Una década de enfrentamiento entre Galicia y Asturias por el nombre de la ría de Ribadeo
  1. España
  2. Galicia
ría de Ribadeo o ría del Eo

Una década de enfrentamiento entre Galicia y Asturias por el nombre de la ría de Ribadeo

Las dos comunidades vecinas intercambian informes sobre el uso correcto del topónimo 13 años después de que quedara zanjado

placeholder Foto: Vista de la ría de Ribadeo. (Markus Braun, Wikipedia)
Vista de la ría de Ribadeo. (Markus Braun, Wikipedia)

El asunto parecía zanjado en 2008, cuando la Comisión Geográfica Nacional del Consejo Superior Geográfico determinó que el estuario del río Eo, frontera natural que limita los territorios de Asturias y Galicia desde 1956, se denomina oficialmente ría de Ribadeo. Que al otro lado del municipio gallego se refiriesen a ella como ría del Eo y otros argumentos expuestos por las autoridades asturianas poco importaron: el organismo, encargado de informar sobre los topónimos y de proponer la normalización de las denominaciones geográficas, resolvía el litigio entre dos comunidades a favor de la opción gallega. O eso parecía, porque 13 años después el pleito vuelve a estar encima de la mesa y a suscitar razonamientos desde las dos partes en favor de ambas toponimias.

Por más que Google Maps tire de neutralidad y rotule la ría de las dos formas, la decisión de la comisión, dependiente del antiguo Ministerio de Fomento, fue concluyente. Se estudiaron entre otros informes de la Comisión de Toponimia de la Xunta de Galicia, de la Dirección General de Promoción Cultural y Política Lingüística del Principado de Asturias y de la Real Sociedad Geográfica, y de toda aquella montaña de documentos y controversia salió la determinación de que es de Ribadeo. Pero Asturias no se conforma y ahora busca la doble denominación, al estilo Google. El asunto ha sido elevado al Instituto Geográfico Nacional, del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. El revuelo provocado recuerda al de 2008.

Foto: Vista de la ría de Ribadeo. (Markus Braun, Wikipedia)

Como organismo encargado de la oficialización de topónimos que afecten a más de una comunidad autónoma, el Instituto Geográfico ha recibido un informe preparado por la Dirección General de Política Lingüística del Principado de Asturias sobre el uso histórico de la denominación ría del Eo. En él se exponen datos que muestran el empleo de ese nombre en textos administrativos y legislativos, eruditos, institucionales, históricos, periodísticos, literarios o cartográficos. Se abre así un nuevo proceso administrativo para determinar la denominación oficial de la ría que hace de frontera entre Asturias y Galicia.

El melón lo reabrió a finales de 2020 el PP asturiano, que instó en el Parlamento regional al Principado a que recopilase toda la documentación histórica que acredite el uso de ría del Eo y la enviase al Ministerio de Fomento para la revisión del nombre. La iniciativa se aprobó por unanimidad. Su diputado Álvaro Queipo —vecino de Castropol— reclamó apoyo “para poner fin a una disputa histórica y evitar discriminaciones”. “Que ría del Eo y ría de Ribadeo convivan en igualdad de condiciones y que cada uno use el topónimo que mejor crea conveniente”, defendió. La iniciativa fue aprobada por unanimidad.

Tampoco se registró ningún voto en contra en la reacción que la reclamación asturiana provocó en la Diputación de Lugo. Los tres grupos —PSOE y BNG y PP— mostraron su rechazo al cambio y dieron su apoyo a una iniciativa llevada al pleno por los nacionalistas. Su portavoz, Efrén Castro, manifestó que su única intención es "defender lo que defiende el Ayuntamiento de Ribadeo y la provincia: mantener esa toponimia". El presidente de la institución provincial, el socialista José Tomé, apuntó que no está "en contra de que los asturianos quieran hablar del Eo", pero añadió: “Los gallegos defendemos lo que es nuestro y, en este caso, lo que fue siempre fue la ría de Ribadeo. Aquí no hay ninguna duda”.

Foto: Una vez en tierra, la mercancía iba a ser vendida a otros países europeos. Foto: Guardia Civil

Con argumentos más técnicos, el Consello da Cultura Galega (CCG) ha salido en defensa de la toponimia de Ribadeo. Es la forma que está avalada desde el punto de vista histórico, según la documentación y cartografía histórica recopilada por el organismo en un informe encargado por la Xunta. Tras apuntar que la toponimia tradicional forma parte del patrimonio cultural inmaterial y, por lo tanto, debe ser protegida, el CCG señala la existencia de documentos previos que apuntan el empleo de la denominación de Ribadeo en mapas y cartas náuticas a lo largo de los siglos por parte de autores de distintos países. El topónimo “excede con mucho el uso local e invalida el argumento de que pueda tratarse de una tradición exclusiva de la orilla occidental”, sentencia, por lo que el cambio propuesto por Asturias sería “introducir una anomalía denominativa donde no la había”.

Del otro lado del Eo, también se recurre a argumentos históricos. Como que desde 1154 la ría era propiedad en su totalidad de la villa de Castropol, lo que viene avalado con sentencias emitidas en el año 1583 contra las aspiraciones de Ribadeo y con las actas de deslindes de Castropol de 1889. La Academia de la Llingua Asturiana, por su parte, emitió un comunicado en el que calificó la decisión de 2008 de “poco objetiva” y solicitaba al Principado una actuación inmediata para impedir “otro agravio más a las posiciones asturianas”. La polémica se vivió en Asturias como un acto de nacionalismo gallego, que en aquellos años gobernaba en Galicia en coalición con el PSdeG. El entonces alcalde de Castropol, el socialista José Ángel Pérez, la consideró una diputa artificial. “No existía hasta hace cuatro años, pero el nacionalismo gallego se ha metido con este asunto”, acusó.

Foto: Vista de la zona en la que se ha derrumbado uno de los arcos de la playa de As Catedrais. (EFE)

Como novedad, en esta ocasión la postura de Asturias niega incluso que el informe elaborado hace 13 años por la Comisión Geográfica Nacional fuera determinante. Así lo sostiene el Principado en una respuesta escrita al grupo del PP, en la que, además de informar del nombramiento de un representante para avalar su tesis, señala que los informes de la Comisión Especializada de Nombres Geográficos, “instaron a oficializar” y propusieron “dar preferencia” a la denominación ría de Ribadeo, pero sin que se produjera una decisión al respecto. “Según podemos observar de la documentación recabada, y a pesar de las noticias de prensa generadas desde Galicia, no hubo nunca una oficialización estatal, competencia propia de la Dirección General del Instituto Geográfico Nacional cuando existen dudas toponímicas que afectan a dos comunidades autónomas”. O lo que es lo mismo, que el conflicto por la denominación está en la misma casilla de salida en la que estaba en 2008.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Partido Popular (PP) Ministerio de Fomento BNG PSdeG Asturias Lugo
El redactor recomienda