Noticias de Galicia: Polémica en Galicia: vender alcohol a mayores de 16 para acabar con el botellón. Noticias de Galicia
petición de la federación de discotecas

Polémica en Galicia: vender alcohol a mayores de 16 para "acabar con el botellón"

Para la Fundación Alcohol y Sociedad (FAS) "no se puede querer hacer negocio con la salud de los menores". "Los prohibicionismos conducen a mayor consumo", dicen los empresarios

Foto: Foto de archivo de un botellón. (EFE)
Foto de archivo de un botellón. (EFE)

En Galicia, beber una caña de cerveza puede acarrearle a un joven de, por ejemplo, 17 años una multa de hasta 600 euros. Así lo estableció la ley de prevención del consumo de bebidas alcohólicas en menores, una norma aprobada por el Parlamento de Galicia en 2010 con el rechazo de la oposición. Aquella polémica en la Cámara autonómica acaba de desempolvarla siete años después la Federación de Discotecas y Salas de Fiesta de Galicia, que ha propuesto que se levante la prohibición del consumo de alcohol de baja graduación a partir de los 16 años, una iniciativa que ha irritado a colectivos médicos y a instituciones como la Fundación Alcohol y Sociedad (FAS); la tachan de "absoluto disparate". "No se puede pretender hacer negocio con la salud de los menores", alertó un portavoz de la fundación.

El presidente de la federación de discotecas, Samuel Pousada, destapó la polémica al afirmar que "los prohibicionismos conducen a un consumo mayor". Pousada abogó por cambiar la ley de 2010 porque "en lugar de reducir el consumo ha fomentado el botellón”. Su argumentación es la siguiente: al no poder entrar en las discotecas, los menores "se quedan en la calle y hacen lo que les da la gana", ya que la legislación gallega deja el control del botellón en manos de los ayuntamientos y estos, acusa, hacen dejación de funciones, a menudo por "falta de medios". Así, el resultado es, en su opinión, la multiplicación del fenómeno del botellón, que está "institucionalizado".

La ley de 2010 fue un texto polémico, en el que la oposición vio un afán "recaudatorio" y que se aprobó con los únicos votos a favor del PP

La Fundación Alcohol y Sociedad considera que la de las discotecas gallegas es una propuesta que va "contra el sentido común y contra la ley", que prohíbe expresamente el consumo de alcohol a los menores de edad "debido a las consecuencias negativas que este tiene para su salud". "No se puede pretender que los menores de edad se emborrachen con unas bebidas en lugar de otras", argumenta el portavoz de la federación, que subraya que el alcohol "es alcohol en todos los casos, independientemente del tipo de bebida". Su conclusión es que los menores "no deben beber ni gota de ningún tipo de alcohol". "Si atendemos a los datos, sabemos que en el botellón lo que se consume son las bebidas más baratas y esas son generalmente las de baja graduación".

El preámbulo de la ley gallega de 2010 incide en la existencia de una "baja percepción del riesgo asociado" al consumo de alcohol entre los menores, una idea en la que insisten también los médicos, que subrayan la incidencia de este tipo de bebidas en el desarrollo neurológico de los menores. Dicha normativa elevó de 16 a 18 años la edad mínima para consumir alcohol, una categoría que comprende no solo bebidas destiladas sino también las fermentadas, como la cerveza, el vino y la sidra. Fue un texto polémico, en el que la oposición vio un afán "recaudatorio" y que se aprobó con los únicos votos a favor del Partido Popular.

Las acusaciones de la oposición tienen que ver con las fuertes sanciones previstas para quienes sirvan alcohol a menores, lo que desde determinados sectores explica el rechazo de la federación de discotecas. El consumo por parte de los menores se considera en la ley una falta leve, pero el que sirva una cerveza a un joven que aún no haya cumplido los 18 años cometerá una grave, castigada con multas de entre 3.000 y 15.000 euros. La ley establece además restricciones a la promoción y publicidad de las bebidas alcohólicas y contempla multas de hasta 600.000 euros en el caso de infracciones muy graves en su grado máximo.

Foto de archivo de un 'macrobotellón'. (EFE)
Foto de archivo de un 'macrobotellón'. (EFE)

Uno de los mayores detractores de aquella ley fue el propio presidente de la la Federación de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Galicia, de la que forman parte medio centenar de establecimientos hosteleros. Samuel Pousada aseguró en aquellas fechas que tanto esa normativa como la ley antitabaco del Gobierno central supondrían pérdidas de 500 millones de euros y de entre 5.000 y 10.000 puestos de trabajo en el sector hostelero. Ya entonces Pousada consideró que las medidas contra el consumo de alcohol entre los menores "fomentan el botellón".

Médicos como el coordinador de Urgencias del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, José Manuel Fandiño, o el responsable de la Sociedad Gallega de Urgencias, Tato Vázquez, reaccionaron con indignación a la propuesta de los empresarios. "Los efectos son iguales, el problema no es que se prohíba, es que hay acceso a él; los menores no pueden beber alcohol", alertó Fandiño en declaraciones a 'La Voz de Galicia'. En el mismo medio, Vázquez destacó que el nivel de alcohol en sangre es el mismo "cuando se beben dos vasos de whisky que, por ejemplo, dos botellas de vino". Fandiño reclamó que la sociedad entienda el botellón "como un problema", ya que "tiene muchos efectos secundarios en el desarrollo de los chavales", en tanto que Vázquez señaló que el menor que quiera emborracharse "puede hacerlo también con cerveza".

Según la Estrategia Nacional sobre Drogas 2009-2016, en España la edad de inicio en el consumo de alcohol se sitúa en 13,8 años de media

La polémica propuesta de los empresarios de discotecas se produce a pocos días de Fin de Año, una fecha en la que se calcula que se realizarán en Galicia en torno al medio millar de fiestas ilegales en locales que no reúnen las necesarias condiciones de seguridad, según alertó Pousada. Se trata de restaurantes o bares que retiran el mobiliario para convertirlo en una pista de baile "cuando no tienen autorización para tener música ni menos aún un DJ". Para los padres, la preocupación es de seguridad pero también está relacionada con la posibilidad de que los establecimientos, legales o ilegales, se salten la ley y sirvan alcohol a menores.

Según la Estrategia Nacional sobre Drogas 2009-2016 del Ministerio de Sanidad, en España la edad de inicio en el consumo de alcohol se sitúa en 13,8 años de media y presenta una tendencia al alza. Es la primera vez desde 1994 que se observa un consumo de alcohol antes que el de tabaco, ya que entonces se empezaba a los 13,5 y 13,9 años respectivamente. Entre 2008 y 2014 subió en adolescentes de 14 a 18 años la percepción del riesgo del consumo de todas las drogas salvo el alcohol, ya que algo menos de la mitad de los jóvenes siguen sin ver un problema en su consumo.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios