APORTARÁ UNOS 200 INMUEBLES

La cesión de la Sareb al fondo de vivienda incluye pisos okupas y en situación irregular

Entre los activos que aportará, además de viviendas vacías, figuran hogares en situación irregular, casuística que engloba pisos con 'okupas' o familias que no pueden pagar el alquiler

Foto: Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, junto a la edil de Derechos Sociales, Marta Higuera. (EFE)
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, junto a la edil de Derechos Sociales, Marta Higuera. (EFE)

La Sareb está trabajando activamente en la selección y puesta a punto de los cerca de 200 inmuebles que ya se ha comprometido a ceder al consistorio madrileño. La operación se enmarca dentro de un acuerdo con diferentes entidades bancarias para la cesión temporal de viviendas, a coste cero, con el objeto de garantizar una alternativa habitacional a personas desahuciadas y en riesgo de exclusión social que no hayan logrado una solución previa mediante la Oficina de Intermediación Hipotecaria. Hasta el momento, la cifra de viviendas cedidas asciende a los 400 inmuebles, aunque la representante del consistorio en las negociaciones, la edil de Derechos Sociales Marta Higueras, subraya que todavía están por cerrarse acuerdos con varias entidades bancarias. Su objetivo es que este fondo social alcance el millar de viviendas.

Entre los activos que inyectará la Sareb a dicho fondo social, además de viviendas vacías, figuran también hogares en situación irregular, casuística bajo la que se engloban tanto pisos con okupas como familias que no pueden pagar el alquiler. El Ayuntamiento ha ofrecido a Sareb hacerse cargo de estos inmuebles, precisamente porque la razón de ser del nuevo fondo social es cubrir a familias en riesgo de exclusión. Además, el consistorio cuenta con el personal y los recursos sociales necesarios para gestionar esta problemática. En su mayoría, se trata de viviendas que no están teniendo salida ni para el alquiler ni para la venta y que se encuentran en los barrios donde la tasa de lanzamientos hipotecarios es más elevada.

Con la vista puesta en tener lista esta bolsa de viviendas en septiembre, desde la sociedad de gestión de activos se trabaja actualmente a gran velocidad para terminar de identificar y arreglar los inmuebles que cederá al Ayuntamiento. Unos trabajos de mejora que, por el momento, ha sufragado siempre la entidad presidida por Jaime Echegoyen, aunque Carmena ha ofrecido que los técnicos municipales trabajen también en esta labor.

La edil de Derechos Sociales se muestra optimista con los resultados de las negociaciones y vaticina que no habrá dificultades para buscar alternativas habitacionales a las personas que hayan sido desahuciadas. Un extremo que, según añade, se intentará evitar desde la Oficina de Intermediación Hipotecaria, organismo de reciente creación donde se concentran los esfuerzos para frenar los desahucios. Por tanto, la mayor parte de las viviendas que cedan los bancos se destinarán para ofrecer un alquiler social a personas en riesgo de exclusión.

Jaime Echegoyen, presidente de la Sareb. (EFE)
Jaime Echegoyen, presidente de la Sareb. (EFE)

A la espera de que se cierren los flecos del acuerdo, se contempla que los gastos generados por estas viviendas, como los de comunidad e IBI, corran a cuenta del Ayuntamiento, que también tendrá capacidad para gestionarlos durante los cuatro años de legislatura. Asimismo, existe la posibilidad sobre la mesa de que, agotado este periodo de cesión, sean las propias entidades bancarias las que gestionen el alquiler social en caso de que los inquilinos sigan cumpliendo los requisitos mínimos establecidos para acceder a él.

Plan de rehabilitación

Más allá de la selección y acondicionamiento de los inmuebles, también falta por determinar las condiciones del convenio que firmará el Ayuntamiento con las entidades financieras, una hoja de ruta que, no obstante, podrá ir ampliándose con el tiempo, ya que el objetivo de Ahora Madrid es llegar hasta las 1.000 viviendas.

Las entidades financieras llevan varios años negociando con las diferentes Administraciones soluciones habitacionales para aquellas personas en riesgo de exclusión, conscientes del drama social que supone y del daño reputacional que les genera. En esta línea, hace dos años pusieron a disposición del Ministerio de Economía un parque de 6.000 viviendas.

La alcaldesa Manuela Carmena también ha anunciado recientemente su intención de lanzar un plan de rehabilitación de viviendas, iniciativa que irá acompañada de una partida económica en la que se priorizarán aquellos inmuebles que carezcan de ascensor. 

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios