un historial de película

El 'Obama gallego' vuelve a ser un príncipe gitano: tiros en la autopista y grandes peleas

Sinaí Giménez alcanzó cierta fama en las pasadas elecciones municipales al promocionarse a la alcaldía de Vigo como el 'Obama gallego'. Pero perdió en las urnas y ha vuelto a las andadas

Foto: Sinaí giménez. (facebook)
Sinaí giménez. (facebook)

Sinaí Giménez alcanzó cierta fama en las elecciones municipales de 2015 al promocionarse a la alcaldía de Vigo como el 'Obama gallego', pero hubo un colectivo al que aquella pantomima no le hizo la menor gracia. Fue el de los denominados gitanos zamoranos, 410 personas, 100 de ellas niños, que en diciembre pasado abandonaron sus casas aterrorizadas al decretar Giménez, líder de los morones, su destierro de Galicia, en aplicación de una supuesta ley de su etnia.

[Lea aquí: El 'Obama gallego', detenido por supuesta extorsión a vendedores ambulantes]

Un acuerdo propiciado por la Fiscalía permitió su regreso dos meses después, pero la paz se ha demostrado frágil. Ahora la guerra ha vuelto entre los dos colectivos enfrentados, con la venta ambulante como trasfondo y con episodios tan violentos como el del pasado jueves: una emboscada a tiros en una autopista de Vigo que casi milagrosamente se saldó con un único herido.

Un Golf de color claro se puso en paralelo a las tres furgonetas en las que viajaban y abrió fuego contra ellas con un fusil de asalto

Eran las 13:20 del 22 de octubre cuando varias familias de zamoranos, que habían abandonado anticipadamente un mercadillo en Vigo para recoger a sus hijos en el colegio, entraban en el túnel de una autopista urbana, a esas horas repleta de tráfico. Un Golf de color claro se puso en paralelo a las tres furgonetas en las que viajaban y abrió fuego contra ellas con un fusil de asalto.

La Policía, que contabilizó hasta 30 impactos de bala en la furgoneta, ha concluido que tiraban a matar. Apuntaron a puertas y ventanillas, pero por suerte solo un ocupante de los vehículos resultó herido leve. “Fue un milagro, pudo ser una masacre”, afirma un portavoz de la investigación. Aunque rápidamente todas las miradas se dirigieron a Sinaí, la policía aún no lo ha interrogado.

Príncipe otra vez

“Habrá muertos”, había advertido solo unos días antes Sinaí Giménez, que tras el fracaso electoral ha dejado de ser el 'Obama gallego' para recuperar el papel de autoproclamado príncipe de los gitanos. La amenaza se produjo tras una reyerta en un mercado de ambulantes en Cangas en la que resultó herido junto a otras cinco personas, primera prueba de que la tregua había terminado. La pelea no acabó en batalla campal porque la rápida Guardia Civil, avisada de la tensión que se respiraba en la feria, estaba vigilante.

Desde el bando de Giménez se habla de supuestos casos de violaciones y tráfico de menores -de los que la policía no tiene ningún conocimiento- para explicar el nuevo estallido de violencia. Del lado contrario, se denuncian las intimidaciones de los morones para controlar los mercadillos de la provincia a través de un 'impuesto revolucionario'.

A esta tesis se apunta la alcaldesa de Porriño, localidad cercana a Vigo en la que residen los ambulantes que padecieron el destierro de 2014 y que ahora vuelven a vivir presas del pánico. Eva García advierte de que no se trata de un conflicto entre clanes ni entre etnias, sino de “un grupo que extorsiona a unos ciudadanos que quieren vivir su vida en libertad”.

Es un grupo que extorsiona a ciudadanos que quieren vivir su vida en libertad

El origen de los incidentes, explica la regidora, está en el intento de obligar a los zamoranos a adoptar “una forma societaria determinada para vender en los mercadillos”. “Se les está extorsionando”, resume. La reacción de la mayoría de alcaldes de la zona ha consistido en suspender preventivamente los mercadillos ambulantes. Pero Eva García también ha alertado de las consecuencias de esta medida, que deja sin ingresos a los afectados, y ha reclamado a sus homólogos que autoricen las ferias.

Otra consecuencia del clima de terror que se respira en los colectivos afectados es el absentismo escolar de los hijos de los ambulantes. Alrededor de la mitad de los alumnos de los colegios en los que están matriculados no han ido a clase los últimos días por el temor de sus padres a que sean atacados. En el C.P.I. da Ribeira, en Torneiros, el barrio de O Porriño donde se concentra la mayoría de los zamoranos, la actividad es prácticamente nula. La Consellería de Educación ha puesto en conocimiento de la Fiscalía estas ausencias por si de las mismas puede derivarse algún delito.

Pasado delictivo

Todos estos hechos han rescatado del olvido las sombras del personaje de Sinaí Giménez. Con independencia de la mayor o menor gracia de aquel vídeo electoral en el que se comparaba con Obama, o de otros episodios anecdóticos como el desnudo de una de las candidatas de su lista en la portada de 'Interviú', el príncipe de los gitanos es sobradamente conocido por un largo historial de conflictos turbios nunca totalmente aclarados.

Como el destierro de los zamoranos, pero también como la irrupción en su casa de un guardia civil armado, igualmente en 2014, para exigir el pago de una presunta deuda. O los posteriores altercados que provocaron los suyos en las puertas del juzgado, donde incluso agredieron al abogado del agente.

Amante de los coches de lujo, dispone de personal de seguridad y hasta presume de contar con un jardinero payo

A sus 33 años, Sinaí ostenta título real en su condición de hijo del llamado rey Olegario, alias Morón. Amante de los coches de lujo, dispone de personal de seguridad en su 'casa real' y hasta presume de contar con un “jardinero payo”. Su actividad social es notoria. Preside la Sociedad Gitana de Galicia y es secretario general de la Confederación de la Asamblea Nacional del Pueblo Gitano, liderada por Juan José Cortés.

Regenta la empresa Cash Converty, con tiendas de compraventa de objetos usados, telefonía móvil y oro, pero sobre todo ejerce una desbordante autoridad, limítrofe con el pánico, en la comunidad gitana de Galicia, muy especialmente en la provincia de Pontevedra. Es el jefe de los morones.

Morones y zamoranos

Enfrente de los morones están los zamoranos, así llamados por su origen, aunque están afincados en Galicia desde hace hasta tres generaciones. Los zamoranos reivindican su libertad para trabajar fuera de la cooperativa de ambulantes controlada por Sinaí, pero el príncipe no da su brazo a torcer. El año pasado, el enfrentamiento terminó para ellos de la peor manera: un buen día de de noviembre dejaron atrás sus medios de vida -y en el caso de los niños, sus colegios- y abandonaron sus casas despavoridos, ante las amenazas del clan rival. El destierro acabó dos meses después tras la mediación del fiscal jefe de Galicia, Carlos Varela, y a pocos meses de una campaña electoral para la que no convenía una imagen violenta.

La intervención de la Fiscalía en el caso del destierro no se tradujo en ningún cargo contra Sinaí, del mismo modo que son escasísimas las voces políticas que ahora acompañan a la alcaldesa de Porriño en su denuncia de los hechos. Fuentes policiales aseguran que la investigación del tiroteo del pasado jueves avanza y reclaman paciencia. Los agredidos, mientras, no solo padecen el pánico a los ataques del clan rival o la angustia por la pérdida de su fuente de ingresos; entre ellos también crece la rabia por lo que consideran un trato de favor al príncipe gitano. “Es una investigación muy compleja sobre un delito muy grave, de los más graves del Código Penal”, se defiende la policía.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios