Siete denunciados en Pontevedra por montar una fiesta ilegal en un bar
  1. España
  2. Coronavirus
SE ENFRENTAN A 600 EUROS DE MULTA CADA UNO

Siete denunciados en Pontevedra por montar una fiesta ilegal en un bar

Los vecinos alertaron a las fuerzas de seguridad, que confirmaron que, pese a encontrarse el local cerrado, en su interior había varias personas reunidas

Foto: Galicia entraba este lunes 25 de mayo en la fase 2 de la desescalada (EFE/Salvador Sas)
Galicia entraba este lunes 25 de mayo en la fase 2 de la desescalada (EFE/Salvador Sas)

Galicia, al igual que la mitad de España, entraba este lunes 25 de mayo en la fase 2 de la desescalada por el coronavirus, un nuevo avance que permite que millones de personas ya puedan salir a la calle casi con total libertad, aunque manteniendo la distancia social y respetando las horas de salida que se han decretado para los mayores: de 10 a 12 de la mañana y de 7 a 8 de la tarde.

Sin embargo, hay quien no puede esperar para reunirse con sus amigos en el interior de los bares, algo que no está permitido siquiera en esta fase dos. Así, la Policía Local de Pontevedra y agentes de la Policía Nacional tenían que actuar este sábado para desmantelar una fiesta privada en un establecimiento de hostelería de la calle Andrés Mellado de la capital pontevedresa.

Foto: Miembros de la Guardia Civil realizan un control de tráfico. (EFE)

Los vecinos habían alertado de que, a pesar de estar cerrado de cara al público, había ruidos procedentes del interior del local. Los agentes no tenían claro si se trataba de un caso de robo o bien eran los propios propietarios del establecimiento los que se encontraban en el interior, por lo que acudieron a la llamada e investigaron qué estaba pasando.

Siete denunciados

Tal y como informa Diario de Pontevedra, al llegar a la zona, los policías se dieron cuenta de que, efectivamente, había movimiento en el interior del local, a pesar de que permanecía cerrado al público. Cuando accedieron encontraron a siete individuos que se encontraban charlando animadamente y contra quienes se formularon otras tantas denuncias.

Los siete denunciados se enfrentan a una multa mínima de 600 euros cada uno por saltarse el confinamiento obligatorio

Las siete personas fueron propuestas para una sanción mínima de 600 euros, algo que consideraron excesivo ante los propios agentes. Sin embargo, es la multa que lleva aparejado el hecho de saltarse el confinamiento obligatorio durante el Estado de alarma que, además, prohibía expresamente la apertura de los establecimientos de hostelería hasta este lunes 25, permitiendo solamente las terrazas.

No es la primera operación de estas características que tiene lugar en Pontevedra en las últimas semanas. A principios de mayo, el propietario de una discoteca era multado por estar en compañía de otras cinco personas escuchando música y bebiendo alcohol, aunque él aseguró en su defensa que estaban haciendo obras en el local.

Coronavirus Multa Bares
El redactor recomienda