Feijóo pone de los nervios al PP gallego: apura sus cartas para suceder a Rajoy
  1. España
  2. Galicia
calla ante quienes le piden que repita en galicia

Feijóo pone de los nervios al PP gallego: apura sus cartas para suceder a Rajoy

Una oposición débil, peleada y con problemas judiciales, y un partido, el suyo, que le pide que aproveche la situación y convoque elecciones. Pero él, de momento, calla

placeholder Foto: El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

Entre la oposición a Feijóo en Galicia existe un convencimiento. El de que a lo largo de los últimos siete años ha trabajado cuidadosamente su imagen en Madrid, con el objetivo de erigirse en pieza de recambio de Mariano Rajoy. De acuerdo con ese planteamiento, el momento de jugar definitivamente sus cartas se acerca y tiene una fecha límite: la celebración en abril o mayo del congreso regional del PP, apenas cinco meses antes de las autonómicas, siempre que no decida adelantarlas. De momento, el presidente de la Xunta mantiene una incertidumbre que comienza a generar tensiones en su propio partido, en el que prácticamente todas las semanas se escucha una nueva voz que le reclama la renovación de su compromiso con Galicia por una tercera legislatura.

“Se lo está pensando”, asegura un destacado peso pesado del partido en Galicia, que prefiere mantenerse en el anonimato. “No ha tomado una decisión definitiva porque el escenario político en las Cortes no se lo permite, pero la duda está en su cabeza”, abunda. Precisamente la incertidumbre del panorama político general hace que también Feijóo restrinja sus posibilidades al terreno de las hipótesis. No era lo que estaba previsto, ya que su idea era la de ir al congreso de esta primavera con la incógnita del nuevo Gobierno resuelta, para encontrarse ahora con que lo más probable es que se celebre en vísperas de una repetición de las generales.

El último dirigente del PP en sumarse al coro de los que le piden que repita como candidato a la Xunta ha sido el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Santalices, que este domingo consideró que sería “un problema” que decidiese lo contrario. Es más: abundó en tono jocoso que ve a su presidente “un poco acorralado”, hasta el punto de que “le va a ser difícil escapar”. Previamente le enviaron mensajes similares nada menos que el secretario general del partido, Alfonso Rueda, y el portavoz parlamentario, Pedro Puy, dos de los que aparecen con más posibilidades en la quiniela sucesoria gallega. “Tiene que ser el candidato”, reclamó el número dos del partido. “Creo y confío que lo será”, puntualizó Puy.

Debilidad de la oposición en Galicia

La presión para que repita en la Xunta y abandone sus aspiraciones en Madrid se acrecienta por la debilidad de la oposición en Galicia, que según muchos dirigentes del Partido Popular aconsejaría un adelanto electoral. En su primera legislatura, Feijóo llamó a las urnas cuando todavía faltaban cinco meses para agotar el mandato, por lo que no se le considera ni mucho menos obligado a cumplir ahora los cuatro años.

En la oposición están convencidos también de que esas dudas son la única razón de que no adelante las elecciones. “En la actualidad, ni PSOE, ni el BNG, ni la Marea tienen candidato; si el presidente de la Xunta convocase ahora las elecciones nos cogería a todos fuera de juego”, reconoce un dirigente socialista. Las fricciones en el seno de Podemos-Galicia y entre los distintos grupos que forman En Marea, los problemas judiciales del líder del PSdeG, José Ramón Besteiro, y la extrema debilidad del Bloque dibujan un panorama propicio para el PP en Galicia, por lo que tanto en ese partido como en la oposición creen que el tiempo solo puede jugar en contra de los populares.

Feijóo mantiene la cautela y no descarta nada. “No hay novedades al respecto y seguimos con la hoja de ruta del Gobierno, que acaba a finales de la legislatura”, se limita a señalar. Eso sí, reconoce que tiene “una conversación pendiente” con Rajoy desde el verano, que según reveló el presidente en funciones se celebrará el 13 de marzo, con motivo del congreso provincial del PP de Pontevedra.

Las posibilidades de acceso a responsabilidades más elevadas en el Partido Popular pasan por una repetición de las generales. O bien como candidato a la presidencia, lo que requiere una renuncia previa de Rajoy en la que nadie confía en su partido, o bien como integrante de las listas electorales, para hacerse fuerte en el partido desde su escaño en el Congreso en el caso de que el PP se quede en la oposición. Cualquier otro escenario, como una eventual renuncia previa de Rajoy para facilitar un acuerdo que evite la repetición de las elecciones, se juzga descabellado entre los populares.

Feijóo juega las últimas cartas

Toda la clase política gallega es consciente de que Feijóo juega sus cartas como sucesor, pero toda ella coincide también en que la decisión es difícil y arriesgada. “Aquí en Galicia juega más o menos sobre seguro; en Madrid cualquier cosa es posible”, afirma un diputado. A pesar de las múltiples dificultades que arrastra su Gobierno en esta segunda legislatura, el hecho de no estar salpicado directamente por ningún caso de corrupción le pone en una situación favorable para el relevo. Lo mismo que su capacidad para ampliar la mayoría absoluta en 2012 o la fama de buen gestor que su lucha contra el déficit le ha generado entre los ortodoxos del cumplimiento presupuestario. Pero ahora que la carrera tan cuidadosamente preparada se acerca al momento de la verdad, por primera vez Feijóo valora si no será mejor abandonar la partida.

Noticias de Galicia Noticias regionales Xunta de Galicia Alberto Núñez Feijóo Galicia Mariano Rajoy Partido Popular (PP)
El redactor recomienda