"el mecanismo fue violento"

Catorce años de internamiento por asfixiar a su mujer con el cable de una lámpara

El TSXG ha confirmado la condena de la Audiencia Provincial y el acusado evita la prisión por un delito de homicidio por padecer demencia

Foto: Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). Foto: Google Maps
Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). Foto: Google Maps

Un hombre de 63 años ha sido condenado a 14 años de internamiento psiquiátrico como presunto autor de un delito de homicidio por asfixiar a su mujer en el municipio de O Carballiño, en Ourense. El procesado ha evitado la prisión al aplicar el tribunal de la Audiencia Provincial la eximente completa de alteración psíquica.

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha confirmado así la sentencia impuesta por la Audiencia de Ourense (del 20 de junio de 2018) de internar al acusado en un centro psiquiátrico dependiente de la Administración Penitenciaria por un tiempo máximo de catorce años, del cual no podría salir sin autorización del tribunal, tal y como ha informado este lunes el Tribunal Superior.

Los hechos por los que el hombre ha sido condenado ocurrieron el 29 de enero de 2017, cuando el procesado "causó la muerte de violenta" de su esposa en su domicilio, con quien había compartido 35 años de matrimonio, tras mantener una discusión a causa de las llaves de casa. La sentencia recoge que el hombre asfixió a su mujer con el cable de la lámpara de la mesilla y apretándole el cuello "fuertemente" con las manos hasta matarla, pese a los intentos de la víctima de resistirse. Los médicos forenses apuntaron a que el "mecanismo fue violento".

El cuerpo de la mujer fue encontrado en el dormitorio principal de ambos, de rodillas y con la espalda sobre el colchón de la cama. Además, presentaba múltiples hematomas y hallaron restos biológicos correspondientes a los perfiles genéticos del agresor y de la víctima en la ropa de esta, pero también otros restos en sus uñas cuyo ADN no coincidía con el acusado.

"No he hecho nada"

Cuando los agentes de la Guardia Civil, la Policía Local y los bomberos acudieron al inmueble, encontraron, asimismo, al ahora condenado en otro cuarto del piso inferior, semidesnudo, con la camiseta ensangrentada y un cuchillo en las manos autolesionándose en el cuello y diciendo únicamente "eu non fixe nada" ("No he hecho nada"), teniendo que ser reducido por los agentes. La sentencia señala que, desde ese día, los padres y la hermana de la víctima se encuentran en tratamiento psicológico.

Por todo ello, el hombre fue detenido y acusado de un delito de homicidio con la circunstancia agravante de parentesco y la eximente completa por enajenación mental después de que los informes médicos reflejasen que el condenado padece demencia como consecuencia de la enfermedad de Lewy con un diagnóstico final que determina que se trata de una demencia fronto-temporal.

La medida de seguridad impuesta, según recuerda el Superior, es “una decisión judicial, no médica ni terapéutica, explicable en el contexto de las garantías del proceso penal”. En concepto de responsabilidad civil, le impuso abonar a cada uno de los padres de la víctima 60.000 euros y, a su hermana, 40.000.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios