Crisis del covid-19

La Xunta desafía al Gobierno al anticipar tres semanas la pesca en los ríos

Feijóo se salta el plan de desescalada al autorizarla en horario de actividades deportivas, entre críticas de los pescadores por exponerlos a ser multados

Foto: Alejandro Pérez Fernández, un veterano y experimentado pescador.
Alejandro Pérez Fernández, un veterano y experimentado pescador.

En un clima de creciente confrontación con el Gobierno central, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha decidido saltarse los criterios del Ministerio de Sanidad para la desescalada y autorizar desde ya la pesca deportiva en los ríos y la costa de Galicia. El departamento de Salvador Illa prevé su implantación a partir de la fase 2, aplicable en principio desde el 25 de mayo, pero el Gobierno gallego discrepa y entiende que es una actividad deportiva más, por lo desde el pasado lunes permite una actividad con 40.000 licencias en Galicia. Su decisión ha provocado quejas de organizaciones de protección ambiental y también una notable confusión entre los propios pescadores, que temen que se les esté animando a cometer una ilegalidad.

La Xunta anunció el martes la autorización de la pesca marítima de recreo “en cualquiera de sus modalidades”, siempre y cuando se realice de manera individual y respetando las órdenes que rigen la actividad física no profesional al aire libre. Es decir, en el mismo horario y condiciones que los 'runners' o los ciclistas aficionados. La decisión la acordó el Centro de Coordinación Operativa de la situación de emergencia sanitaria en Galicia (Cecop), que considera la pesca un deporte individual al aire libre, que no requiere contacto con terceros y que permite guardar las distancias de seguridad establecidas por el Ministerio de Sanidad. “Tanto la pesca marítima de recreo como la pesca fluvial están entre las actividades permitidas en la fase 0 del plan de reactivación del Gobierno centra”, interpretó la Xunta.

Las conselleiras de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, y Mar, Rosa Quintana, transmitieron su decisión al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una carta remitida el 2 de mayo, y sobre la que “no se recibió objeción alguna por parte del Gobierno del Estado”. Ante ese silencio, el Ejecutivo gallego optó por su autorización, así como el acceso a las instalaciones portuarias, como pantalanes y varaderos, para hacer comprobaciones de seguridad y mantenimiento de las embarcaciones, “de acuerdo con las limitaciones que en materia de desplazamientos establezca el Ejecutivo central”.

En un tono cada vez más duro, que confirma el regreso del ambiente preelectoral a Galicia, Feijóo criticó este jueves en su comparecencia en el Parlamento que al Gobierno de Pedro Sánchez “se le ocurra” considerar la pesca una actividad agraria, y no deportiva, lo que “ofusca a los ciudadanos”. El Ejecutivo, acusó, está “obviando que miles de personas en Galicia la practican como deporte individual”. El presidente gallego realizó este alegato en medio de una defensa de las decisiones acertadas de las comunidades autónomas, frente a “las equivocadas o confusas”, cuando no “torpes”, del Gobierno central.

Críticas a la Xunta

Pero a la Xunta también le ha tocado hacer frente a las críticas por esta decisión, algunas de ellas desde los propios pescadores, que critican que el anuncio se realizara de forma repentina, antes de la publicación de la orden en el Diario Oficial de Galicia y sin levantar oficialmente la veda en los ríos, lo que desanimó a la mayoría de los aficionados a salir con la caña. La autorización está condicionada además por las limitaciones de movilidad, por lo que solo los federados pueden desplazarse en un vehículo a su lugar de pesca, que deberá además encontrarse en su propio municipio. Como los que carecen de licencia no pueden emplear ningún medio de transporte, el desplazamiento a los cotos se convierte mayoritariamente en inviable.

La Federación Galega de Pesca no suscribe la decisión, y emitió un comunicado en el que advierte que la Xunta “podría estar incurriendo en una ilegalidad”, al “contravenir” el plan de desconfinamiento. La federación y dos organizaciones ecologistas —Adega y Ríos con Vida— acusan al Ejecutivo gallego de generar “confusión entre la ciudadanía” y animarla a cometer infracciones, y han presentado un escrito ante la Delegación del Gobierno para que estudie si la reapertura de la pesca fluvial contraviene la legalidad.

Respecto a la equiparación de la pesca fluvial con otras prácticas deportivas autorizadas, la federación y los ecologistas señalan que en aquella “interfieren otros factores ajenos al simple ejercicio físico, como la afectación a la biodiversidad, el uso del dominio público hidráulico o su propia especifidad como actividad de aprovechamiento de recursos naturales”. Son razones que, en su opinión, deberían ser tenidas en cuenta por parte de la Xunta antes de permitir la reanudación de la pesca fluvial. “Consideramos lamentable y peligrosa la actitud de la Xunta porque está favoreciendo que los aficionados puedan estar incurriendo en la infracción de la normativa aprobada en el estado de alarma”, ha señalado.

A todos estos colectivos se les ha sumado la Fundación Franz Weber, que lamenta la “interpretación muy errónea” de la Xunta y alerta de que puede provocar “decenas de sanciones”, ya que la orden ministerial es de rango superior a la que se pueda publicar en el Diario Oficial de Galicia. La FFW también ha trasladado una reclamación a la Delegación del Gobierno, ante la interpretación “muy forzada” del ejecutivo gallego, que “delega en los pescadores cualquier responsabilidad administrativa o penal, ya que ni tan siquiera ha esperado a una respuesta oficial para permitir la pesca deportiva”.

Otras entidades, como la Asociación Galega pola Defensa da Pesca Recreativa, centran sus críticas en el Gobierno de Sánchez, al que recriminan que no tenga en cuenta esta actividad en las medidas de desescalada. Así, lamentan que modalidades como la fluvial, la marítima, la submarina o la pesca en superficie no hayan sido previstas todavía, a pesar de que no iniciarán el regreso a la normalidad hasta la fase 3. La plataforma, que engloba a clubes, asociaciones y tiendas de Galicia y la Federación Gallega de Actividades Subacuáticas, también lamenta la “falta de respuesta” de la Consellería del Mar a sus demandas.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios