serán pagadas por Mangouras y la aseguradora

España recibirá 1.573 millones de euros de indemnización por el 'Prestige'

El Estado recibirá 1.573 millones, Francia 61 y la Xunta 1,8 en concepto de indemnización. El auto coincide con el 15º aniversario del desastre

Foto: El 'Prestige', escasos momentos antes de hundirse. (EFE)
El 'Prestige', escasos momentos antes de hundirse. (EFE)

El Estado deberá recibir casi 1.600 millones de euros como indemnización por el desastre del 'Prestige'. Cuando se cumplen exactamente 15 años del hundimiento del petrolero, que contaminó 2.000 kilómetros de costa desde Galicia hasta Francia, la Audiencia Provincial de A Coruña dictó un auto de ejecución de la sentencia del caso, dictada en enero de 2016 por el Tribunal Supremo, en que determina las sumas que procede abonar a los perjudicados, que serán pagadas por el capitán del barco, Apóstolos Ioannis Mangouras, y por la compañía aseguradora, por lo menos hasta el límite de 1.000 millones de dólares estadounidenses.

La sala entiende que corresponde al Estado español la cantidad de 1.573 millones de euros, a la Xunta de Galicia 1,8 millones y a Francia 61 millones de euros, además de las sumas que se fijan para otras entidades, ayuntamientos y particulares. Esas cantidades las deben abonar Mangouras y la London Steamship Owners Mutual Association. Subsidiariamente, se condena a hacer frente al pago a la propietaria del buque, Mare Shipping INC, mientras que el Fondo Internacional de Indemnización de Daños debidos a la Contaminación por Hidrocarburos (Fidac) está obligado a indemnizar hasta los límites establecidos en el convenio aplicable.

De la cantidad que recibirá el Estado español, la Audiencia Provincial entiende que el daño patrimonial acreditado es de 931 millones de euros, cantidad a la que suma un 30% por daño medioambiental, es decir, 279 millones. Los magistrados entienden que a l cifra resultante hay que añadirle otro 30% por daño moral indemnizable, es decir, 363 millones de euros, lo que arroja un total de 1.573 millones.

De acuerdo con el auto, "los daños morales causados son obvios, extensos y profundos, no solo por el sentimiento de temor, ira y frustración que afectó a gran parte de los ciudadanos españoles y franceses, sino también por la huella indeleble de la percepción referida a que catástrofes de esta o más amplia magnitud pueden afectar en cualquier momento a los mismos perjudicados". La batalla judicial se traslada ahora a Reino Unido, para hacer efectivo el pago de las indemnizaciones que corresponden a la aseguradora.

El origen de estas compensaciones hay que buscarlo en la sentencia del Tribunal Supremo que el pasado año tumbó las polémicas absoluciones que había decretado inicialmente la Audiencia de A Coruña en 2013. La sala solo dictaba una leve pena para el capitán por desobediencia y cerraba la puerta al cobro de indemnizaciones, pero el Supremo sí apreció delito ambiental y propició la reclamación de daños a la aseguradora del viejo buque monocasco, como eventual responsable civil, además de condenar a dos años de prisión a Mangouras por un delito imprudente contra el medio ambiente. El TS mantuvo en cambio la absolución al exdirector de la Marina Mercante José Luis López-Sors —único cargo político del Gobierno acusado— y al jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos.

En su sentencia, el Supremo reconoció como cantidad acreditada indemnizable la de 513 millones de euros, pero los magistrados de la Audiencia Provincial afirman ahora que "existen demostraciones técnicas que avalan la necesidad de aumentar la indemnización por encima de lo certificado, como se infiere de los informes del Consorcio de Seguros, aceptados por su origen oficial e imparcial, sin que sean los más favorables al Estado". La cantidad es en todo caso muy inferior a la solicitada por la Fiscalía, que reclamaba 4.442 millones de euros.

Los 1,8 millones que se adjudican a la Xunta se refieren exclusivamente al coste del reciclaje de elementos contaminantes depositados en la Sociedade Galega de Refugallos Industriais (Sogarisa), "ya que la Xunta suscribió un acuerdo con el Estado en el que renunciaba a toda indemnización al considerarse íntegramente resarcida por los daños ocasionados por el accidente del buque 'Prestige". El auto se refiere a un acuerdo de julio de 2005 por el importe anteriormente mencionado de 513 millones.

Los magistrados de la Audiencia han decidido con respecto a la suma de 22,7 millones de euros depositada por la entidad aseguradora The London Steamship Owners (The London P&I Club), que ha de distribuirse entre los perjudicados a prorrata de las cantidades fijadas en la resolución. En cuanto a los intereses, solo se exigirán desde la firmeza del auto notificado este mismo miércoles. Frente a esta resolución, cabe interponer recurso ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

Ninguno de los afectados ha cobrado indemnización

Cuando el TS revisó la sentencia, la Fiscalía evaluó en 4.328 millones de euros el coste de los destrozos provocados en España por el 'Prestige', a los que añadía otros 114 millones para Francia, pero el máximo que se podrán repartir los afectados es de 900 millones de euros, el valor de la póliza que los propietarios del petrolero tenían suscrita con la aseguradora London P&I Club.

La Audiencia vuelve a hacer coincidir su auto con un nuevo aniversario del desastre del 'Prestige', igual que hizo con su sentencia del 13 de noviembre de 2013. Transcurridos 15 años de aquel histórico accidente, ninguno de los afectados ha cobrado un solo euro como indemnización por la marea negra ocasionada por el buque, que tenía bandera de Bahamas, armadora liberiana y cuya carga de 77.000 toneladas de fuel era propiedad de una petrolera rusa con base en Suiza.

Fue el mayor desastre ecológico sufrido jamás por Galicia, desatado después de que aquel 13 de noviembre el barco lanzara un SOS frente a la Costa da Morte. El paseo sin rumbo de un buque del que nadie quería hacerse cargo mientras escupía el fuel, las dudas sobre la gestión de las autoridades y el hundimiento del 'Prestige' seis días después a 250 kilómetros de la costa desataron una ola de ira popular de la que nació Nunca Máis, primer gran movimiento de indignación en España.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios