Madrid realizará test rápidos de antígenos en zonas con restricciones, empezando por Puente de Vallecas
  1. España
  2. Coronavirus
más test para atención primaria

Madrid realizará test rápidos de antígenos en zonas con restricciones, empezando por Puente de Vallecas

Un millón de pruebas rápidas para diagnosticar el coronavirus irán destinadas a las 45 zonas básicas de salud con restricciones, con el distrito de Puente de Vallecas como primera parada

Foto: Dos mujeres con mascarilla pasan por un mural (REUTERS)
Dos mujeres con mascarilla pasan por un mural (REUTERS)

La Comunidad de Madrid iniciará a principios de la semana que viene rondas de test rápidos de antígenos a los vecinos de las 45 zonas sanitarias sometidas a restricciones de movilidad, comenzando en el distrito madrileño de Puente de Vallecas, el área de la región más afectada por la pandemia. Según indicó este viernes, 25 de septiembre, el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, la comunidad ya cuenta con cinco millones de unidades de estos test rápidos, por lo que aproximadamente un millón de ellos se destinarán a los habitantes de las zonas básicas de salud que están 'confinadas' y próximamente empezarán a utilizarse otra parte de ellos en Atención Primaria.

Asimismo, Zapatero ha anunciado que, a partir del lunes, ocho nuevas áreas se sumarán a las 37 que desde el 21 de septiembre ya estaban sujetas a las limitaciones de movilidad, por lo que habrá 45 zonas en total de cuyo perímetro no se podrá salir ni entrar salvo para realizar actividades imprescindibles como ir a trabajar, al colegio o al médico. El distrito madrileño de Puente de Vallecas concentra once de esas zonas y será allí donde empiecen los test rápidos, que seguirán "posteriormente y de manera continuada" en los demás lugares con estas medidas de restricción de la movilidad.

Foto: Homenaje a Fernando Simón en el madrileño barrio de Lavapiés. (EFE)

Zapatero ha explicado que quedarán excluidos de esta intervención los espacios que siguen otra estrategia de diagnóstico, como residencias, colegios o albergues, así como las personas que ya hayan pasado el covid-19. Con este fin, la Consejería de Sanidad ha solicitado a los ayuntamientos implicados sus padrones municipales, para cotejarlos con los datos de Salud Pública y excluir de las pruebas a quienes hayan superado la enfermedad.

Los vecinos llamados a hacerse la prueba serán citados indicando el día y franja horaria en que deben acudir a los puntos de realización de los test. Estos contarán con un circuito de entrada y salida y una zona de espera con espacio suficiente para mantener la distancia de seguridad, ha señalado el viceconsejero. El objetivo de la Consejería es que cada dispositivo realice 1.000 pruebas diarias con los test rápidos de antígenos, que dan el resultado en 15 minutos y muestran una correlación con la PCR prácticamente del 100% en los primeros cinco días de evolución de la enfermedad, por lo que supondrán "un antes y un después en la capacidad diagnóstica". Estas pruebas ya se han usado "con éxito" en las Urgencias hospitalarias y próximamente llegarán a la Atención Primaria, de modo que "van a permitir reducir la presión asistencial" en los centros de salud, ha augurado Zapatero.

Coronavirus
El redactor recomienda