Barcelona mira a Europa, y no a Madrid, para crear un gran 'hub' de 'startups'
  1. España
  2. El Confidente

Barcelona mira a Europa, y no a Madrid, para crear un gran 'hub' de 'startups'

El emblemático edificio del Palau de Mar de Barcelona se transformará en mayo en una "casa de emprendedores". La idea se desmarca del Campus Madrid impulsado por Google

placeholder Foto: El edificio del Palau de Mar, en el Port Vell barcelonés. (Foto: Oficinas Palau de Mar)
El edificio del Palau de Mar, en el Port Vell barcelonés. (Foto: Oficinas Palau de Mar)

Más de 10.000 metros cuadrados de espacio y 50 empresas. Es el proyecto que un grupo de inversores y emprendedores han ideado en Barcelona para crear en el edificio de Palau de Mar una gran 'casa de startups' que ponga el nombre de la ciudad en el mapa europeo del emprendimiento. La iniciativa, conocida como Barcelona Tech City (antes Ecommerce & Tech Barcelona), lleva en marcha desde 2013, pero el próximo mayo contará con nueva sede corporativa y estrategia. Y su idea está muy clara: distanciarse del modelo del Google Campus de Madrid y mirar a Europa para crecer.

Impulsada por algunos de los emprendedores e inversores más reconocidos de Barcelona, como Miguel Vicente (cofundador de LetsBonus y Wallapop), Lucas Carné (cofundador de Privalia), Mauricio Prieto (cofundador de eDreams) o Carlos Trench (Caixa Capital Risc), Barcelona Tech City pretende convertirse en el mayor centro de emprendedores de España y uno de los mayores de Europa.

La iniciativa contaba ya con el apoyo del ayuntamiento de la ciudad, la Generalitat, la escuela de negocios Esade o CaixaBank, entre otros, y sumaba 230 miembros de más de 300 empresas del sector tecnológico. Ahora, con la nueva sede y estrategia, busca desmarcarse del Google Campus de Madrid para seguir la línea de comunidades de emprendedores como el Factory de Berlín, que cuenta con financiación de Google, pero es un proyecto independiente del buscador.

Fuentes cercanas al proyecto consultadas por este diario consideran un error depender de multinacionales como Google para crear un centro potente de 'startups'. Al final es Google, y no la ciudad ni sus emprendedores, quien ve reforzada su marca. Para construir un Silicon Valley local, aseguran estas fuentes, no se puede depender solo de Google. Son los propios emprendedores quienes deben unir fuerzas y competir a nivel europeo y mundial.

Dicho y hecho. En el Palau de Mar del Port Vell barcelonés se asentarán 50 'startups' en diferentes fases de madurez. Tendrán que pagar entre 75 y 300 euros al año por asentarse allí y tener acceso a mentores y colegas de profesión. Nombres ahora desconocidos para el gran público como Deliberry, Washrocks o CornerJob intentarán convertirse en el próximo Wallapop, LetsBonus o Privalia. Frente a la dependencia de Google del Campus Madrid, Barcelona apuesta por el "todos a una". El tiempo dirá qué estrategia funciona mejor.

Startup Barcelona Madrid Noticias de Europa E-commerce