EL LÍDER NACIONAL CON MENOS PRESENCIA el 25-s

Pablo Iglesias se estrena en el 'territorio comanche' de las mareas con un perfil bajo

La presencia del líder de Podemos en la campaña gallega se limitará a un solo día, en un acto entre semana, tras el rechazo de ciertos sectores de En Marea a convertirse en "sucursal de Podemos"

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto al portavoz nacional de Anova, Xosé Manuel Beiras, la diputada Yolanda Díaz y el candidato Antón Sánchez, en una imagen de archivo. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto al portavoz nacional de Anova, Xosé Manuel Beiras, la diputada Yolanda Díaz y el candidato Antón Sánchez, en una imagen de archivo. (EFE)

Pablo Iglesias aterrizará hoy por primera y última vez en la campaña para las elecciones gallegas a la Xunta. Tampoco volverá a intervenir en ningún mitin en el País Vasco, donde solo ha participado en un acto en Barakaldo, coincidiendo con el primer fin de semana de campaña. Con estas dos únicas citas marcadas en su agenda hasta el 25-S, Iglesias será el líder nacional con menor presencia en esta campaña doble para los cuatro grandes partidos, mientras que Albert Rivera ya suma hasta la fecha siete jornadas, Pedro Sánchez seis y Mariano Rajoy cinco. Los motivos son variados: factores internos al partido y también externos, así como de estrategia.

La escasa presencia de Pablo Iglesias tanto en Galicia como en País Vasco contrasta con su omnipresencia en otras campañas autonómicas previas, como la andaluza y, principalmente, la catalana del 27-S. Precisamente, el fracaso electoral en estas últimas de Catalunya Sí que es Pot, que internamente se achacó a una sobreexposición de Iglesias, lastrando una imagen de fuerza sucursal de Madrid, está detrás de esta decisión. La lección catalana, explican desde su equipo, ha llevado al líder de Unidos Podemos a adoptar un perfil más bajo en ambas campañas. Una política de no injerencia que, además en el caso gallego, es valorada por una parte del equipo de campaña de la marea.

Las dificultades para cerrar la candidatura unitaria de las mareas con Podemos han dejado un poso que no ha estimulado la presencia de Iglesias en campaña

Las dificultades para cerrar la candidatura unitaria de las mareas con Podemos, que no se resolvieron hasta el último momento, han dejado un poso que no ha estimulado la presencia de Iglesias en esta campaña, más bien al contrario. El BNG, una de las principales fuentes de trasvase de votos hacia En Marea, ya recurrió al supuesto centralismo madrileño de esta candidatura para atacarla en las pasadas elecciones generales. Un mensaje que se vería justificado con un mayor protagonismo de los dirigentes estatales de Podemos en los actos centrales de campaña. De hecho, tampoco está previsto que ningún líder nacional del partido participe en el mitin de cierre.

Pablo Iglesias ya sufrió el rechazo de una parte del equipo de campaña de Alternativa Galega de Esquerdas (AGE), la coalición parlamentaria de Anova y Esquerda Unida que sirvió como precedente a las mareas, en los anteriores comicios gallegos de 2012. Entonces participó como asesor de la número dos Yolanda Díaz (IU), ahora diputada de Unidos Podemos en el Congreso, cuya relación se remontaba a varios años atrás, por su militancia compartida en las juventudes del PCE.

Iglesias ya sufrió el rechazo de una parte del equipo de campaña de AGE, precedente de las mareas, en los anteriores comicios gallegos de 2012

El ahora secretario general de Podemos recibió el beneplácito de IU para poner su sello en el argumentario de la número dos de Xosé Manuel Beiras, pero se encontró con fuertes resistencias entre los artífices de campaña de la otra pata de la coalición. Estos, en su mayoría, habían dado el salto desde el BNG a los irmandiños liderados por Beiras y temían que Iglesias 'madrileñizase' la campaña, como posteriormente reconoció la propia Díaz. Un temor que ha vuelto a manifestarse en esta ocasión, lo cual, unido a la debilidad de un partido instrumental al que Podemos no dio su visto bueno hasta el último minuto, tras amenazar con competir electoralmente por solitario y con sus propias siglas, ha reducido la presencia de Iglesias en campaña a la mínima expresión.

"En Marea no es la sucursal de Podemos"

El portavoz nacional de Anova, Xosé Manuel Beiras.
El portavoz nacional de Anova, Xosé Manuel Beiras.

El líder de Podemos se refirió posteriormente al histórico dirigente nacionalista como “uno de los inspiradores intelectuales de lo que nosotros hemos hecho, capaz de ver algo que muy pocos han visto”. Sin embargo, añadía: “En cualquier caso, Beiras estaba como demasiado rodeado de algo que forma parte de lo viejo, y es que nuestras tradiciones políticas forman parte de lo viejo”. Sobre lo 'viejo', Iglesias se refería entre líneas a la rama más nacionalista de Anova, que no escondía su recelo por la contratación, a petición de Díaz, “de un comunista de Madrid que no sabe nada de la realidad gallega”.

Iglesias recalará en Vigo y A Coruña durante la única jornada que tiene agendada para la campaña del 25-S. Por la mañana, estará en el Paraninfo de la Universidad de A Coruña junto al candidato Luis Villares, y el alcalde de la ciudad, Xulio Rodríguez. Por la tarde, se sumará al cartel en la ciudad olívica el portavoz de Anova, Xosé Manuel Beiras.

Solo compartirán escenario por un día y en medio de una frágil tregua propia de las campañas electorales, aunque con todo, Beiras ha halagado a Iglesias al no considerarlo dentro del sector "más centralista" de su partido. Eso sí, una de las máximas desde Anova sigue siendo la defensa del hecho de que "En Marea no es la sucursal de Podemos" en Galicia.

Galicia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios