donde se registran los mercados que más perjuicios causan

A juicio el mercado vigués de falsificaciones que EEUU incluyó en su lista negra

El fiscal pide hasta cinco años de prisión para los detenidos en la primera gran operación en A Pedra, un bazar señalado en un informe oficial de Washington

Foto: Mercado de A Pedra. (Google Maps)
Mercado de A Pedra. (Google Maps)

Los 5.000 cruceristas del imponente 'Independence of the Seas' que aquel día de octubre de 2014 desembarcaron en Vigo no se podían creer lo que se encontraron. El mercadillo de A Pedra, uno de los grandes reclamos turísticos de la ciudad, enclavado en su centro histórico, acababa de ser tomado por un centenar de agentes de la Policía Nacional, en una redada con todos los ingredientes de una actuación a gran escala. Era la denominada operación Cuarzo, que supuso la incautación de 22.000 prendas falsificadas, la detención de 65 personas y el bloqueo de 1.100 cuentas bancarias. Después de tres años de investigaciones judiciales, el caso sigue en fase de investigación, pero en los juzgados de Vigo comienzan los juicios de la serie de intervenciones policiales que han acabado por reducir a su mínima expresión un bazar callejero caracterizado históricamente por la permisividad.

Entrada al mercado de A Pedra. (Google Maps)
Entrada al mercado de A Pedra. (Google Maps)

En el primero de los casos para los que se ha decretado la apertura de juicio oral, la Fiscalía solicita cinco años y medio de prisión para el principal acusado, al que atribuye un delito de contrabando y otro contra la propiedad industrial. Los otros cuatro acusados afrontan cada uno dos años y seis meses de cárcel, como presuntos responsables de ilícito contra la propiedad industrial. La fiscal reclama asimismo para todos ellos penas de multa y cuatro años de inhabilitación para profesión u oficio relacionado con la importación, fabricación o comercialización de prendas de ropa y calzado, así como de tabaco. Mientras, la instrucción derivada de la operación Cuarzo sigue su curso tres años después con la imputación de un total de 49 comerciantes.

Los nombres de los responsables de las acusaciones particulares en el caso que ahora va a juicio dan una idea de la relevancia de los supuestos delitos contra la propiedad intelectual que se cometían en el ahora alicaído mercado vigués. Hugo Boss y Carolina Herrera son dos de ellos, aunque no los únicos. Pero la auténtica relevancia de las presuntas falsificaciones que se comercializaban en A Pedra está plasmada en un documento elaborado por la Casa Blanca, que incluyó ese nombre en la 'Notorious Markets List', la lista de los mercados del mundo que mayor perjuicio causan a las empresas de Estados Unidos y a sus trabajadores mediante la violación de los derechos de propiedad intelectual.

La relación incluía otros zocos de Ucrania, Tailandia, Indonesia, India, China, Paraguay, Ecuador, Colombia, Argentina y México. “Estos mercados han sido seleccionados para su inclusión porque ejemplifican las preocupaciones sobre falsificaciones de marcas y piratería de derechos de copia en una base global y porque su gran popularidad puede causar perjuicio económico a los EEUU y a otros propietarios de propiedad intelectual”, señalaba el representante comercial de la Casa Blanca, Michael Froman.

La operación Cuarzo se desencadenó de hecho cuando no se había cumplido un mes desde que trascendiera la inclusión de A Pedra en el informe del Gobierno norteamericano. El documento, elaborado por la Representación Comercial de la Casa Blanca, subrayaba la condición de Vigo como “puerto de escala para muchas líneas de cruceros”, y aunque admitía que no es un mercado tan grande como otros en España, decidía su inclusión “debido a que opera baja supervisión y control del Gobierno municipal”.

Mónica Dopico, encargada de este tipo de delitos en la Brigada Central, tras la inclusión del mercado en la lista negra: "Era una vergüenza mundial"

Según reconoció la jefa de la sección de Delitos contra la Propiedad Intelectual e Industrial de la Brigada Central de Delincuencia Especializada, Mónica Dopico, la inclusión de A Pedra en la 'Notorious Markets List' no fue ajena a la operación Cuarzo. “Era una vergüenza mundial”, lamentó poco después de que se desencadenara el operativo. “Era un mercado en el que todo el mundo sabía que había delitos y todos los años se realizaban operativos”, comentó Dopico, que criticó también el “amparo” del ayuntamiento durante las últimas décadas al mercado de su casco antiguo. “Si fuera droga, la licencia se hubiera retirado. No nos damos cuenta de todo lo que hay detrás de las falsificaciones”, denunció.

La operación que ahora llega a juicio se desarrolló unos meses antes que la Cuarzo, en diciembre de 2013, y es una de las cuatro efectuadas en total en A Pedra. Denominada Tron, puso su objetivo en el puesto del supuesto líder de la trama, así como en varios pisos del centro histórico vigués y en un gran almacén secreto también en Vigo. Fueron casi 90.000 las prendas falsificadas, valoradas en 2,5 millones de euros, así como 8.000 cajetillas de tabaco, aunque el auto judicial que enumeró las piezas reduciría considerablemente la cifra de falsificaciones.

Entre los detenidos de la operación Tron figura un guardia civil, que advirtió de la redada policial a dos personas unos días antes de producirse

Todo lo que rodeó la Tron evidenció no solo permisividad social, sino situaciones más graves. Entre los detenidos figuraba un agente de la Guardia Civil, que unos meses después aceptaría un año de inhabilitación y una multa de 2.160 euros por revelación de secretos. Un día antes de la redada, el guardia civil avisó por WhatsApp a una persona identificada como Ángeles y por teléfono a otra llamada Purificación para advertirles de la operación. La conversación estaba siendo escuchada por agentes policiales, debido a las intervenciones telefónicas en el marco de esa investigación, lo que propició su detención.

Intervención de 20.000 artículos de moda durante la denominada operación Cuarzo. (EFE)
Intervención de 20.000 artículos de moda durante la denominada operación Cuarzo. (EFE)

El juzgado sobreseyó y archivó en cambio las diligencias abiertas contra dos agentes de la Policía Nacional por supuestos delitos de revelación de secretos y omisión del deber de perseguir delitos en relación con la misma operación, después de que la Fiscalía renunciara a presentar acusación. Los implicados eran una inspectora jefa de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la comisaría de Vigo y su marido, también agente de Policía. La Udyco fue excluida en la operación Cuarzo.

La Tron, la Cuarzo y otras dos operaciones allí desarrolladas han provocado el cierre de 39 de los 47 puestos que llegaron a existir

La tolerancia en A Pedra parece ahora cosa del pasado. La Tron, la Cuarzo y otras dos operaciones allí desarrolladas han provocado el cierre de 39 de los 47 puestos que llegaron a existir. La clausura cautelar de los establecimientos, el mayor control sobre la mercancía y las elevadas indemnizaciones exigidas abocaron a la ruina a muchos vendedores. Los ocho que subsisten han procedido a reinventarse por completo, con nuevas fórmulas comerciales que abandonan las falsificaciones. Los comerciantes apuestan ahora por nuevas líneas de ropa, marcas de precio medio y moda gallega y española.

El mercadillo sigue apareciendo entre los principales atractivos turísticos de Vigo en la web municipal, ahora volcado con el reclamo de la ropa y la tecnología a bajo precio. También se destaca la ubicación de A Pedra, un bullicioso lugar próximo a la zona portuaria y a la calle de las Ostras, que los días de crucero se convierte en un auténtico hervidero de turistas. Como los 5.000 que en octubre de 2014 presenciaron con estupor el despliegue de la operación Cuarzo.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios