¿Qué comunidades y municipios prohíben viajar? Estas son las restricciones de movilidad
  1. España
  2. Coronavirus
Mapa del cierre perimetral

¿Qué comunidades y municipios prohíben viajar? Estas son las restricciones de movilidad

La mayoría de las regiones permanecen cerradas después de Semana Santa, pero las limitaciones a escala provincial y municipal son distintas en cada territorio

placeholder Foto: Varios guardias civiles de tráfico, en un control de carretera. (EFE)
Varios guardias civiles de tráfico, en un control de carretera. (EFE)

España deja atrás las restricciones de movilidad acordadas para Semana Santa, pero la mayoría de las regiones del país siguen cerradas. Después de que Extremadura reculara, sólo la Comunidad de Madrid, Canarias y Baleares han levantado la prohibición de desplazarse a otras comunidades, pero cada una de ellas lo hará en condiciones distintas, pues las medidas de carácter provincial y municipal siguen dependiendo de las administraciones autonómicas. Bajo estas líneas se detallan las normativas que rigen actualmente en cada territorio y que siguen sujetas a modificaciones durante los próximos días:

Cataluña ha dado marcha atrás al volver al cierre comarcal, dada la creciente presión hospitalaria. La comunidad en su conjunto permanece cerrada y, desde el pasado 9 de abril, tampoco se puede viajar entre comarcas, ni siquiera aunque quienes realicen los desplazamientos pertenezcan a una misma unidad de convivencia. No hay cambios en cuanto a la limitación de circulación nocturna, que permanece entre las 22:00 y las 6:00. Las reuniones están limitadas a seis personas, salvo que se trate de convivientes, y en los bares y restaurantes —que pueden abrir en un horario continuo de 7:30 a 17:00— no pueden coincidir más de cuatro.

La Comunidad Valenciana prorrogará su cierre perimetral hasta el final del estado de alarma. Desde hace varias semanas, ya no pesan limitaciones de movilidad durante los fines de semana y festivos sobre las ciudades con 50.000 habitantes. El toque de queda se mantiene de 22:00 a 6:00. Por lo demás, la Generalitat ha acordado aliviar algunas restricciones, como por ejemplo ampliar de cuatro a seis el número de personas permitidas en espacios públicos y de uno a dos los núcleos familiares que pueden reunirse en el ámbito privado.

La Rioja mantiene el cierre perimetral de la comunidad de forma indefinida, pero se permite la movilidad entre los municipios que estén en buena situación epidemiológica. No así en las localidades con más de 3.000 habitantes donde la evolución de los contagios sea preocupante. En virtud de estos parámetros, permanecen cerradas dos ciudades: Pradejón y Cervera, incluido el barrio de Valverde. El toque de queda rige de 23:00 a 5:00 en todo el territorio y las reuniones sociales pueden congregar a un máximo de seis personas, con carácter general, aunque dependerá del nivel de alerta de cada territorio.

La Junta de Extremadura mantiene, finalmente, el cierre de la región después de Semana Santa y ha acordado, además, perimetrar —desde el 15 de abril y durante, al menos 14 días— varios municipios donde la incidencia supera los 500 casos por cada 100.000 habitantes: Salvatierra de los Barros, Malpartida de Cáceres, Zarza de Granadilla y Madroñera. Esta medida ya pesaba sobre Guareña, donde se mantendrá, pero decaerá en Herrera del Duque, donde se aprecia una mejoría de los indicadores. Por el momento no hay cambios respecto al toque de queda, que rige de 23:00 a 6:00 y sigue el máximo de cuatro personas fijado para las reuniones en interiores.

Galicia prosigue con su plan de deteminar restricciones en función del nivel de riesgo de cada municipio. Ello supone que, por norma general, se permite la movilidad entre los concellos con la misma situación epidemiológica. En los que presentan una incidencia acumulada por encima de 500 casos por cada 100.000 habitantes se considera que hay riesgo extremo y no se permite la movilidad, mientras que en los niveles alto, medio y medio-bajo los ciudadanos pueden desplazarse a otras localidades, salvo a las que se encuentren en alerta máximo. Eso sí, varían otro tipo de restricciones como los horarios de la hostelería o el número de personas que pueden reunirse. Sólo tres municipios se encuentran en el nivel máximo de restricciones y, por tanto, no permiten los desplazamientos: A Pobra, O Grove y Carballeda. El cierre de la comunidad en su conjunto sigue vigente, mientras que el toque de queda pasa a comenzar a las 23:00.

Andalucía ha endurecido sus medidas en todos los distritos sanitarios que superen el nivel 3 de alerta. El cierre perimetral de la comunidad, el de sus ocho provincias y el de los municipios cuya incidencia acumulada supere los 500 casos por cada 100.000 habitantes se alargará hasta el 23 de abril, como muy pronto. De momento, son 98 localidades andaluzas las que no permiten la movilidad y en 33 de ellas se prohíbe, además, cualquier actividad no esencial. El toque de queda se mantiene de 23:00 a 06:00 en el conjunto de la región. Además, en Sevilla, Córdoba, Granada y Almería la hostelería y los servicios esenciales tendrán que cerrar a las 20:00, mientras que en Cádiz, Huelva, Jaén y Málaga podrán seguir haciéndolo a las 22:30, como hasta ahora.

La Junta de Castilla y León impone el cierre en la región hasta que finalice el estado de alarma. No hay limitaciones a la movilidad interna, pero el Gobierno castellanoleonés sí que ha acordado ha acordado el cierre del interior de bares, restaurantes y salas de juego en cinco capitales de provincia (Soria, Segovia, Valladolid, Burgos y Palencia) y otros 16 municipios con una incidencia superior a 150 casos por cada 100.000 habitantes. El toque de queda entra en vigor a las 22:00 y acaba a las 6:00. El máximo de personas que pueden reunirse es de cuatro.

La vecina Castilla-La Mancha mantendrá el cierre de la comunidad de forma indefinida, pero desde hace semanas ya no pesan limitaciones de entrada y salida sobre sus municipios. El toque de queda se retrasa a las 00:00 desde el 10 de abril y los establecimientos de hostelería podrán cerrar a las 23:00. Respecto a la ocupación de bares y restaurantes, se mantiene el criterio anterior, según el cual los establecimientos tienen un aforo del 50% en el interior y del 75% en las terrazas en aquellos lugares donde no existe un alto riesgo de transmisión. En localidades con mayor incidencia, como Cuenca, se ha decretado el cierre del interior de los locales.

La Comunidad de Madrid ha recuperado la situación previa al puente de San José, de tal forma que vuelve a estar abierta. No obstante, sigue con su plan de restricciones "quirúrgicas" por zonas básicas de salud. La prohibición de desplazarse a otros lugare de la región pesa sobre 17 áreas y tres localidades: las últimas en sumarse a la lista son las zonas básicas de salud de Castelló, en el distrito de Salamanca; y Eloy Gonzalo, en el de Chamberí, al tiempo que a partir del 19 de abril salen Vicálvaro-Artilleros (Vicálvaro) y Alamada de Osuna (Barajas). El toque de queda se mantiene a las 23:00 en toda la región y también se permite que la hostelería cierre a esta misma hora, aunque sólo puede recibir clientes hasta las 22:00.

La Región de Murcia sigue sin fecha de apertura en el horizonte y mantiene cerrada, además, la localidad de Puerto Lumbreras por situarse en nivel extremo de riesgo. De esta categoría sale Torre Pacheco, uno de los municipios más poblados de la comunidad. Por lo demás, se permite la movilidad territorial dentro de los límites de la comunidad en el resto de ciudades. El toque de queda, que hasta ahora estaba vigente de 22:00 a 6:00, independientemente del riesgo que tenga cada territorio, se retrasa a las 23:00. Lo que no varía es la limitación de cuatro personas en los encuentros sociales.

El Gobierno de Aragón alargará el cierre perimetral de la comunidad hasta el 9 de mayo. Hasta la misma fecha durará el confinamiento en las localidades de Tarazona, Cuarte de Huerva, Fraga y en la comarca de La Litera. En estos territorios se decreta, además, el cierre de las actividades no esenciales a las 20:00 horas, se limitan las agrupaciones de personas a cuatro, tanto en el ámbito público como en el privado, y se establece el aforo en hostelería al 75% en las terrazas y al 30% el interior. En el resto de la región, el toque de queda se mantiene de 23:00 a 6:00.

País Vasco impide los viajes fuera de la comunidad autónoma hasta que acabe el estado de alarma y ha fijado un 'termómetro' para evaluar qué territorios deben extremar las precauciones. Todas aquellas localidades con más de 5.000 habitantes y una tasa de incidencia superior a 400 casos por cada 100.000 personas deben cerrar, con la única excepción de desplazarse a municipios colindantes para la realización de compras y actividades físicas al aire libre. También las menores de 5.000 habitantes que tengan parámetros equivalentes. El territorio histórico de Guipúzcoa se ha sumado a la limitación perimetral que ya pesaba sobre la provincia de Álava en su conjunto. Hay 28 municipios vascos donde sólo se puede entrar o salir por causas justificadas: Bilbao, Arrasate/Mondragón, Beasain, Ermua, Lazkao, Legazpi, Lezo, Oiartzun, Ondarroa, Oñati, Ordizia, Tolosa, Urretxu, Vitoria-Gasteiz, Zumarraga, Berriatua, Berriz, Elciego, Idiazabal, Iruña, Oka/Iruña de Oca, Labastida/Bastida, Legutio, Ormaiztegi, Segura, Zaldibar, Zaldibia y Zegama.

En el caso de Navarra, el Tribunal Superior de Justicia ha autorizado la orden foral que prorroga hasta el 22 de abril el cierre perimetral y las últimas medidas adoptadas que afectan a hostelería, límites de aforo y movilidad. Además, el Gobierno de Navarra ha aprobado nuevas medidas extraordinarias, que incluyen la prohibición de desplazarse en los municipios de Arbizu, Etxarri Aranatz, Lodosa y Villafranca, que se sueman a Milagro, Arguedas y Cadreita. El toque de queda sigue siendo de 23:00 a 6:00, pero bares y tiendas deben cerrar antes de las 21:00, aunque los pedidos a domicilio se pueden efectuar hasta las 22:30.

El Principado de Asturias prosigue su plan una vez pasada la Semana Santa, período que el presidente, Adrián Barbón, considera de mayor riesgo. La comunidad sigue cerrada, así como todos los concejos que sobrepasen determinados umbrales de incidencia fijados en función del tamaño poblacional. Mieres y Langreo son los únicos que siguen en máximo nivel de alerta y, por tanto, no permiten los desplazamientos. El toque de queda (anteriormente de 22:00 a 6:00) se ha retrasado hasta las 23:00 y los horarios de la hostelería se han flexibilizado.

Cantabria ha endurecido sus restricciones, aunque hay pocos cambios respecto a la movilidad. Tras la bajada de la incidencia acumulada en las semanas previas a Semana Santa, el Gobierno presidido por Miguel Ángel Revilla levantó los confinamientos municipales de Laredo, Colindres, Polanco y Santa María de Cayón. Eso sí, el de la comunidad se mantendrá hasta el próximo 9 de mayo, como mínimo, fecha para la que también se fija el horizonte del toque de queda de 23:00 a 6:00. Los bares y restaurantes tienen que volver a prescindir de su servicio en interiores y la limitación de personas que pueden reunirse en espacios públicos se reduce a cuatro personas.

Las islas exigen test a los viajeros

Canarias y Baleares fueron las únicas regiones con total libertad para establecer su plan navideño dadas sus particularidades territoriales y han seguido la misma lógica en Semana Santa. Una vez pasadas estas fechas, han recuperado el protocolo de exigir pruebas a los viajeros que contemplaban anteriormente.

Canarias permite la entrada de viajeros de otros puntos desde el 9 de abril. Toda persona que lo haga, excepto los menores de seis años, deberá contar con un test negativo realizado en las 72 horas previas, al menos, hasta que acabe el estado de alarma. En cuanto a la movilidad interna, siguen prohibidas las entradas y salidas en Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura, que están desde el 22 de marzo en nivel 3 de riesgo epidemiológico. El color rojo del semáforo también implica toque de queda de 22:00 a 6:00 y limitación de cuatro personas en las reuniones sociales. En este mismo estadio ya estuvieron durante más de un mes Lanzarote y La Graciosa, que ahora se encuentran en nivel 2, con un toque de queda de 23:00 a 6:00 y seis personas como máximo en los encuentros entre no convivientes. La Palma, La Gomera y El HIerro están en nivel 1, en el cual no se limita la movilidad nocturna y los grupos pueden ser de hasta 10 personas. En Semana Santa, los canarios tendrán que presentar un test negativo para poder desplazarse a otras islas.

Baleares levantó el cierre perimetral de Semana Santa un poco más tarde, el 12 de abril. Por tanto, los viajeros nacionales e internacionales pueden viajar de nuevo a las islas sin necesidad de justificar su viaje, con la única condición de presentar una PCR negativa. Se permiten, también, las reuniones en domicilios con seis persnas procedentes de dos núcleos de convivencia, como máximo. El toque de queda permanece como hasta ahora: de 22:00 a 6:00. Por lo demás, se aplican distintas medidas en función de la situación epidemiológica de cada territorio: Mallorca e ibiza seguirán en nivel 2 de alerta sanitaria, lo que implica que bares y restaurantes pueden abrir las terrazas al 50%, entre otras consideraciones; mientras que Menorca y Formentera estarán en nivel 1, en el que las terrazas admiten a un 100% de los clientes.

En cuanto a las ciudades autónomas, Ceuta mantiene de forma indefinida las restricciones de viajes a la Península y el cierre de la frontera con Marruecos, al tiempo que fija un toque de queda de 22:00 a 6:00 y limita a cuatro el número máximo de personas que pueden reunirse. El confinamiento perimetral de Melilla también se alarga sin fecha límite a la vista, con lo cual se requiere justificación a la hora de entrar o salir de la ciudad en barco o en avión. El toque de queda es de 22:00 a 6:00 y el máximo de personas que pueden juntarse también es de cuatro.

Coronavirus
El redactor recomienda