Testimonios, teléfonos y cámaras: la Policía estrecha el cerco por la muerte de Samuel
  1. España
  2. Galicia
la investigación vive horas cruciales

Testimonios, teléfonos y cámaras: la Policía estrecha el cerco por la muerte de Samuel

Marlaska y el delegado del Gobierno no descartan un ataque homófobo contra el joven coruñés, pero reclaman tiempo para la investigación

Foto: Varias personas observaban el lugar donde en la madrugada del sábado fue asesinado Samuel. (EFE)
Varias personas observaban el lugar donde en la madrugada del sábado fue asesinado Samuel. (EFE)

13 personas han declarado ya ante la Policía por la paliza mortal al joven Samuel Muñiz la madrugada del sábado en A Coruña, siete de ellas presuntas agresoras. Pero de momento no hay detenidos y avanza una investigación que vive sus horas cruciales, en las que las pesquisas se centran en esclarecer con exactitud qué ocurrió a las tres de la madrugada a la salida de una discoteca del paseo marítimo coruñés.

Según los primeros testimonios, una amiga del malogrado joven inició una videoconferencia y los agresores creyeron que les estaba grabando. Se inició así una discusión en la que medió Samuel, que fue golpeado hasta la muerte. Dos días después, la ciudad gallega sigue consternada por la violencia y el fatal desenlace del suceso.

Foto: Policía en A Coruña. (EFE)

Muñiz era un auxiliar de enfermería conocido por su amabilidad y carácter conciliador. Trabajaba desde 2017 en el geriátrico de la Fundación Padre Rubinos de A Coruña. Nacido en Brasil hace 24 años —los acababa de cumplir el 24 de junio—, sus padres, él brasileño y ella gallega, emigraron a la ciudad con la familia cuando tenía apenas un año.

El sábado salió con un grupo de amigos para disfrutar de una de las primeras noches de apertura del ocio nocturno en Galicia. Una decena de personas la emprendieron a patadas y puñetazos hasta que su cuerpo dejó de moverse. Los agresores huyeron a la carrera, mientras sus amigos esperaban a la ambulancia que lo trasladó al hospital. De camino, el corazón de Samuel dejó de latir.

"Nos quitaron la única luz que iluminaba nuestra vida. Tenemos un largo camino por recorrer"

Fuentes de la investigación han confirmado que las declaraciones de los testigos han permitido a la Policía identificar a los autores de la agresión y esperan detenciones en las próximas horas. También han sido útiles las grabaciones con teléfonos móviles de la paliza, las cámaras de seguridad de la calle del suceso y adyacentes y los registros de identidad de los clientes de las discotecas de la zona, obligatorias por el protocolo vigente para el ocio nocturno.

El padre de Samuel acudió el domingo al lugar exacto donde mataron a su hijo, frente al número 2 de la avenida de Buenos Aires, donde depositó una cartulina con unas palabras escritas: “Nos quitaron la única luz que iluminaba nuestra vida. Sabemos que vamos a tener un largo camino por recorrer. Estaremos apoyados en nuestra familia, amigos y compañeros que nos ayudan a salir de este camino oscuro. Agradecemos todas vuestras oraciones y muestras de cariño. Agradecer también a nuestra maravillosa ciudad de A Coruña. Gracias de corazón”.

¿Un crimen homófobo?

Transcurridos casi dos días desde el suceso, la pregunta de si fue un crimen homófobo sigue en el aire. Numerosas organizaciones LGTBIQ+ han convocado concentraciones de denuncia y repulsa por lo que consideran un ataque contra la condición sexual de la víctima. Hasta el momento no se ha confirmado ningún indicio que permita concluir una interpretación en ese sentido, pero esa es una de las posibles causas que está investigando la Policía Nacional. La confirmó el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, que, preguntado sobre el posible móvil del crimen, ha aclarado que “no se descarta ninguna de las vías” de investigación.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha incidido también esta mañana en la misma idea. “No está excluida ninguna hipótesis, si subyace un ánimo de delito de odio o cualquier otro ánimo o voluntad”, ha señalado. “Ha sido identificada mucha gente en las inmediaciones de donde acontecieron los graves hechos y, en ese sentido, es en lo que se está trabajando”.

El ministro se ha mostrado confiado en ofrecer en un corto plazo de tiempo “respuestas concretas y lógicas, tanto sobre la posible identificación y detención de los presuntos autores como del móvil subyacente”.

Las identificaciones, según el delegado del Gobierno, se basan en los testimonios recabados y el visionado de las cámaras de seguridad en la zona, pero el delegado del Gobierno ha querido “aclarar y dejar bien claro” que no hay detenidos. Miñones ha llamado a la responsabilidad y ha pedido tiempo para dejar trabajar a la Policía, porque las horas actuales son “claves en la investigación”. “Los detalles van a ser muy importantes y por lo tanto creo que debemos a la familia y a la sociedad esclarecer los hechos y poner ante la justicia a aquellos que han llevado a cabo este crimen”, ha subrayado.

La condición de crimen homófobo tendrá consecuencias penales para el autor o autores de la mortal paliza, ya que de confirmarse constituiría un delito de odio. Para las plataformas que están convocando movilizaciones hay pocas dudas. La organización Avante LGBT apeló a “testigos” de los hechos para reclamar, a través de su cuenta de Twitter, “que se esclarezca si se trató de un asesinato LGBTfóbico”.

Monedero escribió que, si Almeida hubiera colgado la bandera arcoíris en Cibeles, “el asesinato de Samuel habría sido un poco más difícil”

La ministra de Igualdad, Irene Montero, y la vicepresidenta tercera y titular de Trabajo, Yolanda Díaz, se inclinaron también hacia esa interpretación a través de sus redes sociales. Montero reclamó “una sociedad más libre en la que no dejemos cabida al odio”, y Díaz afirmó que el ataque atenta contra la idea de “libertad, de convivencia y de diversidad”.

Esta mañana, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha ido más lejos al asegurar que el asesinato se produjo "al grito de maricón", un extremo confirmado por el testimonio de una amiga que acompañaba a Samuel, publicado en 'La Voz de Galicia'.

La secretaria general de Podemos ha denunciado los “discursos de odio”, que, ha dicho, son “el caldo de cultivo para que ocurran estos delitos de odio”. El portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, mientras, ha reclamado evitar “un uso político y rastrero” del asesinato del joven Samuel, aunque sus palabras no iban destinadas a la ministra, sino a uno de los fundadores de Podemos, Juan Carlos Monedero, que escribió que, si el regidor hubiera colgado la bandera arcoíris en la fachada de Cibeles, “el asesinato de Samuel habría sido un poco más difícil”.

“La democracia en España es tan grande que permite que haya personajes como Juan Carlos Monedero, que ha hecho de la política del odio su marca personal”, ha replicado.

Padres Agresión Partido Popular (PP) Ione Belarra Delincuencia Juan Carlos Monedero LGTBI Activismo LGTB
El redactor recomienda