A Fainé no le gustaron las memorias de Vilarasau

Al presidente de CaixaBank, Isidre Fainé, no le han gustado las memorias de su predecesor, Josep Vilarasau, según han señalado fuentes conocedoras de los entresijos

Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Al presidente de CaixaBank, Isidre Fainé, no le han gustado las memorias de su predecesor, Josep Vilarasau, según han señalado fuentes conocedoras de los entresijos de la entidad de ahorro.

    Vilarasau publicó sus memorias en 2012. En ellas repasó su trayectoria como director general y hombre fuerte de La Caixa durante 27 años, convirtiendo esta caja de ahorros en uno de los primeros grupos financieros de España. El nombre del libro fue Memorias. El extraño camino a La Caixa. El día de su presentación, el año pasado, Fainé excusó su presencia alegando que tenía un reunión. En realidad era una manera sutil y muy catalana de decirle a Vilarasau que el libro había sentado mal en la planta 23 de las torres negras.

    En algunos sectores ha sorprendido la contrariedad que ha provocado y más dado el contenido de las memorias en cuestión. Para quien no las haya leído, es como si alguien hubiera hecho una versión Disney de Garganta Profunda.

    Por ejemplo, según el libro nunca hubo problemas con Josep Borrell cuando este era secretario de Estado de Hacienda y el Gobierno socialista inició una auténtica cruzada contra La Caixa por las entonces denominadas primas únicas; nunca hubo tensiones con el entonces presidente de la Generalitat, Jordi Pujol; jamás Artur Mas desafió a Vilarasau como conseller de Economía de la época para que no tuviera dos directores generales adjuntos; y tampoco existió nunca una rivalidad entre estos dos cargos para sucederle, que entonces estaban ocupados por el actual presidente de Repsol, Antoni Brufau, y el propio Fainé. Además, nunca La Caixa rescató al Banco de Europa, que en la época era propiedad de Carles Ferrer Salat, casualmente primo hermano de Vilarasau. Vamos, unas memorias, blancas, blancas. Si en vez de Memorias Vilarasau las hubiera titulado Amnesia no habría faltado a la verdad.

    En tiempos en que las grandes compañías alteran su historia en Wikipedia, no sorprende la prodigiosa memoria selectiva del expresidente de La Caixa. El desagrado de Fainé, en cambio, sí. ¿Qué habría pasado sí Josep Vilarasau hubiera recordado en su páginas lo que muchos siguen rememorando en Barcelona?

    El Confidente
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios