Confusión en las aulas: el CSIC recomienda filtros de aire y la Xunta los prohíbe
  1. España
  2. Galicia
considera que pueden ser contraproducentes

Confusión en las aulas: el CSIC recomienda filtros de aire y la Xunta los prohíbe

Educación veta en los centros de enseñanza la instalación de filtros HEPA, propuestos en una guía oficial

Foto: Confusión en las aulas: el CSIC recomienda filtros de aire y la Xunta los prohíbe
Confusión en las aulas: el CSIC recomienda filtros de aire y la Xunta los prohíbe

La 'Guía para la ventilación en las aulas', elaborada por el CSIC para el Ministerio de Ciencia e Innovación, propone el uso de los purificadores para reducir la concentración de virus en el aire. La Xunta, en cambio, ha prohibido su instalación en colegios, por considerar que pueden resultar contraproducentes. Esa es la situación en Galicia ante los cada vez más populares filtros HEPA, defendidos por algunos como la alternativa ideal cuando no es posible ventilar correctamente y considerados por la Consellería de Educación una protección todavía sin homologar, para confusión de directores de centros y asociaciones de padres y madres.

El CSIC recomienda abrir puertas y ventanas de las aulas seis veces por hora

El conflicto comenzó con la decisión de profesores y padres de determinados centros de sufragar de su bolsillo los purificadores de aire. Ocurrió por ejemplo en el colegio de una parroquia rural del municipio de Gondomar, cerca de Vigo, en el que lograron reunir 5.100 euros para comprar 17 aparatos dotados con filtros HEPA, que fueron instalados en las aulas y en el comedor. Lo hicieron con la intención no de eliminar la ventilación natural, pero sí para reducir en la medida de lo posible las concentraciones de virus en suspensión.

Pinche para leer la guía.
Pinche para leer la guía.

Otros colegios e institutos de la zona imitaron al Neira Vilas, pero recibieron una advertencia del departamento autonómico de Educación para disuadirles de hacerlo. “En cuanto a la posible compra e instalación de filtros de aire para las aulas, y a menos que se reciban nuevas instrucciones de [la Consellería de] Sanidade al respecto, no se deben instalar. La autoridad sanitaria en estos momentos considera que puede resultar contraproducente y recomienda la ventilación como medio más efectivo para prevenir el covid-19”, les comunicó el Servicio de Inspección Educativa de la 'consellería'. “La respuesta dolió, porque los padres como es lógico están muy sensibilizados con el tema”, precisa Carlos Alonso, director de uno de los institutos que recibieron la negativa de la Xunta, el IES A Sangriña de Gondomar.

La Xunta tuvo noticia de la intención de los centros de enseñanza sin haber sido consultada oficialmente. Hubo colegios que se dirigieron específicamente a Educación para solicitar permiso y no han recibido contestación, en tanto que al Neira Vilas no llegó ningún impedimento al respecto.

La Xunta sostiene que se limita a seguir los protocolos, y que en estos no figura ninguna recomendación sobre los purificadores de aire. Lo que sí existe es la 'Guía de ventilación de las aulas' elaborada por el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, organismo del CSIC y dependiente por lo tanto del Ministerio de Ciencia e Innovación, que fue publicada este mes de octubre. Y en ella, filtrar y purificar el aire es una de las principales recomendaciones para reducir las probabilidades de contagio de covid-19 por vía aérea.

Foto: España ignora la medida más barata y eficaz contra el coronavirus: ventilar interiores

El manual, basado en el que elaboró la Universidad de Harvard y en fuentes y trabajo experimental en ventilación y filtración en España, propone el uso de los filtros HEPA cuando la ventilación natural y la forzada (equipos extractores) es insuficiente, una alternativa especialmente interesante en comunidades con climatologías como la de Galicia. Tras presentar como prioritarios esos dos métodos de ventilación, expone: “Cuando todo lo anterior no es posible o no es suficiente, se debe purificar el aire con equipos provistos de filtros HEPA”, para añadir que la solución final “puede ser una combinación de opciones, por ejemplo, se puede combinar ventilación natural y purificación”.

La guía propone utilizar un purificador para eliminar las partículas susceptibles de contener virus del aire interior, y expone una serie de recomendaciones sobre su uso. Por ejemplo, que se coloque en el centro del aula si es posible y sin soplar directamente a los ocupantes. “El sistema más eficaz es la filtración, que consiste en hacer pasar el aire ‘contaminado’ a través de un filtro de alto rendimiento, generalmente filtro HEPA ['high efficiency particulate air'], que retiene las partículas y proporciona aire limpio”. En cambio, desaconseja los sistemas con ionizadores o producción de ozono, “ya que generan reacciones con otros elementos de la atmósfera que no se controlan y tienen consecuencias negativas de formación de contaminantes”.

Foto: Así se ventila un aula para reducir el riesgo de contagio del covid-19, según la ciencia

La Xunta insiste en que las medidas de ventilación que propone en Galicia son exclusivamente “las recogidas en los protocolos a nivel nacional, teniendo en cuenta la opinión de los expertos y de las autoridades sanitarias”. “En este momento, no figuran en los protocolos sanitarios dispositivos de ningún tipo como alternativa a la ventilación. Si los expertos científicos recomendaran esta posibilidad, la Xunta estudiaría su incorporación”, señala la 'consellería', que el pasado martes, “consciente de la preocupación que este asunto genera en las familias y en la comunidad educativa”, trasladó la cuestión a un organismo específico. Este Comité Educativo acordó solicitar unas orientaciones de carácter técnico “que permitan optimizar la ventilación de los centros escolares, adaptadas a las distintas situaciones meteorológicas y a las características de los centros educativos, siempre con el aval de las autoridades sanitarias”.

“Todas las decisiones que se tomen para luchar contra el covid no pueden ser fruto de la improvisación ni de la precipitación, sino que tienen que ser absolutamente rigurosas y solventes, y por lo tanto dotadas de sustento técnico y epidemiológico”, añade Educación. “Es un debate que se está dando a nivel del conjunto del Estado, por lo que no es exclusivo de Galicia. Por tanto, ante problemas similares, convendría diseñar medidas con base en criterios homogéneos”, siempre “con el aval técnico y con todas las garantías jurídicas”.

El director del IES A Sangriña opina que lo ocurrido se debe a la falta de entendimiento entre las autoridades educativas y los centros de enseñanza, “en un contexto de cierta confusión”. En la comunidad educativa, se extiende la opinión de que, más que dudas sobre la eficacia de los purificadores, avalados por el CSIC, existen reticencias de las autoridades educativas a asumir un sistema con un coste muy elevado y que de alguna forma tendrían que asumir. “Hay que tener en cuenta que un purificador normal no baja de 200 euros, y hay institutos que necesitarían medio centenar. Además, su mantenimiento tampoco es barato. Si eso se multiplica por los colegios e institutos de todo el territorio, estamos hablando de cantidades muy importantes”, subraya Carlos Alonso.

Coronavirus Noticias de Galicia Colegios
El redactor recomienda