El 'destete' en directo: cuando los pacientes del covid-19 intubados respiran solos de nuevo
  1. España
  2. Coronavirus
DESDE DENTRO DE UNA UCI

El 'destete' en directo: cuando los pacientes del covid-19 intubados respiran solos de nuevo

El Confidencial accede a la UCI del hospital Isabel Zendal para contemplar el proceso en que un enfermo crítico vuelve a utilizar sus pulmones tras depender varios días de un respirador

placeholder Foto: El doctor Pujol estudia la respiración de un paciente crítico tras su destete. (Pablo G. Sacristán)
El doctor Pujol estudia la respiración de un paciente crítico tras su destete. (Pablo G. Sacristán)

Respirar parece una tarea sencilla hasta que el coronavirus SARS-CoV-2 se interpone entre el oxígeno y nuestros pulmones. Para muchos pacientes con neumonías bilaterales graves, llega un momento en el que el respirador se vuelve inevitable. De repente, una máquina empieza a respirar por ellos durante muchos días hasta que, con suerte, en algún momento vuelven a usar sus propios pulmones en un momento clave que los médicos conocen como 'el destete'.

El Confidencial ha accedido a la unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital Isabel Zendal de Madrid para observar de primera mano este 'milagro moderno' de la medicina, acompañando a los doctores y fisioterapeutas que siguen el día a día de los pacientes críticos.

placeholder La labor de los fisios es clave en la recuperación de pacientes críticos. (Pablo G. Sacristán)
La labor de los fisios es clave en la recuperación de pacientes críticos. (Pablo G. Sacristán)

Aunque el hospital, inaugurado a principios de diciembre, estaba pensado para acoger a pacientes leves de covid-19, el aumento de hospitalizaciones de comienzos de año los ha obligado a ampliar las plazas UCI de 12 a 27 camas.

Los protagonistas de este 'destete' suelen ser pacientes de larga estancia o que, entre medias, han sufrido complicaciones paralelas como una infección de bacterias resistentes a los antibióticos. Se trata de ir desconectando cada vez más el apoyo al respirador para que los pulmones vayan reactivándose de manera autónoma. El proceso es sumamente lento, ya que incluye también el delicado proceso de ir cerrando la traqueotomía y preparar la musculatura respiratoria de los pacientes, que en muchos casos ha estado semanas bajo mínimos.

"Este paciente lleva mucho tiempo con nosotros y actualmente está en la fase de destete", explica el doctor Ignacio Pujol, jefe de la UCI del hospital mientras ausculta a un hombre de mediana edad semiconsciente. "Está en una modalidad respiratoria muy sencilla, él hace todos los estímulos respiratorios y el respirador va aportando un poquito de presión, y en cuanto espabile un poco más será él el que vaya haciéndolo con oxígeno ambiente". El hombre, uno de los pacientes más veteranos del Zendal, lleva 31 días en la UCI.

"Cada día entubado en la UCI corresponde a dos días de recuperación fuera", indica Pujol, que durante la primera ola estuvo destinado en el hospital de campaña de Ifema. "Es decir, pacientes que lleven una media de 30 días dentro luego necesitarán en torno a 60 para volver a tener una vida normal a niveles físico, respiratorio y muscular".

placeholder El anestesiólogo Alberto Balvis, en una de las UCI del Zendal. (Pablo G. Sacristán)
El anestesiólogo Alberto Balvis, en una de las UCI del Zendal. (Pablo G. Sacristán)

Además de los médicos, los fisioterapeutas tienen un papel clave dentro de las UCI. Los pulmones, arrasados por la reacción inflamatoria que el covid-19 provoca en ellos, son un blanco fácil para infecciones. Por ello es necesario realizar ejercicios que estimulen el drenaje, eliminen las secreciones y mejoren la elasticidad del tejido pulmonar y la pleura, la membrana que los recubre y conecta al tórax. Todo ello se hace ajustando diferentes parámetros para que el paciente no sufra durante esos ejercicios.

"Hay dos cosas que tenemos que hacer: por un lado bajar el apoyo del respirador y por otro bajar la cantidad de oxígeno que le administramos", indica Alberto Balvis, anestesiólogo, mientras se ajusta el EPI. "Así podemos encontrar una situación ideal de no dependencia de la máquina; en estos pacientes de covid el proceso se retrasa algo más que en una neumonía normal, ya que el pulmón está más dañado".

placeholder Una enfermera acompaña a un paciente en el Zendal. (Pablo G. Sacristán)
Una enfermera acompaña a un paciente en el Zendal. (Pablo G. Sacristán)

Cada paciente inmerso en esta 'traqueotomía inversa' sufre mucho para volver a respirar, siente dolor y miedo. Por tanto, este nuevo aprendizaje a la respiración debe hacerse acompañado de sedación, para evitar que sienta incomodidad al hacerlo. Solo así se logra volver a realizar algo como expandir los pulmones, que desde fuera parece innato e intuitivo pero que para los pacientes graves de covid-19 se vuelve, un día, sencillamente imposible.

Respirar parece una tarea sencilla hasta que el coronavirus SARS-CoV-2 se interpone entre el oxígeno y nuestros pulmones. Para muchos pacientes con neumonías bilaterales graves, llega un momento en el que el respirador se vuelve inevitable. De repente, una máquina empieza a respirar por ellos durante muchos días hasta que, con suerte, en algún momento vuelven a usar sus propios pulmones en un momento clave que los médicos conocen como 'el destete'.

Pandemia Coronavirus Hospitales
El redactor recomienda