LAS ASOCIACIONES Y ECOLOGISTAS SE OPONEN

Yuanes chinos en un espacio público: vecinos y ecologistas contra Wang Jianlin

Vecinos y ecologistas se oponen a que el magnate chino desarrolle su proyecto de ocio y pisos en Campamento. Reclaman un corredor ecológico y vivienda pública

No todo podía ser tan fácil ni todo el mundo podía estar de acuerdo. Al magnate chino Wang Jianlin le ha salido un enemigo en su inversión en España. Y no es un enemigo cualquiera: son  los vecinos donde se va a construir el complejo de ocio, comercio y viviendas, los vecinos de Campamento. Es un enemigo pequeño, pero persistente. Las asociaciones de vecinos y los ecologistas se oponen radicalmente a que este inversor extranjero desbloquée la llamada Operación Campamento, 20 años paralizada a pesar de la necesidad de su rehabilitación, a golpe de yuanes (unos 3.000 millones de euros).

Quieren que la administración convierta estos terrenos no urbanizables propiedad del Ministerio de Defensa en un corredor ecológico que una la Casa de Campo con el Parque Regional del Guadarrama. En la parte en la que actualmente se levantan unos abandonados y fantasmagóricos cuarteles apuestan por viviendas y dotaciones públicas.

Su reclamación se alarga durante dos décadas, las que llevan las diferentes administraciones intentando rehabilitar la zona. Ahora el llamado Eurovegas chino vuelve a frustrar sus intenciones. Esta semana la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, Ecologistas en Acción y la plataforma Salvemos Campamento han decidido unir sus fuerzas para iniciar todas las reivindicaciones posibles para luchar contra el gigante del dinero oriental.

El multimillonario Wang Jianlin. (Gtres)
El multimillonario Wang Jianlin. (Gtres)

Quieren iniciar marchas, como ya han hecho otras veces, para mostrarles a los vecinos la riqueza que tienen y cuyo terreno abarca hasta la Ciudad de la Imagen, pero también implica a Alcorcón, Móstoles o Villaviciosa. Y quieren aprovechar el tirón electoral llevando hasta la zona verde a los candidatos de los principales partidos de la Comunidad de Madrid, Ayuntamiento y entidades locales afectadas.

¿Qué pasa con los vecinos?

Se quejan de que nadie les informa de nada y que los vecinos, los que convivirán con el desarrollo, no cuentan. “Hay oscurantismo y secretismo, como lo hubo en Eurovegas. Desconocemos los propósitos de los inversores“, explica Juan García, miembro de Ecologistas en Acción y persona activa en esta nueva unión de entidades.

Sabe que son “terrenos muy golosos” desde hace años y se los conoce mejor que nadie. Los ha recorrido cientos de veces y está convencido de que es necesario potenciar proyectos que  “esponjen la ciudad, no la apelmacen más. No podemos permitir que se produzca el despilfarro del terreno que es un bien muy valioso. Esto es nuestro, de todos los españoles”.

“No estamos de acuerdo con que el suelo público se venda a los inversores privados para su propio negocio”, añade Vicente Pérez, responsable de Urbanismo de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid y en constante comunicación con el Ayuntamiento. “Este viernes me he reunido con ellos y no saben nada. Oficialmente. Es una falta de información y transparencia total”, apunta.

Ignacio González y Ana Botella. (Efe)
Ignacio González y Ana Botella. (Efe)

La alfombra roja de la Administración

Será una lucha vista otras veces: construcción frente a protección ecológica. En esta ocasión hay un tercer factor que puede hacer que se decante la balanza hacia un lado: el empleo. Con un país con la tasa de paro en el 24% las promesas de puestos de trabajo en la zona del suroeste de Madrid pueden ser demasiado apetecibles.

“Se ha vendido la moto en casos similares y se han quedado en humo. Hay que ver los proyectos, si son perdurables, si no van a hipotecar a Madrid de una manera irreversible y la van a convertir en desiertos urbanísticos como en otras ocasiones”, opina Juan sobre las oportunidades de trabajo.

Los impulsores del corredor ecológico de Campamento tienen en frente, curiosamente, a las administraciones públicas -regional y local- que están interesadas en facilitar la entrada al inversor extranjero. Ana Botella, que anunciaba que se reunirá con el magnate chino la próxima semana, decía que este proyecto no implica, necesariamente, una modificación del plan urbanístico. Ya lo señalaba, semanas atrás, el portavoz de Gobierno municipal, Enrique Núñez. “El grupo Wanda podría empezar a construir mañana”, ya que su proyecto se adapta al Plan Parcial firmado en 2009.

La Comunidad de Madrid también le ha puesto la alfombra roja tras el fracaso de las negociaciones con Sheldon Adelson. "Espero que el Estado tome también la iniciativa para hacer posible esta magnífica inversión”, apuntaba Ignacio González, quien también habla de lo “buena” que sería para el Ayuntamiento esta operación porque se recuperaría una zona que lleva muchos años “prácticamente inutilizada”.

Wang Jianlin y Enrique Cerezo. (Reuters)
Wang Jianlin y Enrique Cerezo. (Reuters)

Y es que para expertos como Pablo Méndez, director de Negocio, Suelo y Rehabilitación de Aguirre Newman, esta operación “tiene sentido” desde el punto de vista Inmobiliario. “Quizá al promotor nacional esta zona no le resulte atractiva pero él va a posicionarse donde no hay competencia”. A un lado Campamento, sí, pero al otro Pozuelo, donde también se encuentra la exclusiva urbanización de La Finca.

Méndez cree que es proyecto es más viable que el de Eurovegas y con mayor posibilidad de hacerse realidad. En aquella ocasión había varios propietarios con los que negociar; en esta ocasión, sólo uno, el Estado. “Es una noticia positiva que alguien de fuera quiera invertir aquí en estos momentos”. Augura que las primeras viviendas podrían estar terminadas en dos o tres años.

Wang Jianlin ha venido para quedarse. Primero le compró el Edificio España al Banco Santander, donde construirá un centro comercial, un hotel y viviendas de lujo. Posteriormente, acaparó el 20% del Atlético de Madrid y ahora quiere Campamento. Ha puesto su ojo en nuestro país, pese a quien le pese, y es probable que no lo quite tras la operación en el suroeste de Madrid. El acuerdo con Enrique Cerezo ha sido una buena entrada para seguir conociendo inversores en nuestro país. “Banderín de enganche” lo llegó a calificar el propio Ignacio González.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios