preocupante subida del nivel del mar

Millones al agua: las inversiones portuarias amenazadas por el mar en Galicia en 2050

El mapa de riesgo de Climate Central publicado en 'Nature' sitúa en riesgo de desaparición los grandes puertos de Galicia en solo 30 años

Foto: Foto de archivo del puerto deportivo de A Coruña. (EFE)
Foto de archivo del puerto deportivo de A Coruña. (EFE)

Como es habitual cuando se trata de cambio climático, los científicos traen malas noticias. En esta ocasión han advertido de que la subida del nivel del mar es más preocupante de lo que se pensaba, y las inundaciones en zonas costeras amenazarán a 300 millones de personas en 2050. La investigación, realizada por Climate Central y publicada en Nature Communications, compromete el futuro de importantes áreas de gran valor natural en España, pero también económico. En Galicia, por ejemplo, el mapa de riesgo del informe pinta de rojo las instalaciones de los principales puertos, que siguen apostando por invertir cientos de millones de euros en un crecimiento llamado a quedar sepultado bajo el mar.

El nuevo estudio triplica el número de seres humanos afectados en el mundo por el riesgo de inundación en el horizonte de 30 años. Ciudades enteras de Asia, América del Norte y Europa están en peligro de verse superadas por la subida del nivel del mar a causa del cambio climático. En España, el delta del Ebro, la manga del mar Menor y municipios de las provincias de Cádiz y Huelva aparecen señalados. En Galicia, por su especial orografía, están afectadas zonas no tan pobladas, pero de gran valor natural, como Corrubedo, la ría de Arousa, la de Ortigueira o la playa y laguna de Valdoviño. Incluso las Islas Cíes y su arenal de Rodas están amenazadas. Pero en lo que los mapas son unánimes es en la práctica desaparición de las infraestructuras portuarias, en el caso de que no se reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero.

Eso significa que muchas de las costosas inversiones que se ejecutan en los principales puertos gallegos están llamadas a disponer de una vida útil de apenas tres décadas. Con un caso especialmente llamativo entre todos los demás, el del Puerto Exterior de A Coruña, que entre obras e infraestructuras está devorando un presupuesto próximo a los 1.000 millones de euros. De acuerdo con su plan financiero, en ese fatídico 2050 la Autoridad Portuaria aún no habrá terminado de cumplir los compromisos con los bancos a los que le ha arrastrado el proyecto, que tiene previsto cancelar en 2051 con unas amortizaciones de en torno a 19 millones de euros anuales. De acuerdo con las peores previsiones del nuevo informe publicado por el grupo Nature, cuando salde su deuda lo hará con su gigantesca dársena de Punta Langosteira sumergida bajo el Atlántico.

A Coruña (centro y puerto exterior)
A Coruña (centro y puerto exterior)

Los efectos serían también catastróficos en la zona portuaria consolidada de A Coruña, en el centro de la ciudad, con la práctica totalidad de sus muelles afectados por la subida del nivel del mar. Todo el espacio comprendido entre el de abrigo Pedro Barrié de la Maza y el puerto de Oza es área de riesgo, lo que abarca las grandes dársenas de San Diego, Calvo Sotelo y de Trasatlánticos.

Los efectos serían también catastróficos en la zona portuaria consolidada de A Coruña, con la práctica totalidad de sus muelles afectados por la subida

El color rojo de los mapas de Scott Kulp y Benjamin Strauss, de Climate Central, también se extiende por Vigo. En realidad, la subida del nivel del mar amenaza a la zona baja de su centro urbano, construido sobre los rellenos acometidos en la segunda mitad del pasado siglo. El puerto de Vigo es puro relleno, con cerca de 700.000 metros cuadrados ganados a la ría en Bouzas y alrededor de 500.000 en la zona más urbana. Todo eso y el resto de muelles menores no superarán los 30 años de vida útil, de acuerdo con las previsiones de los científicos.

Vigo
Vigo

Lejos de abandonar la expansión a costa de la ría de Vigo, su Autoridad Portuaria emprenderá en los próximos meses otros tres rellenos, dos de ellos de grandes dimensiones. Se trata de una ampliación del de Bouzas de 65.000 metros cuadrados, a la que destinará 50 millones de euros, y otra también de 65.000 metros en el muelle de Comercio, presupuestada en otros 20 millones de euros, que se suman a una ampliación de menor tamaño en el Berbés de 8.300 metros cuadrados y 3,6 millones de euros. Es decir, tres actuaciones de más de 73 millones que quedarían inutilizadas en el plazo de tres décadas. Todo ello, además, pese a carecer el Puerto de Vigo de Plan de Usos, que fue anulado por no disponer de estudio de impacto ambiental.

Marín-Pontevedra
Marín-Pontevedra

También carece de estudio ambiental el Puerto de Marín, motivo por el que fue condenado por el Tribunal Supremo al derribo de sus 300.000 metros cuadrados de superficie. Pero mientras la entidad que preside José Benito Suárez trata de esquivar la ejecución de la sentencia, la subida del nivel del mar se encarga de inutilizar sus instalaciones. Si se cumplen las previsiones del mapa de Climate Central, también quedará sumergido bajo el agua en 2050. Es lo mismo que ocurrirá en los otros dos puertos gallegos de interés general, que dependen del Ministerio de Fomento: los de Vilagarcía y Ferrol, también a expensas de que se revierta la tendencia actual motivada por el calentamiento global. De lo contrario, el futuro de sus instalaciones no excederá de 30 años, y en el caso de Ferrol, también tras realizar una gran inversión en su puerto exterior.

Vilagarcía
Vilagarcía

Además de las infraestructuras amenazadas por la subida del mar, hay numerosas zonas de gran interés natural en Galicia pintadas de rojo. Es el caso de espacios de dunas y grandes playas, como Corrubedo, Carnota, Razo-Baldaio o Valdoviño, y las orillas de la ría de Arousa. En algunas zonas, como la playa de Rodas de las Cíes, el retroceso ya es un hecho: ha perdido 30 metros desde 1956. Estudios publicados en 2018 por los geógrafos Alejandro Gómez Pazo y Augusto Pérez Alberti, de la Universidad de Santiago de Compostela, describen este problema en los sistemas dunares.

Ferrol (centro y exterior)
Ferrol (centro y exterior)

Las zonas de riesgo que ahora Climate Central señala en rojo varían en función de los diferentes escenarios de emisión de gases de efecto invernadero y del aumento del deshielo. La incertidumbre es mayor según se avanza en el tiempo, y en 2100 los escenarios comienzan a ser muy preocupantes. Con todo, los datos para 2050 prevén serios problemas en zonas de Galicia actualmente ya afectadas por temporales e inundaciones reincidentes, que se podrían agravar en las próximas décadas hasta quedar a merced del mar.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios