La situación ha puesto en alerta a la Xunta

Lucha por el diputado 42: el PP gallego teme que se pierdan votos de los emigrantes

Correos afronta con dificultades el traslado de los sufragios en el exterior por falta de vuelos, tras una votación repleta de incidencias

Foto: Dos interventores supervisan el desarrollo electoral en el pabellón Vista Alegre de Burela (Lugo). (EFE)
Dos interventores supervisan el desarrollo electoral en el pabellón Vista Alegre de Burela (Lugo). (EFE)

Tras una votación caótica, la de los gallegos residentes en el extranjero, un recuento en entredicho. Correos está padeciendo serias dificultades para traer a España las papeletas emitidas por los inscritos en el Censo Español de Residentes Ausentes (CERA), principalmente de países de América, con los que escasean las conexiones aéreas. La situación ha puesto en alerta a la Xunta, que ha urgido a la Administración central a realizar “todo lo necesario” para que esos votos lleguen a tiempo para el escrutinio, que comenzará el lunes de la próxima semana. En juego está el diputado 42 del Partido Popular, en detrimento del número 15 del PSdeG.

El temor a que las papeletas emitidas se queden por el camino lo expresó el vicepresidente en funciones del Gobierno gallego, Alfonso Rueda, que recordó que es la Administración central quien tiene la responsabilidad de hacer llegar esos sufragios. “Esos votos no pueden andar por ahí perdidos ni se puede decir que no llegan a tiempo”, recordó el también presidente del PP en Pontevedra, provincia en la que su partido se quedó a solo 47 votos de arrebatar un escaño a los socialistas.

Rueda indicó que confía en que los votos que faltan por llegar estén ya en su destino este lunes y “puedan ser contados en las cuatro provincias”. “En la de Pontevedra es donde está el foco, porque es donde puede variar el resultado, pero en las otras provincias deben ser contados y deben sumar al final, con independencia de que cambien o no cambien escaños”, reclamó. La provincia de Pontevedra fue la única que dejó malas sensaciones entre los populares en la noche electoral, ya que perdieron uno de los 11 diputados que habían sumado en 2016, al menos provisionalmente, en tanto que el PSdeG pasó de cuatro a seis escaños. En esa circunscripción, solicitaron el voto 3.496 personas, aunque no hay datos oficiales del número de las que finalmente pudieron emitirlo.

En total, son 5.726 los residentes en el exterior que ejercieron su derecho a voto para las autonómicas del pasado 12 de julio, de los que 4.888 participaron por correo y 838 en urna en los consulados. Es una cantidad que no alcanza a la mitad de quienes lo solicitaron, debido a los problemas logísticos que ocasionó la pandemia. En concreto, solo el 44,74% de los electores del CERA que lo solicitaron logró enviar su papeleta. Correos admitió que los emigrantes en Venezuela y Cuba no pudieron participar por problemas en el reparto de la documentación, un total de 1.945 y 1.720 electores, respectivamente. Al resto de países de América Latina sí llegó la documentación, “tras un gran esfuerzo por la situación especial”, admitió Correos.

El número dos del Gobierno de Feijóo lamentó que votantes residentes en el exterior que pidieron el voto no hayan podido emitirlo, pero precisó que “lamentaría más” que quienes sí entregaron su papeleta no entren en el recuento por no llegar a tiempo. “Sería muy triste y muy difícil de explicar”, ha insistido. Fuentes de Correos han reconocido que a los problemas para posibilitar el voto de los residentes en el exterior se añade el del traslado de las sacas a Galicia dentro de plazo, debido a la ausencia de conexiones aéreas con muchos países tras la crisis del coronavirus.

De esas dificultades también tiene constancia la Xunta, que, según Rueda, propuso alternativas desde la semana pasada, cuando recibió informaciones de Correos y de la Junta Electoral de los problemas que se estaban registrando. En concreto, el Gobierno gallego propuso a Correos vuelos que salían de las capitales de Venezuela, Caracas, y Cuba, La Habana, para el traslado de esos votos a Galicia, según Rueda. La Administración autonómica insistirá “hasta el último momento” para que estos sufragios lleguen a tiempo para el recuento del voto exterior del próximo lunes.

“Nosotros transmitimos esta inquietud y propusimos soluciones la semana pasada y, por lo que se ve, esas soluciones no fueron tomadas”, apuntó Rueda. “El que no se pudo emitir, no se pudo emitir, y esperemos que esto no vuelva a pasar”, dijo el dirigente popular, que deslizó que “probablemente” en algunos casos no se agotaron “todas las posibilidades para que ese voto pudiera ser ejercido”.

De alcanzar el diputado número 42, Feijóo estaría en sus mejores números desde que es candidato del PP a la presidencia de la Xunta, después de lograr 38 escaños en su primera participación, en 2009 —exactamente los que dan la mayoría absoluta en el Parlamento de Galicia—, y 41 en las dos elecciones siguientes, los mismos que tiene ahora provisionalmente, a la espera del recuento del voto exterior. De lograr ese diputado adicional, serían los mejores registros para el PP gallego en unas autonómicas desde que los sumara Manuel Fraga en 1997 con un 52,88% de los votos. Feijóo logró el pasado domingo unos apoyos del 47,98%.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios