pertenece a los herederos del dictador

"Franquismo nunca máis": miembros del BNG 'okupan' el Pazo de Meirás

En 2011 fue declarado como bien de interés cultural (BIC), pero las trabas iniciales han derivado en un completo bloqueo a las visitas del pazo. Ahora los del BNG se manifiestan en el mismo

Foto: Imagen publicada por el BNG en Twitter sobre la 'okupación'
Imagen publicada por el BNG en Twitter sobre la 'okupación'

Simpatizantes del Bloque Nacionalista Gallego han 'okupado' este miércoles el Pazo de Meirás para reivindicar su devolución, ya que a día de hoy todavía pertenece a los herederos de Francisco Franco. "El pazo de Meirás ha sido conquistado por el pueblo gallego", ha asegurado la formación en Twitter, añadiendo a su vez que se trata de una "ocupación simbólica" para exigir que se les "devuelva lo robado".

A primera hora de este miércoles dos decenas de personas han accedido al inmueble propiedad de la familia Franco y han colgado una pancarta vertical y otra horizontal. La primera decía "O Pazo é do Pobo Galego. Franquismo, Nunca Máis! (El Pazo es del pueblo gallego. Franquismo, ¡Nunca Más!)", con una bandera gallega con una estrella roja de cinco puntas en medio, y la segunda rezaba "Que nos devolvan o roubado! Franquismo, Nunca Máis! (¡Que nos devuelvan lo robado! Franquismo, ¡Nunca Más!)".

La iniciativa coincide con el anuncio de la Fundación Nacional Francisco Franco, actual gestora de las visitas, de que aprovechará las entradas de público al inmueble para, entre otras cosas, exaltar "la grandeza" del dictador. Los grupos del Parlamento gallego se pronunciaron este martes a favor de que la familia Franco devuelva al patrimonio público el inmueble, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), y el PP, grupo mayoritario, consideró "interesante" la propuesta del PSdeG para crear una comisión que explore las vías legales para conseguirlo.

Los descendientes del caudillo, con su hija Carmen Franco Polo a la cabeza, no han puesto las cosas fáciles a la Xunta en los últimos años después de que esta declarase el pazo como bien de interés cultural. Ya lo advirtió en 2015 la única hija del dictador en una de las pocas entrevistas en las que ha hablado del asunto: “El pazo fue un regalo y me gasté muchísimo dinero en acondicionarlo y restaurarlo después de que se incendiara”, aseguró entonces.

De hecho, han sido muchas las críticas por parte de diversos colectivos contra su gestión del lugar, ya que consideraban que en todo momento han dificultado las visitas al mismo. “Ya veremos cómo acaba ese tema, están muy pesados...”, criticó en este sentido Carmen Franco hace ahora dos años.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
58 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios