucro que reclaman un espacio donde desarrollar su actividad.

Murgui tampoco ha especificado el número de espacios que actualmente tiene el Ayuntamiento para proceder a la entrega. A pesar de que existe un catálogo de Patrimonio en el que están recogidos todos estos lugares, el concejal recuerda que lo más importante es "la disponibilidad" de los mismos, porque no se trata tanto de los que hay sino de los que se pueden utilizar.

Además de estar constituidas como entidad jurídica, no todas las asociaciones podrán optar al espacio. Hay límites en los que precisamente el Consistorio trabaja actualmente, aunque Murgui ya ha adelantado que "no habrá cesión para organizaciones cuya actividad va contra los derechos humanos o discrimina a parte de la población". Esta afirmación excluye directamente a Hogar Social Madrid, asociación de extrema derecha que solo presta ayuda -alimentos y alojamiento- a ciudadanos de nacionalidad española, y que también solicita un espacio municipal.

Por otro lado, el Patio Maravillas ha confirmado a este diario que ya ha iniciado el proceso para convertirse en asociación, algo que les llevará "poco tiempo". Murgui confirmó este martes que si el Patio cumple la normativa, tendría garantizada la posibilidad de acceder a un espacio del Ayuntamiento, una reclamación por parte del colectivo desde hace años. Este espacio autogestionado comenzó su andadura en la calle del Acuerdo número 8 de Madrid, en pleno barrio de Malasaña. En 2010 fue desalojado y se movió a la calle del Pez, donde permaneció casi cinco años. El pasado mes de junio la Policía Nacional desalojó el inmueble y horas más tarde el colectivo ocupó un edificio en la calle Divino Pastor. Eso hasta el 4 de agosto pasado, cuando siete furgonetas de la Policía acudieron a la nueva ubicación para vaciarla de nuevo. Ahora Madrid reaccionó desde su cuenta de Twitter para mostrar su apoyo al colectivo, asegurando que es "expresión de la potencia ciudadana para hacer ciudad" y recordando que Madrid "necesita más espacios de la gente".

Lo que aún está por definir es el procedimiento por el que se asignarán los espacios. Murgui asegura que la prioridad será desarrollar una metodología "transparente y que garantice la igualdad de oportunidades al acceso" de los mismos, pero todavía no explica quién decidirá qué asociaciones se beneficiarán de los espacios y en base a qué se tomará la decisión. Tampoco hay plazos del procedimiento en sí. "El tejido asociativo es amplio y los locales se irán cediendo en función de la demanda que haya por parte de los colectivos", insiste el concejal delegado.

Precisamente en el pleno municipal de la semana pasada, el grupo de Ciudadanos que dirige Begoña Villacís hizo una propuesta acerca de esta cuestión. Por un lado, el necesario registro como asociación para poder acceder a un espacio y, por el otro, llevar a cabo una especie de concurso entre las distintas asociaciones tras el que se decidiría cuál optaría a un espacio u otro, dependiendo de la actividad desarrollada y su aportación a los distritos de Madrid. Esta última opción ha sido rechazada por el Gobierno de Ahora Madrid, que insiste en que el objetivo es "poner a disposición de la ciudadanía espacios y en ningún caso generar competencia porque eso es no entender la lógica del proceso". 

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios