Fase 2 de desescalada: ¿qué se puede hacer y qué no desde este lunes en la mitad de España?
  1. España
  2. Coronavirus
Etapa intermedia del desconfinamiento

Fase 2 de desescalada: ¿qué se puede hacer y qué no desde este lunes en la mitad de España?

Unos 22 millones de habitantes entran este lunes en la fase 2, etapa a partir de la cual reabren los espacios culturales y se permiten los contactos sociales en grupos más amplios

Foto: Varios ciudadanos pasean por Córdoba. (EFE)
Varios ciudadanos pasean por Córdoba. (EFE)

Nuevo salto en la desescalada. Mientras que la Comunidad de Madrid, Barcelona y Castilla y León al completo entran este lunes en la fase 1, el 47% restante de la población estrena la fase 2, una etapa intermedia hacia la 'nueva normalidad' que contempla medidas de alivio como la reapertura de centros comerciales y espacios culturales o las salidas en grupos más amplios. Ya se conocían las líneas maestras de la hoja de ruta, pero las directrices concretas no se hicieron públicas hasta el pasado 16 de mayo, cuando la flexibilización de las restricciones quedó recogida en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

A las formas de relajar el confinamiento que se exponen bajo estas líneas se suma otra que se materializó el pasado viernes: la adopción de medidas propias de la fase 2 en los territorios con menos de 10.000 habitantes y una densidad de población inferior a 100 habitante por kilómetro cuadrado. Los habitantes de estos municipios podrán a salir a pasear, disfrutar del aire libre con los niños o hacer deporte sin necesidad de franjas horarias, al igual que ocurría hasta ahora en aquellos municipios con menos de 5.000, además de acudir al interior restaurantes —aún no a discotecas y bares de ocio— y mercadillos.

La fase 2 no ha hecho más que empezar, pero ya sobrevuelan las primeras dudas. ¿Qué se puede hacer y qué no? ¿Con cuántos amigos es posible reunirse? ¿Qué deportes se pueden practicar? Estas son todas las actividades que permite el Ministerio de Sanidad y las condiciones estipuladas hasta el momento:

Grupos más amplios y bodas

A partir de la fase 2 ya se permitirá el contacto social entre grupos de hasta 15 personas, siempre manteniendo la distancia social y las medidas de protección oportunas. Asimismo, se podrán celebrar bodas en todo tipo de instalaciones, con un aforo del 50% y sin superar los 100 invitados en espacios al aire libre o los 50 en espacios cerrados. Los velatorios también tendrán un límite de 25 personas en espacios al aire libre —mismo para entierros y cremaciones— o 15 en espacios cerrados. En los lugares de culto, donde hasta la anterior etapa se permitía un tercio del aforo, la limitación será ahora de la mitad.

Las comunidades autónomas y las ciudades autónomas podrán permitir en su ámbito territorial la realización de visitas a los residentes de viviendas tuteladas, centros residenciales de personas con discapacidad y centros residenciales de personas mayores, así como los paseos por parte de los residentes. Aunque en un principio se reservaba a supuestos excepcionales la posibilidad de visitar a los mayores, el Ministerio de Sanidad ha eliminado las limitaciones y ha determinado que corresponderá a las administraciones regionales establecer las condiciones.

"En el caso de las residencias de personas mayores estas visitas se realizarán preferentemente en supuestos excepcionales, como el final de la vida o el alivio de descompensación neurocognitiva del residente", apunta Sanidad, y no se podrán llevar a cabo en los centros donde haya positivos por covid-19 o algún residente se encuentre en cuarentena.

Abren centros comerciales y restaurantes

Las novedades más significativas del período intermedio quizás sean las tocantes al comercio y la hostelería. Los centros y parques comerciales reabren más de dos meses después de decretarse el estado de alarma. Eso sí, con bastantes limitaciones: se prohíbe la permanencia en las zonas comunes o áreas recreativas, el aforo estará limitado al 40% y se establecerá un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años. En los mercadillos al aire libre se amplía la capacidad de puestos a un tercio de los habituales, al tiempo que vuelven las autoescuelas y academias privadas, siempre con las medidas de distanciamiento e higiene oportunas.

Foto: Benalmádena, en la Costa del Sol. (Reuters)

Los restaurantes dejarán entrar a clientes en su interior, si bien no se podrá consumir en la barra —sólo en mesa— y el aforo estará limitado a un tercio, de manera que haya separación suficiente entre los clientes. Todavía no abrirán las discotecas ni los bares nocturnos. Sí lo harán las zonas comunes de los hoteles y alojamientos turísticos —donde ya estaba permitido alojarse desde la fase 1— con un tercio de la capacidad habitual y las mismas restricciones que en el sector de la restauración cuando se trate de restaurantes o cafeterías.

Regreso a cines y teatros

La cultura recupera poco a poco su espacio. A las bibliotecas y museos se suman en esta fase los cines, teatros y auditorios, que abrirán al público con butaca asignada previamente y limitación de un tercio del aforo. Idéntica condición tendrán las salas de exposiciones, conferencias y de tipo multiuso —a las que se exigirá además que controlen las aglomeraciones—. Los espectáculos culturales deberán acoger a menos de 50 personas en lugares cerrados y a menos de 400 al aire libre, siempre y cuando sea con el público sentado y manteniendo la distancia suficiente.

Bajo el mismo criterio, se permite el regreso de seminarios científicos, restringidos a 50 participantes, que deberán estar a más de dos metros de distancia y cumplir los protocolos de seguridad establecidos por Sanidad; y la apertura de las residencias para investigadores, supeditada a las mismas condiciones que los establecimientos hoteleros. El turismo activo y de naturaleza ya se permitía en grupos limitados durante la fase 1, pero ahora se abre a un mayor número de personas.

En las bibliotecas se podrán hacer consultas en sala siempre que no se supere un tercio del aforo autorizado y usar los ordenadores destinados a los usuarios. No obstante, las salas infantiles y las colecciones de libre acceso permanecerán cerradas.

EBAU y programas de refuerzo

El ámbito educativo también espera importantes novedades. Si todo marcha según lo previsto, volverá la EBAU o EvAU, antigua Selectividad, de tal manera que los alumnos de segundo de Bachillerato que quieran acceder a la universidad podrán examinarse en la convocatoria ordinaria, prevista entre el 22 de junio y el 10 de julio. La aprobación de una nueva prórroga del estado de alarma permite que en la fase 2 se reanuden las clases, sin especificar que sea sólo para los alumnos de cuarto de la ESO y segundo de grado medio o superior, como estaba previsto en un principio. Todo ello si se cumplen los protocolos de distanciamiento interpersonal y demás medidas de prevención e higiene.

Durante este período podrán mantenerse las actividades educativas a través de las modalidades a distancia y 'online', cuando resulte posible y aunque no fuera esta la modalidad la establecida como forma específica de enseñanza en los centros. Aunque en anuncios anteriores se contemplaba la reapertura de los centros de educación especial y de los colegios infantiles para niños de hasta seis años, en el caso de que los progenitores acrediten que tienen que realizar un trabajo presencial sin posibilidad de flexibilización de horarios, las comunidades autónomas se han negado a que los más pequeños vuelvan a clase antes de septiembre por razones de seguridad.

Vuelta a piscinas y playas

Las piscinas recreativas podrán abrir al público con cita previa y un aforo máximo del 30% o el que permita cumplir con la distancia de seguridad. Además, se organizarán horarios por turnos, no se podrá hacer uso de las duchas de los vestuarios ni de las fuentes y las instalaciones deberán limpiarse, al menos, tres veces al día. También reabrirán las playas, donde se permitirá la práctica de actividades deportivas, profesionales o de recreo, siempre que se puedan desarrollar individualmente y sin contacto físico.

Las competiciones profesionales regresan, pero se parecerán poco a cómo eran antes de la emergencia sanitaria. Los partidos de LaLiga, la ACB o las carreras de MotoGP podrán celebrarse si las condiciones sanitarias lo permiten, pero el gran público sólo verá estos eventos por la tele, puesto que se celebrarán a puerta cerrada y únicamente se permitirá el acceso a los medios de comunicación encargados de su retransmisión. Los entrenamientos de los deportistas de élite podrán ser totales, aunque con un máximo de 14 personas, pero deberán seguir siendo básicos y de carácter individual para los que participen en ligas no profesionales federadas.

Foto: Javier Tebas, presidente de LaLiga. (Reuters)

A los deportistas no profesionales ya se les permite practicar actividades al aire libre con aforo limitado, en términos similares al ocio y la cultura: menos de 400 asistentes en los espacios abiertos, pero sentados y manteniendo la distancia suficiente. En los espacios cerrados, se podrá disputar encuentros sin público y sólo en el caso de deportes en los que no exista contacto o el riesgo de contagio sea bajo.

Los viajes en coche no cambian

Las condiciones para moverse en coche no cambian con respecto a la anterior fase, salvo por el hecho de que ahora es más amplia la lista de lugares a los que se puede acudir. Tal y como se llevaba haciendo hasta el momento, los habitantes de un domicilio podrán ocupar todos los asientos del mismo vehículo sin necesidad de usar mascarilla, mientras que si los interesados no viven juntos podrán viajar dos por cada fila y con mascarilla. Para ir en moto, podrán viajar dos personas en las circunstancias habituales si viven juntas, pero si viven en domicilios diferentes deberán llevar casco integral o mascarilla.

Viajar sin restricciones —aunque con normas de higiene y distanciamiento físico— no será posible hasta la 'nueva normalidad', etapa a la que el Gobierno espera llegar, como muy pronto, el 22 de junio. Cuando todo el país alcance ese estadio, finalizarán las limitaciones de movimiento, incluyendo la posibilidad de efectuar desplazamientos fuera de la provincia. Hasta entonces, únicamente podrán salir de su región quienes justifiquen motivos sanitarios, laborales, profesionales, empresariales o causas de fuerza mayor.

Coronavirus
El redactor recomienda