UTILIZARON LA PUERTA DE EMERGENCIA

Dos ancianas escapan de una residencia de Lugo en pleno brote de coronavirus

Una patrulla de la Guardia Civil sorprendió a dos octogenarias dando "un paseo" a pesar de que en la zona de A Mariña está terminantemente prohibido

Foto: Las mujeres tenían prohibido salir, pero escaparon por la puerta de emergencia (EFE/Mariscal)
Las mujeres tenían prohibido salir, pero escaparon por la puerta de emergencia (EFE/Mariscal)
Autor
Tiempo de lectura2 min

La Mariña lucense es una de las zonas que primero recibió la segunda oleada de contagios por coronavirus. Eso provocó que las autoridades decidieran aislar a varios pueblos de la zona para controlar el brote y garantizar la seguridad de los ciudadanos. Y, además, en una época complicada, ya que coincidió con las elecciones a la Xunta de Galicia del pasado domingo 12.

Entre las decisiones que limitaban la movilidad, la Xunta dictó que no se podía salir de los pueblos más afectados durante varios días. Pero la medida era aún más restrictiva con las residencias de ancianos: las personas que viven en estos centros para mayores no pueden abandonar sus dependencias en ningún momento.

Sin embargo, dos ancianas entendieron que esa medida no iba con ellas y decidieron darse un paseo. Así, tal y como publica La Voz de Galicia, aprovecharon que la salida de emergencia de su residencia se encuentra en el lado opuesto al de la entrada más vigilada para abrir la puerta y escapar de su confinamiento para caminar tranquilamente por las calles adyacentes.

La policía las devolvió a casa

Lo que no contaban ambas mujeres, que superan los 80 años, es con que iban a encontrarse con una patrulla de la Guardia Civil que se encontraba patrullando esta zona de la provincia de Lugo para evitar este tipo de acciones. Los agentes se acercaron a las ancianas para preguntar a dónde se dirigían y se llevaron la sorpresa del día: a dar un paseo.

A Mariña lucense ha sumado casi 200 casos de coronavirus, pero las autoridades dan por controlado el brote

En ese momento, los guardias civiles explicaron a las dos mujeres que eso no era posible dadas las medidas restrictivas que estaban vigentes en la zona y llamaron a los responsables de la residencia. Tras dar parte de la situación y confirmar que ambas ancianas habían "huido" sin permiso, los agentes escoltaron a las dos señoras de vuelta a su centro.

Las dos mujeres regresaron sin más complicaciones a la residencia y, aunque ambas fueron identificadas por los agentes, no fueron multadas. La próxima vez se pensarán mejor sus acciones… y el centro tendrá que poner vigilancia en la puerta de emergencia para que no se repitan esos paseos clandestinos.

Galicia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios