Otro conductor logró detenerle

Investigado por circular diez kilómetros en sentido contrario en una autopista gallega

Utilizaba la AG-55, la Autopista da Costa da Morte, para tratar de llegar a su segunda residencia en Malpica de Bergantiños

Foto: Los kamikaces pueden conducir en sentido contrario por despiste o influencia de alguna sustancia (EFE/Manuel Bruque)
Los kamikaces pueden conducir en sentido contrario por despiste o influencia de alguna sustancia (EFE/Manuel Bruque)

La Guardia Civil investiga a una persona de avanzada edad por conducir durante 10 kilómetros en sentido contrario por la Autopista da Costa da Morte. Los hechos ocurrieron el pasado lunes sobre las diez de la noche, entre los kilómetros 33 y 43 de la AG-55, entre los términos municipales de Carballo y Coristanco, en la provincia de A Coruña.

Se cree que el hombre se despistó cuando pretendía llegar hasta su segunda residencia situada en Malpica de Bergantiños. Al conductor, vecino de Santiago, se le considera autor de un delito contra la seguridad vial, al conducir con temeridad manifiesta poniendo en peligro la vida o la integridad de las personas.

Varias llamadas de usuarios alertaron a la central de emergencias de la Guardia Civil de la presencia de un conductor circulando en sentido contrario. Pero fue otro conductor y su acompañante, que viajaban en el sentido correcto, quienes alertaron al conductor investigado con gritos y repetidos avisos con el claxon. Después de varios kilómetros recorridos en paralelo, lograron detenerle.

¿Qué hacer ante un conductor kamikaze?

Cuando las autoridades de tráfico reciben un aviso sobre un conductor que circula en sentido contrario, se activa inmediatamente un protocolo que consiste en la detección por la zona en la que circula, bien sea a través de las cámaras de la DGT o porque lo avista una patrulla o un usuario. Aquí es importante la colaboración ciudadana, una vez que los conductores hayan sobrepasado el vehículo y eviten la colisión, deben ponerse en contacto con la Benemérita.

Otro conductor se puso en paralelo y logró que se detuviera tras varios kilómetros haciendo sonar el claxon

La Guardia Civil explica en un comunicado que cuanta más información se aporte es mucho mejor. Una vez confirmado el lugar por el que puede estar circulando el conductor en contradirección, el siguiente paso es hacerle un seguimiento, en el que participan las patrullas cercanas y se activan los paneles alfanuméricos para advertir del peligro del vehículo en sentido contrario al resto de conductores.

Los agentes también pueden detener la circulación para cerrar al infractor. Una vez detenida la circulación, se le hace girar para ponerse en sentido correcto y se busca la primera salida para realizar las diligencias y pruebas de alcohol y drogas pertinentes. No ha trascendido si el investigado circulaba en perfectas condiciones o si, por el contrario, lo hacía bajo los efectos de alguna sustancia.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios