Es noticia
Menú
Vigo multará por orinar en el mar, pero no explica cómo realizará la vigilancia
  1. España
  2. Galicia
750 euros

Vigo multará por orinar en el mar, pero no explica cómo realizará la vigilancia

'The Times' publica en portada un artículo en el que alerta a sus turistas de la multa

Foto: Playa de O Bao en Vigo. (EFE/Salvador Sas)
Playa de O Bao en Vigo. (EFE/Salvador Sas)

No es habitual, pero tampoco inédito, que el histórico 'The Times' fije su mirada en Vigo: algún suceso como el derribo del 'O Marisquiño' de 2018 —con 467 heridos—, incursiones del Celta en competiciones europeas, los encantos de las playas de las Islas Cíes… Son motivos por los que la ciudad gallega ha llegado a los lectores del veteranísimo periódico, al que ahora vuelve por causas meramente escatológicas: la aprobación de una ordenanza municipal que prohíbe expresamente "la evacuación fisiológica en el mar o en la playa", una conducta castigada con 750 euros de multa. Lo que 'The Times' se pregunta —y la ordenanza no aclara— es cómo se hará cumplir la nueva norma.

El periódico de Rupert Murdoch da cuenta de la normativa en su portada del pasado 21 de junio, en un artículo a modo de aviso a sus turistas que pone el foco en la penalización a la que se exponen. La noticia, firmada por su corresponsal Charlie Devereux, cita otras prohibiciones implantadas en las playas viguesas, como usar el agua del mar o las duchas para el aseo personal o para lavar utensilios de cocina. Como bien precisa el 'Times', el Ayuntamiento que dirige Abel Caballero desde 2007 acompaña la prohibición de orinar en el agua con un compromiso de fomentar, donde no existan de carácter permanente, la instalación de aseos públicos accesibles durante la temporada de baño.

Foto: Las piscinas públicas, el foco preferido para orinar del ciudadano medio. (EFE)

La noticia que recoge 'The Times' tiene poco de nueva, aun cuando hasta ahora haya pasado relativamente inadvertida. La ordenanza reguladora de uso y disfrute de las playas se debatió en el Ayuntamiento vigués en 2020 y entró en vigor unos meses más tarde, en abril del año siguiente. Pero el artículo 12 que tanta alarma provoca a los británicos fue eclipsado por otro debate que entonces se llevó los titulares: la prohibición de fumar en las playas, que finalmente se quedó en una declaración de intenciones, al expresar que las autoridades municipales podrán habilitar determinados arenales del municipio "como espacios libres de humo".

Caballero estaba tan decidido a llevar adelante la prohibición del tabaco que en 2019 promovió una consulta popular a través de la web municipal en la que participaron más de 28.848 personas, de las que el 77,84% apoyó de la iniciativa. También se preguntó a los vigueses sobre la posibilidad de vetar el tabaco en el estadio de municipal de Balaídos, con menos participación pero con un 83,02% de votos a favor. El Ayuntamiento consideraría más tarde que la ley estatal le impide llevar a cabo ambas limitaciones y todo se quedó en recomendaciones.

Foto: Foto: iStock.

En cambio, la prohibición de orinar en el mar, establecida en su artículo 12, no fue objeto de polémica ni chanzas en el debate de la ordenanza. La oposición no reparó en ella o no la consideró relevante, y centró sus críticas en otras disposiciones como la falta de concreción de los horarios del servicio de socorristas o los lugares de la costa en los que se admite el nudismo, de los que la normativa solo establece que serán aquellos utilizados para esta práctica de forma tradicional. Se advierte, eso sí, que el nudismo se debe limitar a la superficie de los arenales, por lo que se exige bañador en sus accesos o en las duchas.

La discusión también se dio alrededor de la admisión de perros en las playas, que finalmente se derivó a una ordenanza específica de protección y tenencia de animales. La cuestión provocó controversia en Vigo cuando Abel Caballero restringió el acceso de canes a dos playas de la ciudad, con no poco rechazo vecinal y de los ecologistas. Otros aspectos que aborda la normativa es el acotamiento de zonas donde se prohíbe tirarse al mar desde acantilados, rocas, espigones o embarcaderos o la prohibición de acampar o instalarse sobre el arenal para dormir al raso.

"Nuestra normativa está basada en otras ordenanzas de otros ayuntamientos que están en funcionamiento desde hace más de 10 años"

Preguntado sobre la curiosa ordenanza, el Ayuntamiento de Vigo se limita a aclarar que el uso y disfrute de las playas, que se regula en la Ley de Costas 22/1988, "es bastante generalista", por lo que cada ayuntamiento particulariza las normas como considere preciso. “Nuestra normativa está basada en otras ordenanzas de otros ayuntamientos que están en funcionamiento desde hace más de 10 años, por lo que consideramos que su funcionamiento es óptimo, sobre todo en la prevención”, señalan fuentes municipales.

En concreto, desde el gobierno municipal de Vigo destacan que otros municipios como los de San Sebastián, Benidorm o Málaga incluyen entre sus normas higiénico-sanitarias prohibiciones como la destacada por 'The Times', así como muchos otros de menor tamaño como San Pedro del Pinatar. Precisamente a este ayuntamiento murciano se refiere el artículo del periódico inglés, en el que, como recuerda, también está prohibido poner una toalla en la playa para reservar espacio, desnudarse o jugar a las palas con raquetas de madera. La sanción por hacer una barbacoa en sus playas asciende a 1.500 euros.

Foto:  Wu Shifan (izquierda) y Chu Jian (derecha), con muestras del biocemento. (Universidad Tecnológica de Nanyang)

Otros municipios que, según el autor del artículo, han dejado a muchos vecinos "desconcertados" con sus normas son Barcelona, Málaga y Palma de Mallorca, donde caminar por la calle en bikini o en bañador sin camiseta puede acarrear una multa de hasta 300 euros. Por el contrario, señala 'The Times', en otras partes de España esas prohibiciones están “en retirada”. Es el caso de Cádiz, donde señala que en abril se derogó una normativa que permitía a la policía impedir el nudismo en ciertas playas, lo que significa –interpreta– “que todos los arenales del municipio son ahora blanco fácil para los nudistas”.

No es habitual, pero tampoco inédito, que el histórico 'The Times' fije su mirada en Vigo: algún suceso como el derribo del 'O Marisquiño' de 2018 —con 467 heridos—, incursiones del Celta en competiciones europeas, los encantos de las playas de las Islas Cíes… Son motivos por los que la ciudad gallega ha llegado a los lectores del veteranísimo periódico, al que ahora vuelve por causas meramente escatológicas: la aprobación de una ordenanza municipal que prohíbe expresamente "la evacuación fisiológica en el mar o en la playa", una conducta castigada con 750 euros de multa. Lo que 'The Times' se pregunta —y la ordenanza no aclara— es cómo se hará cumplir la nueva norma.

Multa Playa The Times
El redactor recomienda