pasará a cobrar 2.500 euros en vez de 4.833

La diputada gallega de En Marea que renunció a su sueldo para vender comida en un camión

Luca Chao, parlamentaria de En Marea, renuncia a 2.300 euros mensuales para atender un 'food truck' por las fiestas de Galicia

Foto: Luca Chao, segunda por la izquierda, junto a varios miembros de Podemos en Galicia. (EFE)
Luca Chao, segunda por la izquierda, junto a varios miembros de Podemos en Galicia. (EFE)

Al otro lado del mostrador de Laconlover, una furgoneta que replica la clásica Citroën H, se asoma una diputada en el Parlamento de Galicia. Cambia —parcialmente— la moqueta del Pazo do Hórreo por los fogones del 'food truck' de su pareja, anglicismo para referirse a lo que otros llaman 'gastroneta' o camión restaurante. En cualquier caso, una camioneta en la que se elabora y vende comida callejera y que incorpora a su equipo a Luca Chao, parlamentaria de En Marea, que renuncia a parte de su sueldo para contribuir con su trabajo al proyecto empresarial de su novio.

Chao estará, por ejemplo, este miércoles, festivo en Galicia por el Día das Letras Galegas, en un evento que organiza el Deportivo de La Coruña. Se aproxima el verano y la temporada de fiestas y verbenas, la época dorada para el negocio que Chao contribuyó a crear antes de sospechar que llegaría a ser diputada, y ahí quiere estar ella, ayudando detrás de la barra.

Imagen del 'foodtruck' Laconlover. (La Fromaxeri)
Imagen del 'foodtruck' Laconlover. (La Fromaxeri)

Esta misma semana se supo que la parlamentaria de Podemos ha pedido la dedicación parcial en el Parlamento para compaginar su actividad como diputada con su trabajo en Laconlover. Chao, de 29 años, trasladó la petición a la comisión del Estatuto del Diputado, que aprobó su propuesta. Ya no tiene por lo tanto dedicación exclusiva en la Cámara, con lo que su salario se ve reducido de 4.833 euros al mes apenas a 2.500.

“Hubo quien me dijo que me compensaba contratar a una persona para la 'food truck' y seguir con la dedicación exclusiva, pero es un proyecto familiar y quiero estar ahí”, declaró esta semana la diputada de Podemos, que se mostró además convencida de que podrá compaginar sus dos tareas. “Esto va a ser sobre todo para fines de semana y festivos, y creo que voy a poder hacer las dos cosas”, afirma. Y de paso, opina, le servirá para “saber qué hay fuera del Parlamento e ir a conciertos”. Pasado el verano, su intención es recuperar la dedicación exclusiva parlamentaria.

Chao ha pedido esta semana la dedicación parcial en el Parlamento para compaginar su actividad como diputada con su trabajo en Laconlover

La furgoneta de Laconlover Galician Streefood se pasea por las fiestas con su llamativo color rojo y sus mensajes escritos en una pizarra, como 'Made in Galicia 100%' o 'O lacón é a nosa perdición'. Sobre su barra se sirve “la única hamburguesa de lacón del mercado”, presume la propia diputada, además de otros productos como perritos calientes o lacón asado. Denominada la Lalinensa, esa hamburguesa tan peculiar que se sirve con grelos, queso del país, crujiente de chorizo y salsa de pimentón se vende a seis euros la unidad.

El negocio lo emprendió con su pareja a principios del pasado verano, cuando veía cómo finalizaba un contrato con la universidad y aún desconocía que en unos meses se convertiría en diputada en el Parlamento de Galicia. Licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad de Santiago de Compostela (2011) y máster oficial en Migraciones Internacionales (2012), Chao ejercía como investigadora en el Departamento de Sociología y Ciencia Política de la Universidad de A Coruña y era miembro del equipo de Sociología de Migraciones Internacionales. Allí impartía clase y trabajaba en su tesis doctoral sobre la participación política de los descendientes del exilio republicano, cuando surgió la posibilidad de ir en el segundo puesto de la lista de En Marea por A Coruña. “Mi intención era salir con el camión, pero luego salí elegida diputada y tuve que cambiar de planes. Ahora en el verano vamos a tener más trabajo, y por eso tomé la decisión”, relata.

No es habitual que un diputado del Parlamento de Galicia renuncie a su sueldo para realizar otros trabajos. Solo otras tres personas lo han hecho

Aunque en su caso es una medida temporal, no es nada habitual que un diputado del Parlamento de Galicia renuncie a su sueldo para realizar otros trabajos. Es de hecho la única que lo ha hecho en el grupo de En Marea, formado por 14 parlamentarios. En el resto de grupos, la diputada del PP Guadalupe Murillo compagina su escaño con la dirección general de una empresa, Pescamar, una conservera de Poio (Pontevedra), y su compañera Encarna Amigo lo hace con su consulta médica. En las filas socialistas, María Pierre seguirá con dedicación parcial en tanto no concluya diversos proyectos iniciados por su estudio de arquitectura.

En el BNG tampoco quedan diputados que renuncien a su sueldo, tras abandonar Luís Bará la compatibilidad de su actividad parlamentaria con el cargo de concejal en el Ayuntamiento de Pontevedra. Los que no perciben remuneraciones de la Cámara son el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y los diputados que también son 'conselleiros', que optaron todos ellos por su sueldo como miembros del Gobierno gallego. Son el vicepresidente, Alfonso Rueda, y los titulares de Economía, Francisco Conde; Medio Ambiente, Beatriz Mato; Política Social, José Manuel Rey Varela, y de Mar, Rosa Quintana.

El sueldo de Luca Chao fue objeto de controversia política a principios de legislatura, cuando a los diputados de Podemos se les presentó el dilema de elegir entre entregar parte de su salario al partido morado o a En Marea, con el que fueron elegidos. Ella optó por la confluencia, lo que le valió la apertura de un expediente en Podemos que aún no ha sido resuelto. El caso acentuó sus diferencias con el sector oficial del partido, con la también diputada Carmen Santos al frente, que se sintió traicionada por una compañera que formó parte de la ejecutiva gallega, un puesto de responsabilidad del que fue destituida en julio del pasado año por la propia Santos.

Con el sistema de aportaciones aprobado por En Marea, Chao venía aportando unos 1.200 euros mensuales al partido instrumental, con lo que su sueldo se quedaba en algo más de 3.600 euros. Con la renuncia a la dedicación exclusiva, se aproximará algo más a esos 2.100 euros en los que su partido estableció el límite de sus diputados, tres veces el salario mínimo interprofesional. Ella desvincula su decisión de todos estos asuntos, que han provocado que tenga parte de su sueldo reservado a la espera de que se solucione el caso. “Eso ya se resolverá”, zanja la diputada del 'food truck'.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios