Es noticia
Menú
Podemos trata de alcanzar un acuerdo 'in extremis' con En Marea
  1. España
  2. Galicia
elecciones autonómicas

Podemos trata de alcanzar un acuerdo 'in extremis' con En Marea

Las diferencias internas del partido morado y su disputa con sus socios en el Congreso amenazan con reducirlo a cuarto grupo del Parlamento gallego

Foto: Los diputados de En Marea Alexandra Fenández (c), Miguel Antxo Fernavello (i) , Angela Rodríguez (d), Antón Gómez-Reino (2i) y Yolanda Díaz. (EFE)
Los diputados de En Marea Alexandra Fenández (c), Miguel Antxo Fernavello (i) , Angela Rodríguez (d), Antón Gómez-Reino (2i) y Yolanda Díaz. (EFE)

"En tren rumbo a Santiago con un objetivo: el acuerdo con En Marea", tuiteaba a última hora delmiércoles el líder de PodemosPablo Echenique. No irá solo, ya que al encuentro quese celebraráesta tarde entre ambas formacionestambién acudiráCarolina Bescansa. La formación morada ha decidido mandar a dos de sus pesos pesados porque laurgencia de la reunión es máxima: el plazo para la inscripción de coaliciones de cara a las próximas elecciones gallegas se acaba la medianoche de este viernes.

División en la izquierda gallega

La fotografía de la izquierda autodenominada rupturista se resume hoy, a mes y medio de las autonómicas, en la imagen de hasta cuatroaspirantes que pelean por separado para convertirse en candidatos a la presidencia de la Xunta. Uno de ellos lo hace por En Marea, la alianza de Esquerda Unida, Anova y las mareas que triunfaron en las municipales de 2015: Luis Villares. Al otro lado,Podemos, que compartió con ellos candidatura en las generales, no solo ha lanzado sus primarias por separado, sino que incluso juega con un triple precandidato.El oficial de la dirección gallegadel partido, Magdalena Barahona; el de los críticos, encabezados por los diputados en el Congreso Ángela Rodríguez y Antón Gómez Reino, quienes han escogido a José Manuel García Buitrón, y, por último, el escritor, pintor y activista vigués Antonio Chaves, quien defiende que "no hay que tener miedo a concurrir solos".

Además de tres candidatos, en Podemos también conviven tres tendencias.Están por una parte los que prefieren concurrir por separado, que representan a un sector minoritario. Por otra, la secretaria general,Carmen Santos, apuesta por una coalición con En Marea en la que su partido concurra como marca diferenciada, con la profesora universitariaMagdalena Barahonacomo candidata. Y, finalmente, hay críticos como los diputados Rodríguez y Gómez Reino, que han impulsado la candidatura del exdiputadoJosé García Buitrón, aunque aceptarían una En Marea sin las siglas del partido morado.Ladivisión de la izquierdaamenaza con dibujar unaoposición en cuatro grupos, entre los que Podemos ocuparía el tercero en importancia.

En Mareatiene más pesoen las encuestas

La primera y única encuesta preelectoral publicada hasta la fecha, la divulgada el pasado domingo por 'La Voz de Galicia', daba a Feijóo una victoria amplia pero insuficiente de 37 escaños, a uno solo de la mayoría absoluta. A su izquierda, el PSOE se erigiría como principal partido con 15 diputados, por 12 de En Marea, seis de Podemos y cinco de BNG. Pese a los múltiples errores demoscópicos de los últimos meses, el sondeo permite vislumbrar la ventaja de En Marea sobre Podemos si no llegan a un acuerdo para una candidatura conjunta. No en vano, cuando el fenómeno Podemos explotó, Anova y Esquerda Unida ya habían dado la sorpresa en las autonómicas de 2009 con su candidatura Alternativa Galega de Esquerda (AGE).

A la espera de lo que se discuta en la reunión de esta tarde, por ahora el acuerdo entre ambas formaciones parece improbable. Sobre todo por la exigencia de En Marea a Podemos de que se sume al partido instrumental creado al efecto, con una adscripción individual de sus miembros al proceso de elección de candidatos. El único que opta a la presidencia de la Xunta por En Marea es el abogado Luis Villares, promovido por los alcaldes de A Coruña, Santiago y Ferrol. De todos modos, unas declaraciones hechas este viernes por elalcalde de A Coruña y líder de la Marea Atlántica, Xulio Ferreiro,han abierto la puerta al sugerirla posibilidad de "abrir una vía excepcional" para incorporar al partido morado.

La posturade la cúpula de Podemos

Pablo Iglesias guarda silencio, pero la número tres de Podemos, Carolina Bescansa, ha salido en defensa de la secretaria general gallega, que se impuso en unas primarias en abril a Ángela Rodríguez, la favorita de Íñigo Errejón. Según Bescansa, la dirección estatal del partido avala “sin duda” lo que considera una estrategia negociadora. La cúpula de la formación morada ya descartó días atrás en un comunicado interno cualquier otra vía de entendimiento que no pasase por suscribir una coalición, una posibilidad que En Marea, de perfil más asambleario, considera un acuerdo “por arriba” entre cúpulas propio de la “vieja política”.

No lo ve así Bescansa. “Es lógico que tenga que haber debates para llegar a acuerdos. Ahora el debate es sobre cómo nos presentamos a las elecciones”, explicó la secretaria de Análisis Político, que añadió: “Tenemos que ver cómo construimos una forma organizativa que venga bien a todo el mundo”. Como esa forma no será en ningún caso la adscripción individual que defiende En Marea, los diputados Gómez Reino y Rodríguez han quedado en una incómoda situación, hasta el punto de verse obligados a elegir entre Podemos y En Marea si no hay acuerdo.

No es la única paradoja de este complejo proceso. Miembros del consejo gallego de Podemos, como Sigrid Campo, han apoyado en redes sociales al candidato de En Marea. Y el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, que participó en el cierre de campaña de Podemos en las generales, rivalizará ahora con el partido de su buen amigo Pablo Iglesias. Ferreiro ya ha lamentado la posibilidad de hacer campaña contra gente de la que es "amigo y compañero” -en su grupo municipal, hay miembros de Podemos-, pero “no se puede traer a nadie adonde no quiere estar”, advirtió.

Pese a que Feijóo lleva todo el año anunciando que las elecciones serían en otoño, Podemos y En Marea, enfrascados en las dos sucesivas generales, no han tenido tiempo de resolver sus diferencias. Tanto es así que el proceso solo se puso en marcha a mediados de julio, cuando Ferreiro y los alcaldes de Santiago, Martiño Noriega, y Ferrol, Jorge Suárez, tomaron la iniciativa con un manifiesto que dio paso a la creación del nuevo partido instrumental. Pero al hacerlo también plantearon sus exigencias, y una de ellas es esa candidatura horizontal en la que las coaliciones no están permitidas.

Si se cumple lo que vaticinan los sondeos y En Marea se sitúa por delante de Podemos, será otro castigo a la imagen de los podemitas, después del frustrado 'sorpasso' del 26-J, en tanto que lanzaría la imagen y la posición de los tres alcaldes que derrocaron al PP en sus respectivas ciudades. Desde Podemos solo entienden sus exigencias como un órdago para medir fuerzas y reducir a su rival desde la confianza en un buen resultado, aunque no falta quien recuerde que todo este proceso solo beneficia a Alberto Núñez Feijóo. Mientras sus rivales continúan tan enfrascados en sus problemas internos que no tienen tiempo de hacer política ni con la severa oleada de incendios de los últimos días, el candidato popular sigue adelante con su idea fuerza: o el PPo “el lío de cuatro partidos”.

"En tren rumbo a Santiago con un objetivo: el acuerdo con En Marea", tuiteaba a última hora delmiércoles el líder de PodemosPablo Echenique. No irá solo, ya que al encuentro quese celebraráesta tarde entre ambas formacionestambién acudiráCarolina Bescansa. La formación morada ha decidido mandar a dos de sus pesos pesados porque laurgencia de la reunión es máxima: el plazo para la inscripción de coaliciones de cara a las próximas elecciones gallegas se acaba la medianoche de este viernes.

Noticias de Galicia En Marea
El redactor recomienda