Del matadero a la vacuna de Bill Gates: el laboratorio gallego que producirá para Novavax
  1. España
  2. Galicia
en o porriño, cerca de vigo

Del matadero a la vacuna de Bill Gates: el laboratorio gallego que producirá para Novavax

Zendal, con vínculos familiares con Zeltia, Pharma Mar y Pescanova, se prepara para fabricar para toda Europa una de las principales armas contra el coronavirus

Foto: El ministro de Sanidad, Salvador Illa, con el director general de la empresa farmacéutica Zendal. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, con el director general de la empresa farmacéutica Zendal. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Todo empezó en un matadero o, si nos remontamos un poco más en el tiempo, en una empresa de transporte de ganado vacuno. Y aunque la palabra 'vacuna' provenga de los experimentos con vacas, el recorrido hasta producir la vacuna de Novavax no fue tan directo para la familia de Pedro Fernández Puertas, presidente de Zendal. El matadero familiar de principios del siglo pasado evolucionó en negocio de subproductos de reses y, de ahí, en gran compañía farmacéutica, la que ahora se prepara para producir para toda Europa desde O Porriño, cerca de Vigo, uno de los productos en que se depositan las esperanzas en la lucha contra el covid-19, con el patrocinio de Bill Gates.

El pasado septiembre, cuando aún no había entrado en fase 3, Zendal firmaba a través de su filial Biofabri con la estadounidense Novavax la producción industrial del antígeno de su vacuna contra el SARS-CoV-2 en la Unión Europea. Emergía así el nombre de un grupo biofarmacéutico estrechamente vinculado a Galicia y a una familia que ha dado origen a empresas como Zeltia, Pharma Mar y Pescanova. No en vano, los artífices de las dos últimas, los hermanos José María y Manuel Fernández de Sousa, comparten con su primo Fernández Puertas un bisabuelo de Sarria (Lugo), Marcos de Barreiros, que transportaba cabezas de ganado a Madrid, y un abuelo, Antón de Marcos, que se haría cargo del negocio a comienzos del siglo XX.

Foto: (Reuters)

El antecedente directo de Zendal es Zeltia, una empresa creada por los hermanos Antonio y José Fernández López, hijos de Antón de Marcos y padres, respectivamente, del actual presidente de Zendal y de los dirigentes de Pharma Mar y Pescanova. Zeltia nació para dar una segunda vida a los desechos de los animales sacrificados, pero prosperó y se diversificó hasta convertirse en un moderno grupo farmacéutico especializado en antibióticos para humanos, vacunas para animales y productos para la industria agrícola, en manos ya exclusivamente de Antonio Fernández López cuando su hermano José implantó en Pescanova una idea tan sencilla como efectiva, la de meter un congelador en un barco.

De Zeltia se habló, y mucho, a mediados del pasado siglo, porque un equipo dirigido por el doctor Fernando Calvet logró sintetizar el DDT, lo que convirtió la empresa en la primera firma española en producción de insecticidas y pesticidas, con la famosa marca ZZ. No todo fueron éxitos. En su producción entre 1947 y 1964, generó más de 1.000 toneladas de lindano, producto altamente tóxico y cancerígeno, que todavía permanece apenas enterrado en una amplia zona del municipio de O Porriño, a la espera de un proyecto de descontaminación.

Foto: .

El actual presidente de Zendal compró en 1993 Cooper Zeltia Veterinaria (CZV), la división de Zeltia —en esos años ya con participación extranjera— dedicada a especialidades veterinarias, que diversifica y expande mientras el resto del grupo deriva en Pharma Mar. En 2018, CZV se convierte en Grupo Zendal, nombre tomado de la enfermera gallega Isabel Zendal, que participó en 1803 en la Real Expedición Filantrópica de Francisco Javier Balmis, que llevó la vacuna de la viruela a las provincias españolas de Asia y América.

Los últimos avances de la carrera por las vacunas han tenido efectos distintos para Pharma Mar y Zendal. Así, mientras decaía el interés en el fármaco contra el coronavirus, el Aplidin, los directivos de la segunda se frotan las manos con las expectativas de los experimentos con antígenos. Pero entre una y otra hay más conexiones que las estrictamente familiares entre sus máximos dirigentes. De hecho, Pedro Fernández Puertas posee el 4% de Pharma Mar y es vicepresidente de la compañía que preside su primo José María Fernández de Sousa, aunque el verdadero control lo ejerce el banco Kutxabank.

placeholder El presidente de Pharma Mar, José María Fernández. (EFE)
El presidente de Pharma Mar, José María Fernández. (EFE)

Zendal, que también trabaja en dos proyectos nacionales de vacuna para el coronavirus, se incorporará a la de Novavax a través de Biofabri. Es una de las seis empresas, todas ellas del sector de la biotecnología y vacunas para salud humana y animal, en las que está dividido el grupo, junto a CZ Vaccines, Vetia, Petia Animal Health, Zinereo Pharma y Probisearch. Biofabri está especializada en el desarrollo de nuevas vacunas de humanos, entre otras, MTBVAC, proyecto contra la tuberculosis, actualmente en fase 2 de ensayos clínicos, que empezará la fase 3 a principios de 2021.

Pedro Fernández Puertas escenificó hace apenas un año la reunificación de la vieja Zeltia, al comprar a su primo José María Fernández de Sousa Zelnova Zeltia, la división química de Pharma Mar, que se desmembró en 1964 de la parte veterinaria. Conocida por marcas como Kill Paff o los barnices de Xylazel, era la última filial gallega de Pharma Mar. No se integró en Zendal, pero el control lo ejerce Puertas a través de sus empresas Allentia Invest y Safoles.

Foto: (Reuters)

Se cerraba así el círculo de Zeltia, uno de los muchos surgidos de un linaje que comienza con un tratante de ganado y que se ha demostrado rico en visionarios y emprendedores. Y también galleguistas, pese a las buenas relaciones con el régimen de Franco de los hermanos Fernández López como suministradores de carne en la guerra para el llamado bando nacional, función recompensada en las siguientes décadas.

De aquellos negocios, surgieron otros como Granxa do Louro —por donde entraría el cultivo de kiwi en España—, Frigolouro, Coren, Frigsa y Cementos del Noroeste. O una empresa dedicada a la exportación de wolframio a Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, pero también Editorial Galaxia, la improbable aventura en pleno 1950 de promoción de la cultura gallega apadrinada por los hermanos Fernández López. Es otro de los contrastes de una familia no siempre bien avenida, a la que ahora ilumina el resplandor de una prometedora vacuna.

Todo empezó en un matadero o, si nos remontamos un poco más en el tiempo, en una empresa de transporte de ganado vacuno. Y aunque la palabra 'vacuna' provenga de los experimentos con vacas, el recorrido hasta producir la vacuna de Novavax no fue tan directo para la familia de Pedro Fernández Puertas, presidente de Zendal. El matadero familiar de principios del siglo pasado evolucionó en negocio de subproductos de reses y, de ahí, en gran compañía farmacéutica, la que ahora se prepara para producir para toda Europa desde O Porriño, cerca de Vigo, uno de los productos en que se depositan las esperanzas en la lucha contra el covid-19, con el patrocinio de Bill Gates.

Novavax Manuel Fernández de Sousa Vacuna Bill Gates
El redactor recomienda