EN VÍSPERAS DE LAS ELECCIONES AUTONÓMICAS

Podemos afronta su segunda crisis en Galicia en tres meses

Si las elecciones generales sembraron la inquietud en Podemos, en la organización gallega, apenas a tres meses de las autonómicas, la situación es de abierto nerviosismo

Foto: La secretaria general de Podemos Galicia, Carmen Santos. (EFE)
La secretaria general de Podemos Galicia, Carmen Santos. (EFE)

 Si las elecciones generales sembraron la inquietud en Podemos, en la organización gallega, apenas a tres meses de las autonómicas, la situación es de abierto nerviosismo. El calendario juega en contra de la única formación que no solo carece de candidato, sino que ni siquiera ha decidido la fórmula que elegirá para presentarse en las urnas, lo que ha provocado una pugna entre los que urgen un acuerdo con la Marea y los que llaman a la calma. Entre estos últimos está su nueva secretaria general, Carmen Santos, partidaria de consultar previamente a las bases, y que tres meses después de su elección ya ha destituido a tres miembros de su ejecutiva que la apremiaban a tomar una decisión.

Santos no rechaza la reedición de una confluencia similar a En Marea, en la que también participan Esquerda Unida y los nacionalistas de Anova, y que en las autonómicas contaría con la implicación de las formaciones que impulsaron las candidaturas municipalistas que triunfaron en A Coruña, Santiago o Ferrol. Pero frente a los que piden celeridad, ella reclama calma, en un intento de reforzar el papel de Podemos en el nuevo actor político. Esta diferencia de criterio llegó al límite en la reunión del consejo ciudadano de la pasada semana, en que los dirigentes enfrentados estuvieron a punto de llegar a las manos. Según publicó 'Faro de Vigo', un afín a la líder del partido y uno de sus críticos tuvieron que ser separados por otros miembros del consejo cuando se enzarzaban en una pelea.

Además de evidenciar el enconamiento del debate, esa reunión supuso una derrota política de Carmen Santos, que se quedó en minoría frente a los partidarios de acelerar la confluencia con la Marea. Después de que la secretaria general abandonase la reunión -momento en que se desencadenó el conato de pelea-, el consejo aprobó un documento en el que se pronuncia a favor de la alianza por la vía rápida, tesis que defienden los diputados errejonistas Antón Gómez Reino o Ángela Rodríguez, esta última derrotada por Santos en las primarias del pasado 12 de abril.

Íñigo Errejón criticó la falta de “tino” de la secretaria general gallega, Carmen Santos, en vísperas de las elecciones autonómicas

La secretaria general, que resta valor a ese documento, no tardó en reaccionar con la destitución de Nicolás Legido, responsable de Redes Sociales; de José Manuel Pérez, del área de Anticorrupción, y de Luca Chao, de Formación. Ninguno de ellos estaba presente físicamente en la reunión de la pasada semana, en la que participaron por medios telemáticos de los que han sido desconectados tras ser anunciadas sus destituciones. Legido, Pérez y Chao fueron elegidos en las primarias para el consejo ciudadano por la lista de Ángela Rodríguez, pero Santos había decidido incluirlos en su ejecutiva como muestra de integración.

El número dos de la formación morada, Íñigo Errejón, que apostó por la diputada Ángela Rodríguez en las primarias de abril, ha censurado abiertamente a Santos. “No ha tenido tino”, ha lamentado el secretario Político de Podemos. “Cuando hay diferencias, hay que sentarse y llegar a un término medio o acordarlas, y sobre todo en vísperas de una cita tan importante para los gallegos”, ha precisado este miércoles en la Ser, en referencia a las autonómicas de otoño.

De izda. a dcha.: Yolanda Díaz, Xosé Manuel Beiras, Carolina Bescansa, Eva Solla y Carmen Santos. (EFE)
De izda. a dcha.: Yolanda Díaz, Xosé Manuel Beiras, Carolina Bescansa, Eva Solla y Carmen Santos. (EFE)

Esta nueva crisis de Podemos se cocina con los mismos ingredientes que la que desembocó en las primarias de abril. Como entonces, la pugna se produce entre los más próximos a la dirección nacional del partido y a Íñigo Errejón y los que defienden mayor autonomía en Galicia frente a Madrid. La pugna que acabó costándole el cargo al exsecretario general Breogán Riobóo se desencadenó con sus críticas a la campaña de En Marea de diciembre y su reclamación de un mayor poder de decisión en la confluencia. Sus palabras provocaron una cascada de dimisiones, que le obligaron a afrontar unas elecciones internas en las que se impuso Santos frente a Riobóo y Ángela Rodríguez.

Lo que la secretaria general busca con su estrategia no es un rechazo a la Marea, sino defender el papel de Podemos en la confluencia y alejar la posibilidad de diluirse en un nuevo partido, frente a la pretensión de los alcaldes rupturistas y de las mareas locales de constituir un nuevo sujeto político. De ahí que Santos haya empezado los contactos formales para las autonómicas -previstas inicialmente para octubre- con los dos partidos que acompañaron a la formación morada en las dos últimas generales: Anova y Esquerda Unida. El martes fue la primera reunión, con el partido del histórico del nacionalismo Xosé Manuel Beiras, en tanto que este miércoles le tocó el turno a la federación gallega de Izquierda Unida.

Contactos con otras formaciones

En ambas reuniones, se abogó por respaldar el manifiesto impulsado la pasada semana por los alcaldes de A Coruña, Xulio Ferreiro; Santiago, Martiño Noriega, y Ferrol, Jorge Suárez, en el que hacen un llamamiento a celebrar un encuentro antes de que acabe julio para definir el programa y la fórmula con que se presentan a las autonómicas. El documento, que apuesta por una candidatura de consenso compatible con primarias, no ha sido abrazado por Podemos, tal y como defendían los críticos con Santos, aunque esta ha cedido, al iniciar los contactos con otras formaciones políticas antes de consultar a las bases.

Desde las restantes formaciones políticas llamadas a confluir en las autonómicas, se ve con alivio la decisión de la secretaria general de iniciar los contactos ya, puesto que los problemas internos de Podemos son vistos por todos como el principal obstáculo para impulsar la candidatura. Precisamente cuando otras tensiones, como la existente entre Beiras y la coordinadora de Esquerda Unida, Yolanda Díaz, habían empezado a calmarse

La posición de Podemos no será de todas formas el único escollo que deba superar la confluencia, con serias posibilidades pese a sus problemas internos de liderar una alternativa a la del PP si Alberto Núñez Feijóo no revalida su mayoría absoluta. Una de las cuestiones más delicadas que deberán superar los socios es la elección de candidato a la presidencia de la Xunta, una incógnita que los tres alcaldes rebeldes apuestan por despejar cuanto antes, para luego someterla al criterio de las bases. Sin embargo, entre muchos de los socios, preocupa más otro obstáculo del que se habla menos en público, pero que puede resultar más traumático: la configuración de las listas electorales, que van a determinar el peso exacto de cada uno de los actores de las mareas en el nuevo Parlamento de Galicia.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios