¿En qué fase de la desescalada abrirán las piscinas municipales? ¿Y las de las comunidades de vecinos?
  1. España
  2. Coronavirus
avance hacia la "nueva normalidad"

¿En qué fase de la desescalada abrirán las piscinas municipales? ¿Y las de las comunidades de vecinos?

A partir de la fase dos está permitido el baño recreativo en playas, piscinas municipales y en las pertenecientes a las comunidades de vecinos

Foto: Vista general de una piscina municipal. (EFE)
Vista general de una piscina municipal. (EFE)

El estado de alarma que se activó el pasado 14 de marzo se ha alargado hasta junio y esto conlleva un cambio en la climatología. Los españoles han pasado de taparse con el edredón durante los primeros días del confinamiento a dejar estampas de la Barceloneta copada de gente haciendo deporte al aire libre, paseando y tomando el sol mientras se preguntan si en algún momento el baño recreativo estará permitido en esta playa así como en las piscinas municipales y en las pertenecientes a las comunidades de vecinos.

En cuanto a las piscinas, el baño recreativo en ellas está regulado en el Boletín Oficial del Estado que hace referencia a la fase dos de la desescalada, publicado el 16 de mayo de 2020. Concretamente el Capítulo X estipula que en esta fase podrá procederse a la reapertura al público de las piscinas recreativas así como al uso de las playas. Eso sí, en las piscinas el aforo permitido será del 30% siempre que sea posible respetar la distancia de seguridad entre usuarios de dos metros. En caso contrario, tendrá que reducirse el aforo al porcentaje que permita dicho distanciamiento social.

Además de la limitación de aforo, para acudir a una piscina pública o perteneciente a una comunidad de vecinos, siempre de uso recreativo, se tendrá que concertar una cita previa. para ello, los gestores deberán organizar turnos, fuera de los cuales no se podrá permanecer dentro de la instalación.

Una vez se haya accedido a la instalación, cada usuario deberá permanecer dentro de una zona segura, es decir, mantenerse a sí mismo y a todas sus pertenecias (toalla, bolso, sombrilla, etc), dentro del perímetro de seguridad que le separe por, al menos dos metros, de otro usuario, así como tampoco se podrá hacer uso de los vestuarios ni de las fuentes de agua si las hay.

Las administraciones locales tendrán la palabra

Aunque se ha publicado ya la orden en el BOE que lo permite, la última palabra sobre las piscinas municipales la tendrán llegado el momento los organismos locales. Sin embargo, en Castilla-La Mancha el presidente Emiliano García-Page ya ha asegurado que desde su gobierno se va a permitir que se abran estos espacios "bajo condiciones de control y seguridad" así como también las de las comunidades de propietarios.

El presidente de Castilla-La Mancha ha animado a los ayuntamientos a abrir sus piscinas cuando sea posible y ha indicado que su gobierno preparará una legislación. Sin embargo, en Madrid no mantienen la misma idea, al menos a corto plazo. El alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, ha indicado en una entrevista concedida a Telemadrid que las piscinas municipales que dependen de su consistorio no abrirán sus puertas como mínimo hasta julio, pues por ahora "no se dan las circunstancias de prevención y seguridad para abrirlas".

En las comunidades de vecinos lo tendrán difícil

Tras la publicación de la normativa en el BOE el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas (Cgcafe) ha avisado de que cumplir con las condiciones exigidas será muy difícil para muchas comunidades de vecinos, pues la mayoría de estas no cuentan con un sistema de control de aforo ya que "no hay personal responsable a cargo de la instalación que pueda controlar o limitar el acceso de los propietarios y, en los casos que disponen de socorrista, su competencia se limita al control del vaso de la piscina".

Además recalcan que el sistema de cita previa no es sencillo de implementar, pues "la inmensa mayoría de comunidades de propietarios" carecen de recursos para contar con personal y tecnología que lo hagan posible. A esto,añaden, se suma que la competencia para regular es de la Junta General de Propietarios y todavía no están autorizadas las reuniones de las comunidades de propietarios,

Darse un baño en la playa

Los baños en la playa también podrán empezar a disfrutarse en la fase 2. En este caso, también deberán realizarse, como lo establecido para los paseos, evitando cualquier contacto físico con otros usuarios de la playa y manteniendo la distancia mínima de dos metros con otras personas ajenas a las de la unidad familiar o convivientes. Al igual que en las piscinas, los objetos que los bañistas lleven a la playa deberán estar debidamente separados de los de otros usuarios, es decir a dos metros.

En cuanto al deporte en la playa, el BOE establece que están permitidas tanto las prácticas profesionales como de recreo siempre y cuando se desarrollen de manera individual, sin contacto físico y permitiendo mantener la distancia mínima de dos metros entre los participantes.

Coronavirus
El redactor recomienda